martes, 8 de septiembre de 2009

JUAN ANTONIO GONZÁLEZ ROMANO

......
“Nada es eterno”, me dijiste un día
con tus pechos clavados en mi boca;
que tu piel, la que ahora me provoca,
será tal vez mañana amarga y fría.
“Aprovecha la luz del mediodía
y la sal que en mis labios se desboca,
que la muerte es voraz y no equivoca
su rumbo torvo, su crueldad sombría”.
Sé que mañana puede ser distinto:
lo evidente no es más que lo probable
y la verdad más cierta no es segura.
Pero en medio de tanto laberinto
siento como principio irrenunciable
que el amor es eterno mientras dura.
.....
.....
Duele menos el tiempo de la herida
si una mano aparece y nos consuela
pues pena que callada se desvela
disminuye al sentirse compartida.
Pero es mucho más cruel y duradero
el daño que no puede proclamarse
porque crece la angustia al ocultarse
e inunda el corazón. Por eso quiero
derrotar al silencio con mis versos,
para poder librarme de la nada
dando mi maldición por acabada
y por idos los días más adversos.
Que aunque el dolor se ensañe con mi alma
escribir me sosiegue y me dé calma.
.......
¿Qué nos queda del tiempo que vivimos
después de que pasó? La muerte llega
cargada de silencios, mientras niega
que hubiera algo feliz en lo que fuimos.
En esta tarde oscura, cuando luce
el sol como ninguna, pero lejos,
de aquello que se fue vuelven reflejos
y siento que ya nada me seduce.
Parece que el pasado fue un engaño,
sus horas despreciables y perdidas
en pos de una ilusión que nos salvase.
Ni espero ya el amor ni sufro el daño
de ver cómo se escapan nuestras vidas.
Me limito a esperar que todo pase.
.....

......
* Juan Antonio González Romano (Montellano Sevilla, 1966) es profesor de Lengua y Literatura Españolas en la enseñanza secundaria, en un instituto de Coria del Río (Sevilla). Desde hace algunos años coordina el equipo que elabora libros de texto de Lengua y Literatura Españolas de las editoriales Algaida y Anaya. Asimismo, es el coautor del Libro de estilo de la Cámara de Cuentas de Andalucía (Aranzadi, 2009). Hasta la fecha, ha publicado diversos microrrelatos en la revista Atril (Salamanca) y en el libro de Francisca Noguerol, ed., Escritos disconformes. Nuevos modelos de lectura (Universidad de Salamanca, 2004). Como poeta, ha publicado sus versos en las revistas El mirador de los vientos (Sevilla) y Clarín (Oviedo), y el libro Señales de vida (Fundación Ecoem, Colección “Siltolá poesía”). Es autor del blog Ah de la vida, del que se publicará próximamente una antología. Estos poemas son inéditos.

* El cuadro es de Guillermo Pérez Villalta.

7 comentarios:

marisa dijo...

Enhorabuena a Juan Antonio por su poema. Es un placer leer sus cosas, auí y en su bitácora.un abrazo a los dos

Citopensis dijo...

Muy bueno.

Gracias por permitir que lo descubra.

cielo claro dijo...

No sé como vine a dar con tus poemas, pero si sé que ha sido el oásis perfecto a mi ojos, una delicia leerte, me siento agradecida de toparme con tan exquisita poesías.

Saludos chilenos.

América dijo...

Hermosa entrada que nos descubre mas ampliamente la faceta del escritor de Juan Antonio,visito su blog desde hace poco y ya tenia en cuanta la calidad del mismo,pero esto no los presenta de una manera maravillosa. Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Felicidades.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Gracias a todos. Perdonad el retraso en dejar aquí unas palabras, pero es que el inicio de curso me ha tenido muy atareado. Gracias por vuestras amables palabras, de corazón, y gracias a Fernando por su entrada. Te debo unas copas de manzanilla, cuando quieras.

Luzdeana dijo...

Bellísimo.
Visitaré su blog para seguir disfrutando.