jueves, 17 de septiembre de 2009

Pro acercanza, 15

....
Era un hombre feo y de cuerpo enjuto. Un cutis de cuero reseco marcado por infinitos surcos le confería un aspecto algo repulsivo, como de reptil prehistórico.
- ¿Sabes que tengo una teoría que demuestra que la Tierra es plana?
El truco nunca le había fallado. La inevitable sonrisa que suscitaba la pregunta era el mejor salvoconducto para dar el primer paso. Después era cosa de tirar de la madeja, desovillarla a pequeños tirones para que saltara juguetona sobre la barra del bar. Jóvenes intelectuales, mujeronas rudas o muchachas delicadas, todas sin excepción querían oír algo más sobre aquella teoría absurda. Lo que relataba después era siempre distinto, dependía del día. Aunque lo difícil ya estaba hecho, había conseguido la acercanza necesaria para que ellas pusieran más atención al oído que a la vista. Pocos minutos después, la urdimbre de palabras era tan tupida y la disposición de ellas tan propicia, que bastaba soplarles al oído para que cayeran rendidas a sus pies, entregadas sin sonrojo al placer de ser finamente devoradas.
....
.....
* Araceli Esteves (Barcelona, 1960) se diplomó en la E.U.T.I. de la Universidad Autónoma de Barcelona, especializándose en inglés y ruso. Ha vivido en Londres y en Bruselas, pero ahora reside en Mallorca, donde es profesora de inglés. Mantiene un activo blog con el nombre de El pasado que me espera. Está preparando, para su publicación, un libro de microrrelatos.
.....

10 comentarios:

Pedro Herrero dijo...

La barra del bar es la única referencia al entorno físico donde se desarrolla la acción de este hábil depredador. Para mí es un detalle de calidad, reducir el decorado a la mínima expresión, con tal de ceder el máximo protagonismo a los entresijos de una seducción tan sutil como incontestable.

Creo que es el primer texto que leo de Araceli. Espero que no sea el último y, a tenor de esta muestra, auguro lo mejor para su libro de microrrelatos.

Fernando Valls dijo...

Pedro, a las textos de Araceli ya le dediqué otra entrada en el blog, pero debes visitar su bitácora, excelente, tanto por los textos como por las ilustraciones.

Gemma dijo...

Me gustó mucho esa acercanza reptiliana al concepto de acercanza.
Un beso

Isabel dijo...

Es buenísimo Araceli y un placer leerte, tanto en tu blog como en esta acercanza escrita con maestría.

Saludos

Citopensis dijo...

Grande el relato.

Me recuerda al temible enemigo de Spiderman (aunque suene infantil): Lagarto.

Ahí en tierra de nadie llevándose a su próxima víctima (¿el lector?) al huerto.

Un saludo.

sergio astorga dijo...

He sido devorado, mí oído petrificado, no resistió el soplido.
Excelente.

Un abrazo enmadejado.
Sergio Astorga

Olga B. dijo...

De la acercanza y cómo conseguirla;-)
Y toda la serie, una buena manera de mantener esa palabra viva.
Felicidades a Araceli.
Saludos.

NáN dijo...

Qué pena que no me lo hubieras contado hace treinta años. Aunque en la menet sigue siendo igual de placentero.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Vaya, Araceli está espléndida en este micro. Coincido con Pedro: mínimo decorado y todo el relato posado en la elocuencia del protagonista y la expectativa de sus víctimas. Mis aplausos para Araceli.

BB dijo...

Leer a Araceli, es un placer que
se repite una y otra vez.
Siempre nos mantiene en suspenso
hasta el desenlace.
Un beso
BB