miércoles, 29 de octubre de 2008

Esther Tusquets, Mercedes Vilanova, Ediciones B y los Maragall

.....
Ante las noticias publicadas en diversos medios en los últimos días a raíz de la aparición del libro Pascual Maragall. El hombre y el político, podemos decir:
1. La familia Maragall ha colaborado activamente durante todo el proceso, proveyendo a las autoras de casi todos los materiales que han requerido para la redacción del libro —además de aquellos otros que aparecen enumerados en la introducción del libro.
2. Las conversaciones mantenidas con Pasqual Maragall, Diana Garrigosa y otros fueron grabadas con su consentimiento; los materiales escritos fueron también cedidos de buen grado por la familia Maragall, quien nunca recibió la menor presión por parte de las autoras para revelar ningún dato contenido en el libro, prestándose a ello siempre por voluntad propia.
3. A su vez, las autoras jamás se comprometieron a someter su manuscrito a la aprobación de la familia Maragall (ni mucho menos a «pactar» con ella asuntos que escapaban a su control, como podía ser la fijación de la fecha de publicación del libro, que competía en exclusiva a Ediciones B).
4. No obstante, y una vez conocidas las pretensiones de la familia de retirar ciertos fragmentos problemáticos del manuscrito, tanto las autoras como la editorial pusieron todo de su parte para llegar a un acuerdo satisfactorio para todos, actuando siempre desde el máximo respeto y deseo de conciliación. Hay que tener en cuenta que dichos fragmentos no alteran el espíritu ni por supuesto el interés de la obra.
5. Nos resulta, por tanto, del todo incomprensible el comportamiento de la familia Maragall que, no contenta con el esfuerzo de la editorial por hacer caso a sus peticiones iniciales, ha pretendido posteriormente: 1) someter al manuscrito a un nuevo proceso de edición, sistemático y rayano en la censura; 2) acusar a la editorial de incumplir el acuerdo que impulsamos de buena fe y que hemos respetado al pie de la letra, y 3) tildar de mentirosas a las autoras, cuyo único delito ha sido confiar en quienes no han sabido sino mostrar comportamiento errático, crear una ceremonia de la confusión que para nada ayuda a nadie y tratar de ensuciar con ello un libro escrito desde el cariño.
6. Cualquier campaña que pretenda desacreditarlas es susceptible de chocar de bruces con este hecho contrastado: Esther Tusquets es una editora con más de cuatro décadas de experiencia como directora de Lumen. A su vez, Mercedes Vilanova es una historiadora reconocida en el ámbito internacional. Ambas son profesionales con una sólida y trayectoria a sus espaldas y han demostrado con creces que saben cómo hacer las cosas con eficacia y respeto.
y 7. Pascual Maragall. El hombre y el político está escrito desde la compresión y la cercanía, aunque sin servilismos, y esta editorial no desea otra publicidad que la que pueda brindar la calidad, el interés y el valor de este libro que hoy sale a la venta. RICARDO ARTOLA, director de Ediciones B.
...........

3 comentarios:

Vacío dijo...

La verdad es que Maragall despierta interés desde el primer momento en el que personajes del ámbito cultural, tal vez alejados de su ideario político, tienen unas palabras de calidez hacia su lado humano; muchos años en el filo y cercanía de la que hoy tanto carecemos. Cada vez las distancias están más difuminadas y del vapor surgen los muros. Un saludo.

Gatopardo dijo...

Este texto, este minué encorsetado, esta biografía de este personaje, y todo lo demás ¿es una broma o un dislate?

Es que me lo imagino todo esto, tal cual, en cualquier país de Europa, y corren a boinazos al editor, a los autores y a quienes consideren que se puede reproducir este paripé grotesco fuera de un porno de quinta fila.

¡Qué vergüenza ajena dan!

cigüeña dijo...

El libro de la Reina no se secuestra pero la señora Maragall sí practica la censura más franquista que se conoce. Nos ha amolao la democracia.