domingo, 31 de mayo de 2009

Los fogonazos de Óscar Sipán, 16

..
LA CHICA DE LA CURVA
..
..
“Las muertas no hacen autostop”, le digo a la chica de la curva.
..
“Los cuerdos no viven para trabajar”, me responde la muy hija de puta.
..
..

DE POETAS Y BALAS
..

..
Hace falta fusilar a 1.000 poetas para descubrir una bala que no sea de fogueo.
..
La poesía es un arma cargada de mediocres.

..

EGO DE ESCRITOR
..

..
Un hombre aseguró en el Telediario que mantuvo la calma leyendo mi novela en un avión averiado.
..
Tuve que sabotear el motor de un Boeing 747 para que alguien, por fin, me leyese.
..

5 comentarios:

eva- lazarzamora dijo...

No conocîa estos fogonazos, pero me parecen impactantes.


"Las muertas se suben en un boeing,
allî leen cuentos de fusilamientos.
Y la memoria de golpe se carga de
hijos de puta. "

Me apetecîa hacer frases malabares de esas que estàn tan de moda ahora con sus micros.
Un abrazo Fernando, muy buena entrada.
Pasa una buena tarde de domingo.

Olga B. dijo...

Yo sí los conocía, viene una amplia muestra de ellos en un artículo del último número de la revista Ágora, bajo el título de "Micromalajes". Mi preferido es sin duda "De poetas y balas". Otro genial es "Denuncia por plagio", que apareció en esta página en un anterior fogonazo:

"Su denuncia contra el Sr. Homero por presunto plagio de La Odisea, presentada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Irún, no ha sido admitida a trámite".

En la versión de la revista Ágora, sin embargo, el "no ha sido admitida a trámite" se sustituye por un "ha sido admitida a trámite".
No sé cuál es la definitiva, pero yo me quedo con la segunda. Es mucho más micromalaje;-)
Saludos, Fernando.
Y gracias por mostrarnos todos estos fogonazos geniales.

Andrea Doria dijo...

Hola, pásate por mi blog tengo un regalo especial para ti. Gracias por las buenas entradas cada día y tu dedicación.

siempreconhistorias dijo...

Absolutamente geniales, como siempre, estos fogonazos.
Gracias, Fernando.
Un abrazo

Hiperbreves S.A. dijo...

Siempre grandes los fogonazos de Óscar Sipán.