sábado, 17 de marzo de 2012

AGUSTÍN MARTÍNEZ VALDERRAMA

...
39.00 N, 1.52 O        
...
Mi pito señala Albacete. Albacete, ciudad. Desde cualquier coordenada geográfica registra, mide, computa 39.00 N, 1.52 O. Latitud y Longitud. Albacete. El lugar exacto, preciso. No falla. Sólo hay que seguir fielmente la secuencia de puntos imaginarios que conforman la línea recta para llegar hasta allí. Matemático. No se desvía ni un milímetro. Ni siquiera en las condiciones atmosféricas más adversas y extremas. Funciona bajo tierra, en el agua, incluso más allá de diez mil pies. Sí, la pregunta es obvia, evidente. ¿Y en Albacete? En Albacete puedo pasear tranquilo, pero el amor es una sucesión continua de desdichas.
....
....
* Agustín Martínez Valderrama (Gavá, Barcelona, 1976) es licenciado en Filosofía, pero trabaja en el departamento de compras de una empresa de instalaciones. Ha obtenido el premio Relatos en Cadena de la SER por el microrrelato "Carne rebozada". Es autor del blog Previsiones meteorológicas de un cangrejo 2.0 (http://acusmartvald.blogspot.com/).
....

25 comentarios:

David Moreno (No Comments) dijo...

Agustín, qué maestro, imprescindible, talento, originaludad, domina el lenguaje y su absurdo, lo une a un trabajo y constancia increíble. La serie Winnappu la veo y deseo en papel, sus pulgas muy saltarinas.

Y no sigo.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

depropio dijo...

Está bien que haya autores noveles que se incorporen a este mundo del microrrelato. Habrá que seguirlo de cerca a ver si da tanto como promete ;)

Fernando Valls dijo...

De Propio, o mejor, Fernando Vicente, no parece lo más equitativo empezar sospechando, desde el desconocimiento. Pásate por el blog de Agustín, lee sus textos, y verás que ya es autor de microrrelatos valiosos. Saludos.

Arte Pun dijo...

Los escritos de Agustín no tienen desperdicio, son brillantes en su concepción, en su lenguaje, en su carácter innovador, y en saber transmitir un sinfín de emociones. Y esto lo viene demostrando de cara al público, en su blog, sólo hay que pincharlo.
Gracias a Agustín por sus relatos, y a ti Fernando por traérnoslo.
Un abrazo

Ricardo Álamo dijo...

Genial el desparpajo, la broma, el humor, ese mantra en que convierte la repetición de Albacete, para, como un mago de la palabra, terminar el micro con un broche que deja al lector pensativo, dudando de si lo ha entendido. Porque en la frase final se cifra todo.
Abrazos, Agus.

Propílogo dijo...

Lo bueno de Agus es que, teniendo un impresionante bagaje cultural que le habita y le rodea, se divierte transformándolo en experimentos y en requiebros. Lo bueno de Agus es darle de comer una conversación por mail y ver cómo la digiere para convertirla en un texto genial.
A Agus, creo, hay que leerlo con el convencimiento de que escribe rodeado de un montón de ideas que han salido de una sola, de un sentimiento inicial; y de que lo realmente divertido es indagar y perseguir ese origen.
Hay excepciones lúdicas, por supuesto. En el caso de este micro de ferritinas fálicas, no puedo más que repetir: "vuela alto, Albacete, vuela."
Saludos
Gabriel

depropio dijo...

Fernando, estaba bromeando. Conozco el trabajo de Agus (de hecho, tuve el honot de que me incluyera en su imaginario dándome un trabajo, digamos, gaseoso) desde hace tiempo y su blog es de lectura diaria obligatoria para cualquier amante del género y convalida cualquier curso de microrrelato. Hay que reconocerle dos cosas que me parecen fundamentales: la primera es un dominio de las técnicas de la narración breve como no he visto en otros microrrelatistas; la segunda y más importante es que ha sabido crear un estilo personal y reconocible, de modo que muchas veces leo (o escribo) micros parecidos a su estilo y enseguida los califico como historias "a la Agus".
Por todo esto, lo llamaba novato prometedor en mi comentario anterior. Se ve que debo mejorar mi técnica humorística ;)

Fernando Valls dijo...

Pero, Fernando Vicente, los comentarios tenemos que poder entenderlos todos los lectores, incluso yo. Saludos.

Mar Horno dijo...

Entrar en el blog de Agustín siempre es una sorpresa, una reinvención, una genialidad. Lo que más me gusta es su incansible experimentación en la forma y el fondo. Es innovador y original. Cuando uno entra en el blog sabe que nunca saldrá defraudado.
La serie Winnappu, excepcional.
Un abrazo.

Xesc dijo...

Agus es de lo más fresco del mercado. Como las lubinas que se cazan en globo cada lunes bisiesto. Vamos, único.

Un abrazo admirado.

Susana Camps dijo...

Mi admiración por Agus se ha desarrollado lentamente. Reconozco que lo primero que leí de él me gustaba, pero sin despertarme grandes pasiones; hasta que un día, de pronto, caí en su envolvente mundo imaginario (y no sé cuál fue el lazo, con qué me pilló) y me convertí en fan: puedo pasar de 0 a 100 en 3 segundos leyendo sus textos. Pensándolo un poco para escribir aquí, creo que los que me admiran más son los textos de resonancias míticas o hipertextuales, es decir los que superan algún tipo de frontera, muy visible y literaria, sin desdoro por supuesto de la serie winnapputiense o las incisivas pulgas.
De Agus persona me gustaría resaltar su impecable trato y la generosidad de sus palabras, siempre. Luego, que tiene una imaginación y capacidad de trabajo que me causan la más verde, profunda y purulenta de las envidias. Aunque eso es también muy literario.
Besos.

manuespada dijo...

