domingo, 27 de septiembre de 2009

Mariya, entre veleros, nos escribe

.....
De entre las muchas perlas que llegan por correo electrónico y que tienen gracia, a los infinitos pesados que pululan por la red es mejor no hacerles caso, reproduzco ésta, tal y como la recibí, con todos sus puntos suspensivos. Me parece que también podría dar para un microrrelato, bajo la forma de una carta escrita al viento.
.....
Hola!
Ti hermoso el hombre! Me has interesado...
Por favor, responda solo a mi correo electronico personal: Kr.mariya@yahoo.es
Comunicarse con la ayuda e-mail, es mas conveniente para mi. Puedes escribirme la carta? Mi nombre Mariya. Aqui para encontrar al hombre. Tengo muchos intereses. Pienso que sera facil encontrarnos los intereses generales. Me gusta visitar la playa, jugar en el voleybol. Me gusta jugar en el tenis. Tambien con el placer leo los libros, miro el cine... Pienso que sera interesante comunicarnos. En mi vida no hay a hombre ahora. Me siento solitario. Espero tu carta. Claro podemos comunicarnos, y ver donde llevara nuestra comunicacion. Tengo muchas fotografias, y te mandare las fotografias. Ahora esperare tu carta... Espero que me responderas rapidamente. Besos...
Mariya
......
.....

27 comentarios:

Bel M. dijo...

Todo el texto es fantástico, pero para mí lo mejor es el inicio. Es cierto que daría para un estupendo microrrelato, pero, además, la primera frase, "Ti hermoso el hombre!" podría ser un verso de un fantástico poema.
Saludos afectuosos, Fernando.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y la foto también llegó por email?

¡Qué arte, en su vida no hay hombre ahora! ¡Tal vez hay hambre!

Citopensis dijo...

Me gusta lo de "miro al cine".

Lo convierte casi en un objeto al referirse a él de esa manera... no sé que pensarían los creadores de cine hoy en San Sebastián si alguno de los miembros del jurado dijeran que las películas allí proyectadas no han sido vistas si no miradas porque no había más que hacer con ellas.

Y tal.

Fernando Valls dijo...

La foto, Javier, también me llegó por correo electrónico, como adjunta al mensaje. ¿Vosotros no recibís este tipo de correos, soy yo el único afortunado? ¡No me lo puedo creer!

Anónimo dijo...

Siento defraudarte, Fernando, yo también los recibo y soy mujer (hétero).

Emilia Oliva dijo...

Que no Fernando, que nos caen a todos, incluso a todas, y se nos queda cara de poker, que diría Pere. Hace poco destruí uno que sigo pensando que debería haberte reeenviado, venía sin foto, pero le aumentaba el interés. Siento haberlo deshecahdo por falta de espacio en el buzón.

Citopensis dijo...

Afirmo que nunca he recibido semejante tipo de correos.

Que temor...

Julia dijo...

Mariya, entre veleros, nos escribe...
Es un magnífico verso, clásico y moderno al mismo tiempo. Su ritmo me recuerda algo, pero no sé. Sólo tengo la música.
¿Cómo seguiría el poema?

Bel M. dijo...

No, Fernando, yo sólo recibo los de supuestas viudas africanas que quieren regalarme una herencia, nunca uno que dijera, por ejemplo:
"aquí para encontrar a la mujer"
que es otra frase que me ha encantado ("al hombre", dice ella, claro).

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

¿Y qué le contestaste? Cuenta, cuenta, ja, ja.
(Yo también recibo algunos, conste).
Un abrazo.

eva-la-zarzamora dijo...

No, Fernando, yo recibí el siguiente:

¿Estás sola? ¿El vacío te inunda? Deja que llene tus soledades.
Http://kijsl@hotmail.com

Muy mono ¿eh?

Premio Poesía.
Y otros no tan poéticos...

Pasa un buen domingo.

No pude agradecerte el post sobre Quim Monzó, pero me gustó mucho.

Fernando Valls dijo...

Y yo que pensaba que era el único elegido de las diosas eslavas...

MGJuárez dijo...

Hola Fernando. Vengo por Mariya. Por ella, y por tantas otras Mariyas. Por las que envían este correo, u otros correos no más diferentes, quizás si más sutiles; hay quien enmascara su situación con pinceladas más artísticas.

Salvando el origen real de todo esto -los spam nos atacan por doquier-, si da para muchos cuentos, micros o extensas historias, como la vida misma. La soledad es tan inmensa que el abanico de "mariyas" da para llenar un océano de experiencias.

Me interesa más el fenómeno sociológico, desde ahí si se puede abordar el texto literario.

Saludos,
Montse.

Fernando Valls dijo...

Claro, Montse, pero hoy no toca drama sino comedia, que también es un género posible.

Pedro Herrero dijo...

