miércoles, 21 de mayo de 2008

La Filamónica de Berlín en llamas

....


A mediodía de ayer se declaró un incendio en el edificio principal de la Filarmónica de Berlín. Por fortuna, no ha habido víctimas, ni los valiosos instrumentos que guardaba han resultado dañados, ni las llamas han alcanzado la Sala Grande, con una de las mejores acústicas del mundo, ni la Sala de Música de Cámara. Parece ser que la causa del incendio han sido los trabajos de soldadura que se realizaban en el techo del edificio. En estos últimos años, el fuego se ha convertido en el gran enemigo de los grandes templos dedicados a la música, como La Fenice, de Venecia, y el Teatro del Liceo, de Barcelona.




Esta singular construcción amarilla, cuyo techo aparece recubierto de placas metálicas, como si se tratara de un gran insecto detenido en los márgenes del Tiergarten, es obra del arquitecto Hans Scharoun. Fue inaugurada en 1963, Karajan dirigió la novena de Beethoven, para reemplazar a la destruida por los bombardeos durante 1944. Está situada en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, entre la Postdamer Platz, el Kulturforum, la Biblioteca Nacional, la Neue National Galerie y el citado Tiergarten. Esta prestigiosa institución, que alberga a la que es considerada una de las mejores orquestas del mundo, en la actualidad dirigida por el mahleriano Simon Rattle, fue también gobernada en épocas anteriores por Wilhelm Furtwängler, Karajan y Claudio Abaddo, quien precisamente ayer se encontraba en el edificio ensayando, en el momento en que se produjo el incendio.
.....
Para quienes amamos tanto esta ciudad, cómo no sentirse hoy, de nuevo, berlinés.
.....

.

4 comentarios:

Freia dijo...

Al oír la noticia me he acordado de vosotros y también de Abbado. Aunque esta ciudad sea mi asignatura pendiente prioritaria, también me he sentido berlinesa.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Afortunadamente no ha tenido graves consecuencias. Tu entrada me hace pensar, parafraseando a Manuel Rivas, que "Los teatros arden bien". Esperemos que en el futuro esta frase no sea más que un juego literario.

Humanoide dijo...

Impresionante.

Fernando Valls dijo...

Gracias, Freia. Muy cerca de donde fue el incendio, a menos de cien metros, en la Biblioteca del Instituto Iberoamericano, es donde suelo trabajar habitualmente.
Gracias también, Antonio, y al siempre parco Humanoide.