sábado, 19 de enero de 2008

La narrativa española del 2007. Mis preferidos


.
1. Las mejores novelas: Crematorio (Anagrama), de Rafael Chirbes; Veneno y sombra y adiós (Alfaguara), de Javier Marías; La gloria de los niños (Alfaguara), de Luis Mateo Díez; y La ofensa (Seix Barral), de Ricardo Menéndez Salmón.

2. Los mejores libros de cuentos: Voces de humo (Páginas de Espuma), de Pablo Andrés Escapa; Exploradores del abismo (Anagrama), de Enrique Vila-Matas; La ciudad sentida (Alfaguara), de Manuel Longares; Trescientos días al sol (Xordica), de Ismael Grasa; Lugares comunes (Páginas de Espuma), de Irene Jiménez; y Gritar (Lengua de Trapo), de Ricardo Menéndez Salmón.

3. Los mejores libros de microrrelatos: La glorieta de los fugitivos (Páginas de Espuma), de José María Merino; y Portarrelatos (Ficticia), de José de la Colina. Me gustaría destacar también la labor acertada y pertinaz de editoriales como Thule y Páginas de Espuma.

4. Otros libros narrativos muy recomendables, de diversos géneros: El cuarto de al lado (Lumen), de Gustavo Martín Garzo; La lentitud del espía (Montesinos), de Alfons Cervera; Días de diario (Seix Barral), de Antonio Muñoz Molina; y Habíamos ganado la guerra (Bruguera), de Esther Tusquets.

5. Otras novelas de interés, que ningún buen aficionado a la lectura debería perderse: El corazón helado (Tusquets), de Almudena Grandes; El lugar sin culpa (Alfaguara), de José María Merino; Finalmusik (Anagrama), de Justo Navarro; Hoy, Júpiter (Tusquets), de Luis Landero; Los malos adioses (Siruela), de Iñaki Abad.

y 6. La más grata noticia literaria del año: la concesión del Premio de las Letras Españolas a Ana María Matute.

Quizás alguien se pregunte por qué otro balance más, por qué otra lista de libros, cuando ya ha habido tantas; pues, por la insatifascción y perplejidad que me producen la mayoría de las que han ido apareciendo, con la excepción de la de El Cultural, cuyos resultados son sensatos, aunque las opiniones particulares de alguno de sus críticos sonroje.

Podría decirse que el balance es una especie de examen anual que pasan los críticos, y está bien que así sea, en el que se pone de manifiesto su criterio, la capacidad de discernimiento y gusto. El paso del tiempo acreditará aciertos y desaciertos. Y aunque Juan Cruz apuntaba en su blog que “tampoco es necesario pensar que en las listas de los libros del año estén necesariamente los libros del año...”, a mí me parece que sí deberían estar; aunque para que tal cosa suceda, sea preciso preguntar a aquellos que conozcan la materia, a los que durante el año han leído un número suficiente de libros que les permita calibrarlos, compararlos para elegir con tino los mejores.

Recordar esto puede parecer una obviedad, pero no lo es desde el momento en que los medios, las editoriales y la crítica, a veces se mueven por mecanismos que nada tienen que ver con los de la lógica y el sentido común; de ahí que sea necesario recordarlo todos los años. En cualquier caso, el verdadero objetivo de estos balances no debería ser otro que el de volver a llamar la atención sobre alguno de los mejores títulos del año, para recomendarlo de nuevo a alguien que no haya podido leerlo todavía. Si esta selección le resultara útil a algún lector curioso, el objetivo principal lo habríamos alcanzado.

P.S. Como habrán observado, he dejado fuera de mi selección todos aquellos libros comerciales o de moda, con o sin premio, sean muy vendidos o poco, que no me parece que hayan alcanzado la excelencia literaria. De todas formas, quien desee una opinión más razonada y detallada, la encontrará en el Almanaque 2007 que la revista Ínsula sacará a primeros de marzo.

* El cuadro es de Marlene Dumas, Chlorosis (Love sick), 1994.

7 comentarios:

el llibreter dijo...

Es muy estimulante encontrar una selección con criterio que resuma un año intenso. También es muy gratificante que la mayoría de los libros que menciona hayan sido destacados por los libreros. Por curiosidad: ¿cuáles serían sus libros preferidos del 2007 en lengua española? Sin divisiones nacionales.

Aprovecho la ocasión para agradecerle que haya decidido abrir este blog.

Saludos cordiales.

Fernando Valls dijo...

La verdad es que no me atrevo a opinar sobre el conjunto de la narrativa en lengua española, no conozco suficientes libros como para emitir un juicio que sea mínimamente fiable.
Gracias por tu visita y por tus amables palabras.

juan cruz dijo...

Bienvenido, Fernando, y ijalá tengas muchos seguidores, curiosos, respetuosos, libres.

Fernando Valls dijo...

Gracias, Juan, y espero que se cumplan tus amables deseos.

Herman dijo...

Coincido plenamente con muchos de los títulos que indicas. Y me apunto los que no he leído aún.

Ya iba siendo hora de que en este país cicatero reconocieran a la inmensa Ana María Matute. Lo celebro por ella.

Un saludo afectuoso.

alba alpha dijo...

He tomado nota, habrá que leer más.
saludos
Alba

BACO dijo...

Debemos ser almas gemelas, en lo literario, digo, porque todo lo que me ha gustado en el 2007 lo has señalado y el resto me lo apunto porque seguro que no me defraudará.
Chirbes en primer lugar, y recuerdo su antológico ensayo sobre el cuadro "George Dyer en un espejo" de Francis Bacon o su extremadamente acertada reflexión sobre la literatura actual en su "Novelista Perplejo".Bravo.