sábado, 5 de enero de 2008

DIEGO MUÑOZ VALENZUELA

"El escribano de los imbéciles"

A Gerson Volenski, que me dio la idea

Cumplió con celo sus deberes de escribano anotando escrupulosamente cada idiotez que sus amos pronunciaron. Una vida consagrada al deber sublime de registrar sus palabras lo enfrentó finalmente a una pirámide de pergaminos escritos con caligrafía ejemplar, iluminados con las más bellas ilustraciones imaginables. En un arranque de lucidez concluyó que no pasaba de ser una suma monumental de imbecilidades, y sin dar lugar a trepidaciones de última hora, arrojó un fósforo a la espesa masa de documentos. Un minuto después se arrojó a las llamas con una terrible carcajada.

"Necrofilia, uno"


La doctora se acercó libidinosa a la mesa de disecciones del Instituto Anatómico Forense. Voluptuosamente se desprendió de su delantal y quedó desnuda, hermosa y palpitante frente al cuerpo que descansaba sobre la mesa, cubierto con una sábana amarillenta. Verificó la etiqueta que colgaba de una de las manos exánimes y asintió satisfecha. Arrancó la manta y descubrió el cuerpo también desnudo del cadáver, provisto de un enorme sexo erecto. Lo bañó con vaselina y saltó sobre él con salvajismo. El olor a formol la excitaba cada vez más. Gemía como un animal embravecido. Junto con el feroz orgasmo, él regresó a la vida y clavó sus colmillos en la yugular de la legista. Y murieron y vivieron felices para siempre.




* El escritor chileno Diego Muñoz Valenzuela ha publicado varios volúmenes de cuentos y dos novelas. Su último libro de microrrelatos se titula De monstruos y bellezas (Mosquito, Santiago de Chile, 2007). Estas piezas de humor negro son inéditas.

* En la foto de Gemma Pellicer, hecha en una pizzería de Buenos Aires, el narrador Diego Muñoz Valenzuela aparece junto a la escritora chilena Virginia Vidal.

1 comentario:

Danhir Salomón dijo...

¡Vaya!
¡Qué lindo modo de hacerme reír esta noche!

¡Mis felicitaciones a Diego Muñoz Valenzuela!