A mi dirección de correo profesional llegan diariamente del orden de 50 correos de tipo spam. Los enviados por austrohúngaras como la de la foto se alternan con otros que me ofrecen el alargamiento del pene, pastillas para facilitar el orgasmo y títulos académicos a precio de oferta (por citar algunos ejemplos). Tampoco me libro de los correos que me invitan a reenviar el mensaje a 10 amigos, para conseguir que mejore su suerte y evitar males mayores. Sobre esto, en particular, escribí el microrrelato “La cadena”, que os invito a leer en http://humormio.blogspot.com (lo hallaréis en la etiqueta “L”).

MGJuárez dijo...

Estamos de acuerdo, entendía la nota de buen humor que se le daba al post, y los comentarios que le acompañan. Me tendrás que perdonar, es que soy demasiado seria.

Pero ahora veo el texto de Pedro Herrero (que siempre sabe darle la vuelta a todo tan espléndidamente), y sí, claro que me sonrío.

Saludos,
Montse.

Juan Carlos Márquez dijo...

No sé a qué esperas para echar el cierre a la bitácora e irte tras las caderas de Mariya. El tren se va y no vuelve hasta el siguiente Spam, Fernando.

María dijo...

Sé de alquien a quien le ofrecieron un premio literario cuyo galardón consistía en una inolvidable noche con dos scorts (únicos miembros del jurado). El cuento debería estar al caer.

Anónimo dijo...

YO YA HE RECIBIDO 3 CARTAS DE MARIYA. ME DICE QUE VIVE A 270 KM DE MOSCU Y QUE BUSCA AL HOMBRE DE SU VIDA (A VER SI ES UNO DE NOSOTROS).

Fernando Valls dijo...

Te confieso, Juan Carlos, ahora que no nos oye nadie, que esa fue mi primera intención, pero mi mujer -que debió olérselo- me ha atado a la silla del ordenador y aquí sigo, esperando que se apiade de mí y llegue el próximo spam.
María, qué es un scorts, estoy fuera de juego, esas modernidades no han llegado aún a Berlín.

Fernando Valls dijo...

Empiezo a sospechar, por lo dicho aquí, que lo que Mariya buscaba, allá en la fría estepa rusa, es un hombre Anónimo. Y parece haberlo encontrado, de lo que son buena prueba esas 3 cartas y los detalles sobre su remoto paradero.

Samuel dijo...

También encontré el comienzo "Ti heromoso el hombre!" bastante poético, qué elogio; haberse quedado en eso. Es fácil reírse de esto pero la torpeza con que se exprime lo hace triste y ridículo, lo cual hace que yo lo sienta más cercano, más como una amplificación de mi propia ridiculez, de mis propios deseos desatinados.

siempreconhistorias dijo...

Pues yo le escribía porque entre la silla de la foto y lo de "con el placer leo libros" ya hay para una buena noche.
Un abrazo Fernando,hay que ver qué cosas te llegan.

Luis Azuaje dijo...

Lamento decirte Fernando que esta vez no le atinaste. No da ni para reír, ni para llorar; mucho menos para un microrrelato. A mí me sirvió de referente: cosas que no debo publicar cuando administre un blog. ¿Una eslava atigrada e insípida con un lenguaje telegráfico medio cavernícola, suplicando que le escribas? Soy muy amigo de la diversidad creativa y el discurso “otro”, y también me gusta ir a la playa y jugar al voley, pero esto ya es demasiado. Sólo una curiosidad: ¿qué pasará si contestas a su correo? ¿Vendrá ahora Mariya disfrazada de vampiresa?
Un saludo a los seguidores de Mariya.

Luis Azuaje

Fernando Valls dijo...

¿Es demasiado? ¿Qué es demasiado, Luis, hacer una broma con una de las muchas prácticas tontas de la red? Pues, no parece muy complicado entender que sólo de eso se trata. ¿Te vas a poner ahora estupendo?

Anónimo dijo...

Sí, a veces me pongo exquisito. Tal vez sólo se trate de mi aversión al spam. Y como tu página, y otras pocas más, han sido refugio seguro, me produjo un cierto extrañamiento el spam en ella, pensé que había sido un virus o algo por el estilo. No sabía si avisarte que te habían hackeado o comentar la entrada. Pero cuando leí tanto regocijo por la venida de Mariya, hasta me pregunté si era un personaje conocido y yo lo ignoraba. Mi voz de lucha sigue ahí: la Mariya tiene su gracia pero yo la dejaría que corra por los mails que en eso es ducha.
Saludos,
LuisAzuaje

María dijo...

Una scort es una prostituta de lujo. La idea que tiene el jurado de este premio tan original es: "devolver el placer que hemos recibido al leer el libro". ¿Medida por medida?
Creo que lleva varias ediciones. Yo comparto con ellas la elección de este año (aunque no pudiera ir a recibirlo porque, al parecer, estaba atado a una silla).