lunes, 12 de marzo de 2012

Nemorino/Villazón

.....
En pocas ocasiones he visto a un cantante de ópera tan identificado con un personaje como Rolando Villazón con el Nemorino de L´elisir d´amore, de Gaetano Donizetti. La semana pasada vi esa ópera en dos ocasiones, ambas con la presencia del cantante mexicano en el mismo papel. La primera, en una versión excelente, grabada en la Ópera de Viena, en el 2005, en la que el papel de Adina corría a cargo de Anna Nebretko, perfecta como coqueta, aunque algo menos creíble en calidad de campesina ilustrada, enamorada del rústico Nemorino. Por cierto, la prensa alemana ha denominado al dúo Netrebko/Villazón “la pareja de ensueño de la ópera” (Traumpaar). Lo que me gusta de la cantante rusa, ahora también austríaca, es que si sumamos presencia, voz, calidad interpretativa y entrega, puesto que todo ello cuenta, aunque sea en distintas proporciones, pocos la igualan.
.....
.....
Además, he presenciado en directo un montaje de la Staatsoper, ahora en el Schiller Teather, mientras continúan las obras de su sede en la Unter den Linden. En esta ocasión, el papel de Adina corría a cargo de Anna Samuil, que tampoco está mal.
L´elisir d´amore, cuyo libreto es de Felice Romani, aunque inspirado en la pieza del exitoso Scribe, se estrenó en 1832 en el Teatro Cannobiana de Milán. Su argumento es muy sencillo, pues se nos cuenta cómo un campesino acaba conquistando el amor de la joven rica y agraciada del pueblo. Él cree que lo ha logrado gracias a la pócima mágica adquirida, pero los espectadores ya sabemos que posee sus propios méritos, quizás el mayor de ellos consista en el empecinado amor que siente por la joven. Pero, además, ha heredado una fortuna, aunque él no lo sepa, momento en que recibirá los requiebros de todas las mujeres del pueblo y la hasta entonces castigadora Adina, al verlo tan solicitado, se dará cuenta de que está celosa…
.....
.....
El peso de la obra lo llevan cuatro cantantes, tres de ellos masculinos. A los dos enamorados se suma el sargento Belcore y el charlatán Dulcamara. Este último es un papel cómico de rechupete; entre los secundarios, me parece uno de los más agradecidos de la historia de la ópera, hasta donde yo sé, claro, que tampoco es mucho, pues le proporciona al cantante diversos momentos para lucirse, sobre todo con la interpretación en diversas escenas de una pegadiza barcarola. En las dos versiones que he visto, estos dos papeles, digamos que secundarios, los cantantes lo hacían de manera sobresaliente; no en vano se trataba de Leo Nucci e Ildebrando D´Arcangelo en la grabada, y de Alfredo Daza y Alfonso Antoniozzi en la versión en directo.
Si a todo ello añadimos que Nemorino/Villazón canta el aria “Una furtiva lágrima” y que en Viena le aplaudieron tanto que optó por repetirla, no es necesario decir mucho más sobre el encanto extraordinario que posee esta ópera buffa romántica, pero con personajes humanos, perfecta para aquellos que quieran pasar un rato amable disfrutando de buena música y excelentes cantantes.   
Solo un dato negativo. En 1920, el gran Caruso, interpretando a Nemorino en Nueva York, tosió sangre mientras cantaba y siguió hasta el final, muriendo nueve meses después.             
.....
.....

3 comentarios:

Teresa dijo...

Hola Fernando, yo también estuve la semana pasada en Berlín, y asistí al Elisir del día 8. Coincido totalmente en que nadie "es" Nemorino como Rolando Villazón. Si a alguien le interesa leer otra crónica, ver fotos o el video del final, puede hacerlo en el Blog Villazonista http://rolandovillazon.blogspot.com/2012/03/lelisir-damore-schillertheater-berlin-8.html ¡Saludos!

Elena Rius dijo...

Muy de acuerdo con tus elogios de Anna Netrebko. He tenido el placer de verla en varias óperas (ninguna en vivo y en directo, lástima) y siempre me ha precido sobresaliente. Te recomiendo vivamente una Traviata del Festival de Salzburgo 2005 que puedes encontrar en DVD, protagonizada precisamente por por Netrebko y Villazón.

Fernando Valls dijo...

Bueno, Teresa, tu crónica y tus fotos son excelentes, la mía era de modesto aficionado. Os recomiendo a todos que vayáis a su blog, sin perder un segundo más en el mío.
Elena, conozco esa versión de `La traviata´ y me atrevo a decir que debe ser de la mejores de todos los tiempos, y la Violetta de la Netrebko parece insuperable.
Gracias por vuestros comentarios.