lunes, 14 de enero de 2008

ÁNGEL GONZÁLEZ, 2

"Se mantuvo dentro del realismo con una gran dignidad, pero hace veinte años su obra poética empezó a declinar, porque su vida se hizo más difícil, ya que vivía solo en Madrid mientras su mujer desarrollaba su carrera profesional en Norteamérica. Eso provocó que su poesía decayese. Últimamente, se dejó manipular por gente de la que no merece la pena hablar y que se aprovecha de él".

* Declaraciones de ANTONIO GAMONEDA (La Vanguardia, 13 de enero del 2008) desde Narragonia, donde parece habitar ahora nuestro Premio Cervantes, con motivo de la muerte del poeta Ángel González.
.
.
Réplica de Almudena Grandes ("Ángel", El País, 21 de enero del 2008):
"... todo fue justo en la vida de un poeta leído, querido y admirado como muy pocos. Todo. Incluso el rencor torpe y envidioso de un mezquino cortesano litearrio que, al parecer, no ha tenido bastante ni siquiera con el Premio Cervantes".

2 comentarios:

Sergio B. Landrove. dijo...

A alguien más le leí/oí lo de "se dejó manipular" o "esa gente que lo traía y llevaba"...

¿Narragonia?

Podría explicarme más... Me pierdo.

Fernando Valls dijo...

Sólo puedo decirte que en el viaje que emprendió la nave de los locos el objetivo último era llegar a Narragonia, un país también conocido como Locagonia, situado en el Mar del Norte... Y a ver si alguien más pueda echarte una mano...