viernes, 23 de mayo de 2008

SANTIAGO MONTOBBIO

......
EN EL SUEÑO PÁJARO, DE LA REALIDAD MENDIGO,
mis ojos no han de anunciar la tierra
ni tener forma de espada
que haga del olvido olivo.
A mis ojos no les queda por perder ni una batalla
y en un lento fuego sólo puedo hacer de ellos
ahogadas cajas de música para ver
si tontamente cantan
que en clave de insomnio
te regalo un miedo.
......

.....
"Únicas patrias"

No cantes que una estrella le hizo harapos,
o que le ha mentido; no te des trabajo, no finjas madres
ni tampoco lluvias, si de errados miedos o de parlanchinas lunas,
del fin del vivir o sus fracasos sabe el poeta su destino
o el poeta sabe –quiero decir- que su destino
no es ninguno. Pues anónimas respiran las canciones,
ni tarde les llega el vino y así es difícil
que encuentren las únicas patrias en que se clava el verso,
las únicas patrias o donde el verso es pez,
rojo o vivo, las únicas patrias, te digo,
corazones u olvido, corazones mordidos.

...

......
* Santiago Montobbio (Barcelona, 1966) es Licenciado en Derecho y en Filología Hispánica por la Universidad de Barcelona, y ejerce como profesor en ESADE y la UNED. Entre sus libros, se cuentan Hospital de Inocentes (Devenir, 1989), Ética confirmada (Devenir, 1990), Tierras (AIOU, Saint-Étienne-Vallée-Française, 1996), Los versos del fantasma (Literal, México, 2003) y El anarquista de las bengalas (March, 2005). Ha colaborado en El Norte de Castilla, El Ciervo, El Extramundi y los Papeles de Iria Flavia, La Gaceta del Fondo de Cultura Económica o Casa de las Américas, y su poesía ha sido traducida al inglés, francés, italiano, alemán, rumano, danés y portugués.
....
* Estos poemas inéditos forman parte del libro Absurdos principios verdaderos, que aparecerá en la colección Biblioteca Íntima de March Editor.
....
* Modest Urgell, Jardín abandonado.

2 comentarios:

alba alpha dijo...

que en clave de insomnio
te regalo un miedo.
................................
rojo o vivo, las únicas patrias, te digo,
corazones u olvido, corazones mordidos.

Magníficos poemas. No conocía al autor pero de inmediato busco para poder leer más.

Un abrazo

Ferrer Lerín dijo...

Qué bien querido Santiago. Tus versos tienen la cadencia que imprime el pinzón -Fringilla coelebs- a sus vagabundeos por los claros del bosque.
Te felicitaron el otro día por el Pliego de Poesía que en 1989 me dedicaste en El Ciervo. Mi (nuestra) seguidora dijo: "Conocí su obra gracias a un documentado informe de aquella revista de los cristianos de Barcelona que leí hará veinte años".