martes, 21 de octubre de 2008

Guillermo Samperio, 40 + 20

........
El escritor mexicano Guillermo Samperio cumple 40 + 20 años. Desde Berlín, casi en el otro extremo del mundo, me gustaría sumarme a la fiesta con mis felicitaciones y abrazos. Pero para los que no podemos estar en México D.F., quizá la mejor manera de celebrarlo sea recogiendo aquí uno de sus mejores microrrelatos, o al menos uno de los a mí más me gustan, de quien es uno de los grandes cultivadores del género.
.....
"La cola"
....
Esa noche de estreno, fuera del cine, a partir de la taquilla la gente ha ido formando una fila desordenada que desciende las escalinatas y se alarga sobre la acera, junto a la pared, pasa frente al puesto de dulces y el de revistas y periódicos extensa culebra de mil cabezas, víbora ondulante de colores diversos vestida de suéteres y chamarras, nauyaca inquieta que se contorsiona a lo largo de la calle y da vuelta en la esquina, boa enorme que mueve su cuerpo ansioso azotando la banqueta, invadiendo la calle, enrollada a los automóviles, interrumpiendo el tráfico, trepando por el muro, sobre las cornisas, adelgazándose en el aire, su cola de cascabel introduciéndose por una ventana del segundo piso, a espaldas de una mujer linda, que toma un café melancólico ante una mesa redonda, mujer que escucha solitaria el rumor del gentío en la calle y percibe un fino cascabeleo que rompe de pronto su aire de pesadumbre, lo abrillanta y le ayuda a cobrar una débil luz de alegría, recuerda entonces aquellos días de felicidad y de amor, de sensualidad nocturna y manos sobre su cuerpo firme y bien formado, abre paulatinamente las piernas, se acaricia el pubis que ya está húmedo, se quita lentamente las pantimedias, la pantaleta, y permite que la punta de la cola, enredada en una pata de la silla y erecta bajo la mesa, la posea.
......

....
* "La cola" está recogido en el libro Gente de la ciudad (1986).
.....

7 comentarios:

Pedro dijo...

Acabo de enrolarme en tu navío y consigues que me sumerja en la literatura en estado puro y me olvide por instantes del gris de la Secundaria. Con el recuerdo de aquellos veranos santanderinos y desde Zaragoza,
un saludo, Fernando.

Pedro Herrero dijo...

Tengo algo de Samperio en casa (ahora estoy en el trabajo) pero no conocía esta pequeña maravilla, pautada sólo con comas para que no se rompa, manteniendo en todo momento una mirada convencional sobre los muebles y los inmuebles, pero ofreciendo ese tratamiento animal de la cola de espectadores, que se mueve primero de manera previsible pero que pronto abandona el plano horizontal (y el plano real) para convertirse en un arma de seducción implacable. Ahora tengo la mesa ocupada con documentos llenos de cifras y esquemas. Pero me acabo de imprimir este relato, para no perder la sonrisa, en este día que amenaza tormenta.

Fernando Valls dijo...

Pedro, me alegra este reencuentro después de tantos años.
Pedro Herrero, el micro de Samperio puedes encontrarlo, junto a otros del autor, en el libro de David Lagmanovich, `La otra mirada. Antología del microrrelato hispánico´, publicada por Menoscuarto.

Jesús Ortega dijo...

Hola, Fernando. Enhorabuena por tu imprescindible blog. Te leo y te admiro.

Ahora traes al gran Samperio. ¡Que los cumpla feliz! Conocí su obra en 2004, antes de la reedición de sus libros por Páginas de Espuma, en una edición de "Después apareció una nave" que una amiga trajo de México... Magnífico cultivador y conocedor del cuento.

Gracias por todo. Un saludo cordial
Jesús Ortega

siempreconhistorias dijo...

Vital cola la de este desconocido relato que te agradezco. tu blog no me da tregua.
un abrazo
Izaskun

Juan Casamayor dijo...

Querido Fernando,

como amigo y editor de Guillermo, te agradezco este recuerdo que nos traes. Su obra es merecedora de que todos nosotros nos acerquemos a ella. ¡Feliz Cumpleaños Guillom!

Juan Casamayor

Antonio dijo...

Hola:

He buscado y dado con este blog por casualidad.
Sobre Guillermo samperio como cuentista será muy bueno, pero como persona deja mucho que desear.

es un señor que desprecia a su propio pueblo, menosprecia a los pueblos indígenas,es capaz de llamar indios a qien son sus propios compatriotas, solo por ser de un pueblo indígena, como pueden ser los zapotecos, u otros pueblos.


O decir de miguel de Cervantes que es un escritor menor, comparandolo con Williams Sakespeare.

Los dos son muy buenos, pero uno en lengua española, y el otro en lengua inglesa, y este señor no sabe que Miguel de cervantes es el maestro de la letra española del siglo XVI.

Trata a la gente con inferioridad o superioridad, trata los pobres, a los que no pudieron estudiar como él, o muchos como si fueran inferiores a él, y para mi, todos somos iguales, no existen gente superior ni inferior a mi, y qien haga esta selección como Guillermmo Samperio me esta demostrando que es un elitista y racista.


Antonio Pascuala