lunes, 27 de octubre de 2008

Con Landero, en busca de Miquel Barceló

..... ....
Fui a Palma de Mallorca, como quizá sabéis, a mantener una conversación pública con Luis Landero, sobre su obra literaria. La reunión se celebró en el Museo de Arte Español Contemporáneo de la Fundación Juan March. Por fortuna, tuvimos un público que se mostró atento, interesado y preguntón, como debe ser. Luego Manuel Fontán, nuestro cordial anfitrión, nos llevó a cenar a Es Baluar, a base de entremeses mallorquines y el pescado del día, que era rodaballo. Al día siguiente, antes de tomar el avión de regreso, todavía tuve tiempo de hacer unas cuantas cosas. Para empezar la mañana, Landero nos fuimos hasta la catedral, dando un paseo, para ver la obra de Miquel Barceló en la llamada Capilla del Santísimo.
...
Esta capilla, de trazado gótico, data del siglo XIV, ocupa el ábside derecho, y está destinada a la adoración del santisímo. La intervención de Barceló está inspirada en la multiplicación de los panes y los peces y la conversión del agua en vino en las bodas de Caná, episodios de la vida de Jesús que se cuentan en el Evangelio de San Juan. Fue inaugurada en el 2006 y está compuesta por una pared de cerámica policromada de unos 300 metros cuadrados, a la vez soporte de toda la obra y pieza artística en sí misma, cinco vidrieras de colores de 12 metros de altura y el conjunto del mobiliario litúrgico, formado por el altar, un candelabro de siete brazos, el sagrario (con las huellas de las manos, metáfora de la devoción de los cristianos, sobre la puerta de oro fino), un atril, la silla presidencial y dieciséis sillas o bancos para los canónigos.

.....
La figura central, situada encima del sagrario, la ocupa el Resucitado, para cuya concepción se tuvo en cuenta la Primera carta de San Pablo a los Corintios y el relato del Evangelio de San Mateo. El Cristo aparece transfigurado, con sus estigmas, sobre una pared de cráneos. Barceló le puso sus medidas corporales, e incluso esa especie de psoriasis que lo recubre por completo. Todos los elementos presentes, desde la granada a los peces boqueando, se abren como frutos que son. El resto de las figuras, frutos de la tierra (tinajas de vino, panes, frutas y hortalizas) y del mar (lubinas, mejillones, rayas y pulpos), están trabajados con barro. Así, el fango se transmuta en carne, en panes y peces, en el mismo mar. Las grietas que recorren toda la pared son como una red que lo relaciona y envuelve todo, con la que el artista pretendía, además, vincularse a las obras de Gaudí y Jujol de esta misma catedral. Para preservarlo del polvo, se le aplicó a todo el conjunto un barniz de cera natural.

......... .....
La luz desempeña siempre un papel simbólico en una capilla. En este caso, en las cinco vidrieras, fabricadas en el taller de Jean-Diminique Fleury, de Toulouse, se reproducen palmas, olas, raíces y algas, que mediante una escritura esgrafiada representan la luz agrisada del fondo del mar. Nos quedamos tan embobados, observando esta obra extraordinaria, que luego no sabíamos salir de la catedral, y hasta dos veces nos llamaron la atención por intentar salir por donde no debíamos. Sólo esta visita merece un viaje a la isla, pero después, lo mejor, es recorrer despacio todo el barrio que rodea la catedral. Siempre he pensado que en cualquier esquina puede salirte al encuentro Llorenç Villalonga... *

...
* La foto de Landero, con el Calder detrás, es de FV.*.* La ..

3 comentarios:

miguel ángel zapata dijo...

Guardo de Landero dos recuerdos adolescentes difíciles de borrar: la lectura apasionada de "Juegos de la edad tardía" (que no es otra que la que nunca tuvimos) y la dedicatoria de dicha obra que me pudo regalar haciéndome, como lector, partícipe de ese juego de espejos e identidades imposibles. Supongo que Faroni terminaría por hacer pensar a cualquiera que la Capilla del Santísimo es obra suya y que él no es otro que el mismísimo Miquel Barceló.

Fernando Valls dijo...

Bueno, Miguel Ángel, al menos, Faroni acabaría convenciéndose de que él podría hacer algo semejante, e incluso mejor...

siempreconhistorias dijo...

No he tenido el privilegio de ir a Mallorca después de 2006, pero entre las ganas que me dieron de ver la obra de Barceló con aquellos reportajes mientras trabajaba en la capilla y tu recomendación creo que voy a tener que ahorrar para el viaje.
Un saludo
Izaskun