domingo, 6 de enero de 2008

Boquitas pintadas

"La culpa de nuestra subordinación, querido Bruto, no está en nuestras estrellas, sino en nosotros mismos".
SHAKESPEARE, Julio César

"La cultura oriental y la occidental no son diferentes; es una misma cosa con distintas caras. Lo que une a los pueblos no es la política, sino el sonido del corazón, la música de los cuerpos".
ORHAN PAMUK

"El humanismo corresponde a la cultura impresa, al libro. El posthumanismo a la cultura audiovisual, a la pantalla".
PETER SLOTERDIJK

El patriotismo "no ha consistido nunca en otra cosa que en la autocomplacencia de ser de los nuestros". "Ser de los nuestros es, en efecto, como bien dice Ortega, ser `absorbido por la personalidad anónima del grupo, que piensa y siente en su lugar´, pero ni tiene nada de sociable, ni es una fase cultural del desarrollo de todo hijo de familia".
RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO

"Formamos parte de unas generaciones cuyo sentido del oído se ha ido deteriorando paulatinamente. Agredidos por el estruendo urbano, incluyendo a esos melómanos efusivos que convierten sus coches en discotecas ambulantes, nos refugiamos en nuestra fonoesfera particular, mediantes receptores de FM o reproductores MP3.
Este concepto de autodefensa sonora parece correcto: pretendemos regular lo que llega a nuestras orejas. Falla en la práctica cuando nos introducimos los diminutos auriculares que acompañan a los equipos de audio personal, verdaderos cañones que castigan los tímpanos y generan zumbidos. Quizá estemos condenados a quedarnos medio sordos, igual que famosos músicos -Pete Townshend, Eric Clapton, Phil Collins- que no supieron protegerse contra los excesos de amplificación que definieron la expansión del rock como fenómeno social [...].
Nunca ha habido más música disponible, pero estamos perdiendo la capacidad, incluso fisiológica, para paladearla...".
DIEGO A. MANRIQUE

* Rescato una sección que publicamos en la revista Quimera entre el 2001 y el 2006, que gozó de mucha aceptación entre los lectores. Espero que a quienes visiten ahora este blog les siga interesando lo mismo. El título provenía, claro está, de una novela de Manuel Puig.

2 comentarios:

Sergio B. Landrove. dijo...

Es una alegría descubrir su bitácora a traves de la Temporada de JPQ. y poder recuperar estas boquitas y los microcuentos...

Su declaración inicial sobre el valor (y uso) del blog la ratifico plenamente.

Le invito, si tiene tiempo, a pasarse por el mío.

Un fuerte abrazo.

Fernando Valls dijo...

Por supuesto que me pasaré por tu blog. Gracias por la visita.