miércoles, 18 de febrero de 2009

Más sobre la historia de "El dinosaurio", de Monterroso

.....
Querido Fernando:
Creo no cometer una infidencia al contarte lo siguiente, que puedes pegarlo si deseas. Cuando hacía mi tesis sobre Tito no sabía qué diablos hacer con su cuento, y como era la época troglodita en que no había ordenadores ni faxes, fui a México a entrevistar al maestro, cagado de miedo. Tito y Bárbara [Jacobs], siempre bondadosos, me recibieron a cuerpo de rey, y yo, alumno, no sabía cómo responder. En fin, a mi parecer iba preparado, me había leído todo, y llegamos a "El dinosaurio". Le admití que, aparte de teorizar sobre su semántica, filosofía, etc., "en verdad no sé qué hacer con su cuento". Tito, me contestó: "¿Usted quiere decir mi novela? Fíjese, el poeta Rubén Bonifaz Nuño me ayudó con la puntuación". Me desarmó totalmente, sonreímos, y pasamos a otro tema.
.....
Le conté la anécdota a mi viejo amigo y colega Jorge Ruffinelli, y ya que el humor de éste no es menor que el de Tito (son de la misma estatura, yo soy más alto), nunca he querido relatar esto, y obviamente no lo puse en mi libro, ya que iba a ser el primero sobre Tito y no quería meter la pata. Jorge me dijo algo obvio: "no, Tito te está verseando" (en rioplatense "tomar el pelo"). Y me contó algo tan insólito como la nota de Arreola que nuestro querido amigo Antonio [Fernández Ferrer] incluye en su libro. Según Jorge, Tito estaba por terminar una relación amorosa, muy anterior a la ejemplar y maravillosa que tuvo con Bárbara. Un día, Tito se despierta, y ve que la señora seguía allí, en la cama, y de ahí escribe el "cuento". No sé si Jorge me estaba "verseando". Un abrazo Fernando.
Will Corral
.....
....
* El ecuatoriano Wil Corral, quien protagoniza uno de los microrrelatos que publiqué ayer, es profesor de Literatura Hispanoamericana en la Universidad del Estado de California, en Sacramento, autor de la primera tesis doctoral sobre el narrador guatemalteco y uno de los mejores especialistas en su obra, de lo que es buena prueba su temprano libro Lector, sociedad y género en Monterroso (1985). Este mismo año aparecerá, publicado por la Muncipalidad de Quito/Centro Cultural Benjamín Carrión, su libro Cartografía occidental de la novela hispanoamericana. La carta que publicamos lleva fecha de hoy, 18 de febrero del 2009.
.....

7 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Si fuese así, coincidiría con la magnífica variación que hizo José Luis García Martín, que dejando el cuento (o la novela) como estaba la tituló "Matrimonio".

el pasado que me espera dijo...

Parece que hay tantas versiones acerca del origen del cuento como sesudos análisis del mismo.
A mí me ha encantado la de la señora que seguía en la cama.
De lo que nos enteramos gracias a ti, Fernando...

Hiperbreves S.A. dijo...

La intrahistoria del dinosaurio. A mi juicio, ese microrrelato necesita de una intrahistoria para adquirir sentido. Es cierto que cada lector puede dotarlo del contenido que prefiera, pero a mí me interesa saber qué quiso contar su autor exactamente o, al menos, aproximadamente. Ya he comentado en post anteriores que no me apasiona ese microrrelato, pero si ese dinosaurio era, en verdad, una mujer desamada, ganaría un sentido.

No soy demasiado amigo de escribir (o leer) algo que puede significar casi cualquier cosa. Los finales demasiado abiertos o las historias demasiado interpretables me recuerdan en exceso a la nada.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Pues sí que ha dado juego (antes y después) el dichoso animalito. Qué vida tan parca en palabras y qué excesiva ya la estela que trae.

Anónimo dijo...

Luis Sepúlveda gana el premio Primavera: mañana lo anuncian

Fernando Valls dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.
A los remedos y variaciones sobre el microrrelato de Monterroso le dedicó un libro Lauro Zavala que publicó Alfaguara en México y que no ha circulado en España, que yo sepa.
Publiqué el Anónimo sobre el resultado del Premio Primavera porque me pareció verosímil lo que afirmaba. Ahora acaban de confirmarlo las agencias de noticias: el escritor chileno Luis Sepúlveda ha obtenido el Primavera.

Valentín Pérez dijo...

"¡No le toques ya más que así es la rosa!", decía Juan Ramón y en este caso creo que es muy apropiado pues la fuerza o la capacidad de atraernos que tiene el dinosaurio de Monterroso está precisamente en su enigma, y precisamente en ello está también su cualidad de obra literaria, pues la obra literaria es aquella que sugiere una infinidad de mundos y ninguno es mejor o más correcto que otro.. ni siquiera el del propio autor (que muchas veces tampoco sabría muy bien elegir)... Desde luego la anecdota del amigo insomne me parece la más divertida, pues cuántas veces nos hemos "desconectado" cuando alguien no para de hablarnos de algo que no nos interesa y cuando volvemos a conectar con espanto comprobamos que efectivamente el dinosaurio aún sigue ahí.