jueves, 25 de julio de 2013

`Quimera´ de corto

.......
.......
El número de verano de la revista Quimera, correspondiente a julio y agosto, con su atractiva cubierta, se extiende ahora hasta las 100 páginas, una distancia que permite mayores maniobras. El informe que ocupa gran parte de la entrega está dedicado a la cultura, a la literatura italiana, país que se metamorfosea continuamente quizá porque viaja siempre en una montaña rusa, como apunta Fernando Clemot en el artículo de presentación. Todos los trabajos dedicados a los escritores del país vecino (Curzio Malaparte, Pavese, Elsa Morante, Calvino, Bufalino o Tabucchi, entre otros) tienen interés y parecen escritos por gente que sabe de lo que trata, algo que resulta cada vez más infrecuente. Pero con Italia nos pasa lo mismo que con Portugal, o con la América hispánica, que somos tan semejantes que a menudo no nos reconocemos, por lo que números como este poseen un gran valor.
.......
Creo que tanto las entrevistas como la sección de reseñas suelen ser el oxígeno de las revistas. En este número aparecen cinco conversaciones: cuatro de ellas interesantes, con Gianni Borgna, a propósito del mundo de Pasolini; la narradora mexicana Guadalupe Nettel; el autor y director teatral Sergi Belbel, a quien habría que haberle apretado un poco más las clavijas; y con el responsable de la librería Sintagma, en El Ejido (Almería). A comentar alguna de las respuestas que aparecen en la entrevista con la escritora Clara Obligado voy a dedicar una entrada aparte.
.......
También resulta muy atractiva la sección de textos inéditos, con microrrelatos de Juan Gracia Armendáriz y poemas de Carlos Alcorta y Rafael Fombellida.
.......
La crítica de libros, reforzada en este número, y los breves artículos, se completa con el trabajo –en mi opinión- más atractivo del número. Se trata del anticipo de la traducción de la Comedia, de Dante, de un canto del Infierno, a cargo del poeta y profesor José María Micó, digno sucesor en este magno empeño del gran Ángel Crespo, que completó la suya a mediados de los setenta, hace casi cuarenta años.
.......
Mejora Quimera número a número y empieza a ocupar un lugar principal entre las revistas literarias españolas e hispanoamericanas, y que el veneno de Mongoy se muerda la lengua, a ver qué le ocurre...
.....

4 comentarios:

Á.V. dijo...

¿"moyares" o "mayores"?

Un abrazo desde Plasencia,
Álvaro Valverde

Fernando Valls dijo...

Gracias, Álvaro. Casi me gusta más moyares... Saludos desde Berlín, con demasiado calor.

D.A.M. dijo...

Me quedo con dos apuntes de tu texto sobre "Quimera" que me parecen tan ciertos como meritorios por parte del equipo de la revista.

- Artículos que "parecen escritos por gente que sabe de lo que trata, algo que resulta cada vez más infrecuente". Disfruté mucho del de Pavese. Me parece ejemplar por su tono pedagógico, nada engolado y, sin embargo, traza un perfil del autor suficiente como para querer conocer su obra. Por desgracia es algo que no suele suceder en la profesión periodística. Lamentable la degradación de la prensa cultural en nuestro país.

- "Pero con Italia nos pasa lo mismo que con Portugal, o con la América hispánica, que somos tan semejantes que a menudo no nos reconocemos, por lo que números como este poseen un gran valor". Totalmente de acuerdo. Tanto el número anterior sobre Portugal como éste sobre Italia me han despertado ganas de acercarme a dos tradiciones literarias que me resultan bastante desconocidas. Y creo que, como a mí, le sucederá a algún que otro lector más de los que compramos "Quimera".

La única decepción con esta entrega doble de la revista es que, conociendo a Fernando Clemot, eché de menos un artículo suyo sobre Gabriele D'Annunzio.

Isabel Mercadé dijo...

Mucha gente me ha comentado la bondad del número, Fernando. Y, además del contenido y la preciosa foto, es muy bonito el diseño.
¡¿Desde Berlín con demasiado calor?!
Un abrazo desde Barcelona, que, imagina...