De Agustín se podrían destacar multitud de facetas. Su formación humanística, su dominio del absurdo, sus textos "azconianos" sobre la muerte y los suicidios, pero sin olvidarse de dotar de un contenido al texto, sin caer solo en un experimento formal. Pero sobre todo, ha conseguido una voz potente y reconocible a leguas, que es como se mide la distancia en los cuentos. Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Agus mezcla siempre, partiendo a veces del absurdo aparente, el humor con el amor, la crítica social... y mucho más. Agus es único en microrrelatos, su estilo es inconfundible.

Encantada con tu pito amoroso, Agus.

Abrazos al anfitrión y más al visitante.

Jesus Esnaola dijo...

Es verdad, Agus ha encontrado una forma de decir, un modo de escribir que lo distingue con facilidad de todo lo demás que se encuentra en la blogosfera, de todo lo demás que se escribe en general, me atrevería a decir.
Y claro, me alegro de verlo por aquí por el aprecio que le tengo. Aquí y en Albacete.

Abrazos para los dos

Rosana Alonso dijo...

Estoy de acuerdo con lo dicho sobre originalidad, constancia, juego, fondo y forma.

A todo lo dicho añadiría que en cierta manera Agus ha creado el microrrelato español, lo que sería Mihura, Poncela o Azcona si escribieran en formato breve. Sus micros a menudo, tienen ese toque costumbrista que esconde una crítica feroz sin ser evidente, de una forma sutil y humorística.

Saludos admirados

Iván Teruel dijo...

Qué decir de Agus que no hayan dicho ya los que me han precedido. Así que redundo: y digo que quizás sea uno de los mayores talentos que hay ahora mismo en la red y que ha erigido un andamiaje literario absolutamente personal y fascinante dentro del género del microrrelato. Y que además tiene el don de la ubicuidad. Porque su producción creativa es incesante, pero es que también tiene tiempo para leer y comentar de forma especialmente lúcida y rigurosa los blogs de los demás. Cosa que le agradecemos profundamente todos los que nos hemos beneficiado de esa otra faceta igualmente productiva. Un gigante de la blogosfera, diría, aun a riesgo de parecer exagerado.

Abrazos dobles, a Agus y Fernando.

AGUS dijo...

Gracias a todos.

Es muy emocionante estar en La Nave, y leer comentarios tan, tan, generosos. Y más de escritores, amigos, a quienes sigo y admiro. Muchas gracias Fernando, por tu hospitalidad y generosidad. Un placer.

Abrazos.

Rosana Alonso dijo...

Si hubieran escrito quise decir, que me comí el verbo auxiliar.

Más saludos

Víctor dijo...

Con lo que han dicho de Agus aquí arriba ya hay suficiente. Estilo personal, disciplina, humor... De lectura diaria, su cangrejo. Lógico que Agus se dé un paseo por esta cubierta. Abrazos a capitán y tripulante.

Elysa dijo...

Como lectora solo puedo añadir que leer una vez los micros de Agus es quedar "abducida" y no querer dejar pasar ni una de las entradas de su blog. Nunca sabes lo que te vas a encontrar pero siempre tienes la certeza de que leeras una buena historia.
Me alegra verlo por aquí.

Besitos

Anita Dinamita dijo...

Qué alegría más grande encontrar por aquí a Agus!
Pues qué decir, me encanta el pitorrelato que nos presenta hoy y me gusta entrar en su blog porque siempre salgo pensando.
Y como dice depropio, yo también tengo micros "A lo Agus". Un lujo aprender de él.
Abrazos y gracias a Fernando por su día a día de navegación

hugo dijo...

Hola Fernando:

llego tarde, en tiempo de descuento, pero aquí estoy para saludar que haya aparecido en cubierta de LaNave el amigo Agustín que, me parece que es su primera vez y espereo que se repita

...y claro, había de hacerlo con uno de esos micros que yo llamo de pillar al lector con el pie cambiado, manejando muy bien la ironía y contando una historia tan verosímil como su contrario, tan surrealista como verídica, hasta que se formula la pregunta y entonces ahí, en ese preciso instante y en ese escaso espacio, Agus resuelve en el área y te cuela el gol.

Agus, disculpa que haya llegado tarde, te sonará a excusas, pero ¿si te digo que quería compartir contigo la alegría que nos acaba de dar Santi Cazorla con ese zambombazo desde fuera del área -unido a lo de Messi ayer, por supuesto,- supongo que me entenderás. no?

y vuelve al remo

gracias Fernando por traer a LaNave a este excelente escritor
...y Agus, nos seguimos escribiendo

salut,
hugo

Daniel Ávila dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Esteban Dublín dijo...

Agus no tiene pierde. No exagero si digo que es uno de mis favoritos y que ansío ver sus textos publicados en papel.

Muchas gracias por ponérnoslo sobre la mesa, Fernando.

David Vivancos Allepuz dijo...

Para mí es un autorazo. Disfruto mucho con sus textos, la verdad. Y poco más puedo (o debo) añadir.