miércoles, 1 de octubre de 2008

El microrrelato: una carta y un artículo

.....
El 18 de septiembre pasado recibí esta sorprendente carta:
......
Estimado Fernando,
Soy X, de Público. Te escribo porque estoy preparando un reportaje sobre el microrrelato y me gustaría hacerte algunas preguntas sobre este género (qué es, cómo se hace, por qué es un género con entidad propia, por qué lo leemos cada vez más...). Si lo prefieres, me puedes contestar a este email, y si no, me localizas en el teléfono de más abajo.
Un saludo,
X
......
...
Como no es la primera vez que un periodista me pide que le responda a unas cuantas preguntas y luego sólo utiliza una frase, o unas pocas palabras, y no siempre correctamente; o sea, que se aprovecha de tu trabajo de manera torpe y gratuita, le contesté que si quería un artículo sobre el microrrelato se lo haría, siempre que su periódico me pagara, de la misma forma que la periodista cobra por su trabajo y la empresa que edita el diario cobra el ejemplar en el momento de comprarlo. Después de mi respuesta, como era previsible, se hizo el silencio. Mejor.
....
Ayer, firmado por la periodista que me escribió, apareció publicado en el citado diario un artículo dedicado al microrrelato, plagado de lugares comunes y juicios de valor gratuitos, de lo que puede ser buena prueba la lista que nos proporciona de "algunos títulos y autores que en los últimos tiempos le han dado caché al microrrelato". Por no recordar cómo maltrufa distintas opiniones de escritores y editores. Eso sí, el artículo me ha servido para enterarme de que Esteban Gutiérrez Gómez tiene un blog donde se ha publicado un manifiesto a favor del género. ¡Albricias! Y nosotros que llevamos veinte años estudiando el género no nos habíamos enterado y seguíamos pensando que el libro de referencia sobre la materia era el de David Lagmanovich...
.....
No dudo de la buena intención de la periodista, sólo comparable a su desconocimiento, y mucho menos de los que le respondieron, pero creo que artículos como éste dan una idea equivocada del género e introducen más confusión que animan a la lectura.
....
Pero lo peor de todo es que artículos de este tipo son una muestra inequívoca de que nuestro periodismo cultural está tocando fondo, por lo que alguien debería de empezar a poner algún remedio.
...
P.S. Nueva definición de reportaje: género periodístico compuesto por opiniones ajenas malhilvanadas por quien lo firma, la mayor parte de las veces, desconocedor absoluto de la materia tratada.
.....
* La foto es de J.P. Witkins.

14 comentarios:

Abol dijo...

Hola Fernando: Leí el artículo en cuestión y, claro, es cierto lo que dices.
Estoy segura de que la periodista copió y pegó de internet, y luego, reelaboró con sus propias y poco felices palabras.
Resultado: Frankenstein lleno de costurones.
Ella dice: "Es un golpe seco. Una bofetada maternal que te pilla de improviso".
En el contexto del Encuentro de Minificción "Sea breve, por favor" agosto del 2007, leí mi poética sobre el microcuento:
"Un texto brevísimo debe ser un abismo, un despeñadero iluminado por la palabra, un golpe tremendo para el lector, más fuerte que el famoso knock-out de Cortázar cuando se refería al cuento".

Pero, no hay que hacerse mala sangre. A los escritos livianos se los lleva el viento.
Mis saludos, Lilian.

Pat Rizia dijo...

Pues mira, la periodista X también se puso en contacto conmigo, un viernes por la tarde, y me pilló entrando en el cine. Le pedí que me llamara en otro momento, a lo que contestó enfurruñada que al día siguiente no podía, porque era sábado, y quedó, perdonándome la vida, en llamarme el lunes a la una, llamada que nunca se produjo. Casi me alegro.

Fernando Valls dijo...

Por lo visto, Pat, hemos descubierto la joya de la corona del periodismo cultural.
Creo que la carta que reproduzco es un ejemplo perfecto de cómo no hay que dirigirse a nadie que quieras que te haga un favor. A no ser que la periodista pensara, es lo más probable, que el favor nos lo hacía ella a nosotros, inmortalizándonos en su reportaje.

Juan Carlos Márquez dijo...

PREGUNTA: ¿Es que en la sección de Cultura de "Público" no existe la figura del redactor jefe que orienta y supervisa a los periodistas de la sección?
RESPUESTA: No puedo jurarlo, pero creo haber leído en el propio diario que, como son tan "molonguis", tienen un coordinador en rotación o algo así.

Cada vez me alegro más de haber desertado del periodismo: hay más ficción en los periódicos que en la literatura.

Pedro Herrero dijo...

Lo que comentáis es una amarga experiencia que, no obstante, no cae en saco roto. Porque al haberla subido al foro sirve de lección a un montón de gente. Por ejemplo a mí. De momento, sólo recibo llamadas y cartas de Vodafone y de otros tantos operadores que tratan de captarme como cliente. Pero el día en que me llame un periodista, uy! entonces, ese día estaré bien preparado para no caer la tentación de ceder a impulsos vanidosos. Claro que si ese dia tarda mucho en llegar, acabaré olvidando mis buenos propósitos.

siempreconhistorias dijo...

Por un momento, Fernando, me sentí derrotada en la piel de la periodista que no soy. Me pregunté su edad y me solidaricé con su desconocimiento. Después dejé el intuitivo lado y leí el artículo. Tu conocimiento tiene la razón (lógicamente) y ya va siendo hora de que los lectores dejemos de dar por ciertas las informaciones culturales cuando hace años que nos cuestionamos las políticas, las económicas, las sociales... todas. Una maravilla tu demoledora crítica. Bellísimo que hables de maltrufar.
Gracias
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Buenas noches, Fernando, no sé si mi comentario anterior entró así que repito abreviado: gracias por ser un conocedor crítico e informador, ya está bien de que los lectores nos atiborremos de artículos pathwork. Mil gracias, aunque yo de ser la periodista me jubilaría tras leerte que maltrufo (bellísima expresión, por cierto).
Un saludo,
Izaskun

Raúl dijo...

Haber contestado a su propuesta con un microrrelato que llevara por título, el mismo que su contenido: "No".

Pd.- De todas formas, qué cosas que les suceden a ustedes los intelectuales (con perdón)... pero qué cosas.

Fernando Valls dijo...

Lo malo, Izaskun, es esa mezcla explosiva de ínfulas, como si los demás estuvieran a su servicio porque es periodista, y desconocimiento. Si es joven y sabe poco debe ser discreta e informarse mejor. Los alemanes tienen un concepto que me gusta mucho, casi imposible de traducir, Bildung, pero que vendría a ser el gusto de hacer las cosas bien por el mero placer de realizarlas, sin esperar que la acción tenga consecuencias prácticas, beneficiosas.

Isabel dijo...

Me sumo al Bildung, intento aprender cada día para conseguirlo, soy totalmente imperfecta, pero creo que es lo que da más satisfacción personal.

Anónimo dijo...

Acabo de leer el artículo. Se le debe aplicar la máxima para estos casos: "Lo malo, si breve, dos veces malo"

j.julio dijo...

He leído el número de "Insula" y su introducción a cuanto a coordinado allí y me ha servido muchísimo.
Mi agradecimiento.
JJP.-Mi Siglo

Fernando Valls dijo...

Pues, J. Julio, de eso se trata, de que el número pueda ser útil a los lectores. Objetivo cumplido. Muchas gracias.

Mónica dijo...

Será ese lado malévolo que todos tenemos, pero me hubiera gustado ver su cara al recibir tu respuesta. Creo que habría dado para escribir, no sé si un relato, pero al menos un poema.