jueves, 1 de mayo de 2008

Mercurio: 100 primeros números

Que en estos tiempos de flojera y sinsustancia una revista literaria consiga llegar a los 100 números, tras diez años, no parece cosa baladí. Por fortuna, en la drástica limpieza que ha llevado a cabo la Fundación Lara, se ha salvado la revista Mercurio, lo que sólo puede alegrarnos. Parece muy importante que una publicación mensual que edita 50.000 ejemplares y se regala en las librerías, siga existiendo. .
.
. .
En su último número, las páginas monográficas están dedicadas a Ana María Matute (¡magnífica la foto de la cubierta!), una de las grandes narradoras españolas vivas, a quien le debemos libros tan significativos como Los niños tontos, un verdadero clásico del microrrelato, el volumen de cuentos Algunos muchachos, y las novelas La torre vigía y Olvidado rey Gudú, por sólo citar alguno de los libros que prefiero de la autora. En esta ocasión, entre otros, se ocupan de su obra María del Pilar Palomo, Carme Riera o Santos Sanz Villanueva. Sin embargo, la entrevista de Ángeles Caso sabe a poco. Del resto de la entrega, destacaría la conversación que Guillermo Busutil mantiene con Juan Gelman, último Premio Cervantes, las reseñas de Luis Antonio de Villena, Fernando Iwasaki, Luis Alberto de Cuenca, Justo Navarro (valedor de best sellers) y Luis Mateo Díez (es todo un lujo tenerlo como crítico), sin olvidar el artículo de Francisco Rico sobre La lozana andaluza, a quien no le cuesta nada convertirse en publicista cuando sirve a sus propios intereses.
.
Los que alguna vez hemos cometido la osadía de ponernos a hacer una revista, sabemos cuánto cuesta que salga con dignidad. ¡Felicidades a todos aquellos que la han hecho posible, desde su fundación, y a Guillermo Busutil, su actual director!
.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Y que dure, por lo menos, cien más!

Saludos,
R. Hurtado (¡Viva Móstoles!)

Antonio Serrano Cueto dijo...

Totalmente de acuerdo, Fernando. Yo, que también me he ocupado de revistas universitarias, sé bien que muchas de ellas tienen una vida corta, cuando no llena de vicisitudes. Sobre todo si dependen de la decisión o el dinero de personas incompetentes. Lo de "Mercurio" es "rara avis", porque, como bien dices, es gratis, tiene larga tirada y ¡es en color!, con lo que cuesta. Enhorabuena a los editores y a nosotros, que la buscamos cada mes en la puerta de las librerías.

Mery dijo...

Me uno a la felicitación general. Un lujo que existan especies raras aún sin capitular.
Saludos

Porcino dijo...

Sí es un lujo. Pero si es una revista de crítica literaria (y no a secas una revista literaria) habrá que mirar si es todo lo independiente que debería ser. Y no sé, pero eso de que la edite una fundación de un tal Lara me da que no. Yo la calificaría como un Qué Leer digno.