martes, 31 de marzo de 2009

LUIS AZUAJE

....

......
Ella era alta, cabello liso, no, perdón, rizado, medio ondulado ¿no? Castaño claro como de telenovela. Andaba siempre de tacones. Era finísima la caraja…pero puta como ninguna. Yo de verdad no sabía si le gustaba, si yo le gustaba, porque hablaba muy poco, bueno, lo necesario, bueno, en ocasiones…¡Ay!, ¿a quien engaño?: la tipa no abría la boca para más nada que no fuera “tragar”. Porque eso sí hacía carajo: tragar. A cada rato y por toneladas. De dos y tres platos en la mesa al mismo tiempo, con las manos y rapidito, así como desesperada. Yo la veía y me asustaba. Salía corriendo a buscarle agua porque sentía que en cualquier momento se ahogaba. Y lo hacía, digo, se ahogaba, pero seguía tragando, y tosía, tragaba, tosía. Era una máquina. ¡Dulce Sinvergüenza que me hacía reír a cada rato como una tonta! Me reía, lo juro que me reía hasta que la comisura de la boca me temblaba. Era el hartazgo de la risa. Es que ella tenía unas vainas. Se mofaba de todo y no hacía falta que hablara porque el solo verla: esa cara llena de muecas, de perfiles sugerentes y miradas largas. Era un papel en blanco eso sí, no se podía ver en ella, tampoco dejar nada en ella, ni una memoria, una tremendura, una queja, nada. Porque ella no retenía nada porque no quería, pienso yo, o no podía, la verdad no sé, creo que se hacía la que no. Jugaba a ser máscara: pasaba por seria, por mundana, por tierna, por loca...o tal vez eso último no era fingido. Yo creo que loca sí estaba. Después de todo: venir acá a complacerme y dejarme con esta sonrisa de pendeja, toda manchada, sin marido y manchada, consciente pero extraviada. Era una epifanía: Yo en la sala como boba, bañada en cremas, aceites, esencias que usaba para sobarme, y yo sin marido, sola, sin marido, con ella, sin marido, sobándome las piernas, la pelvis, los glúteos, viuda, viudita, viudísima, pero con ella. Aunque esto de estar con una mujer así es como no estar en nada. Es ese vértigo que produce saberse viuda, con mucho dinero, con mucha rabia, muchísima, pero con ella, digo, a veces, sólo a veces. Que es como decir nunca. Porque cuando es de tarde y me siento un rato en este quicio a verme cómo estoy, con quién ando: descubro que ando sola, viuda y sola. Viuda y con una sonrisita pendeja entre los dientes.
.....
....
* Luis Carlos Azuaje (Maracay, Venezuela. 1983). Profesor de Lengua y Literatura. Ha sido incluido en la antología de escritores noveles venezolanos Voces Nuevas 2005/2006, publicada por el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos. Es colaborador de la columna literaria Contenido del diario El periodiquito de la ciudad de Maracay. En la actualidad, cursa estudios de postgrado en Filología Hispánica en el C.S.I.C., de Madrid. Su labor como investigador gira en torno a la poesía latinoamericana contemporánea.
.....

20 comentarios:

Marian Torrejón dijo...

Muy buen cuento, aunque hasta la mitad no se sabe que la narradora es otra mujer. Me ha gustado mucho.

BACO dijo...

Supremo, Fernando.
Buana recomendación.

Carlos Javier dijo...

La cadencia, una reiteración necesaria que le da carácter al personaje, el ritmo, la atmósfera. Uno entra en el cuento y te lleva, te desliza, te deja caer y te eleva de nuevo hasta soltarte en una caída lenta.
Enhorabuena.

Isabel dijo...

Muy bueno. Felicidades al autor.

Ada dijo...

El cuento es genial, con esa frescura que le da las palabras autóctonas de un lenguaje que entiendo pero no manejo, me encanta.
Fijate, a mí ha hecho pensar que el personaje que describe es ella misma, vista en un tiempo pasado, un recuerdo de lo que fue, la máscara. Lo he sentido en ese final: "Porque cuando es de tarde y me siento un rato en este quicio a verme cómo estoy, con quién ando: descubro que ando sola, viuda y sola. Viuda y con una sonrisita pendeja entre los dientes."
Saludos

Tarántula dijo...

pura poesía, Hiena. Poesía zumbada.

Me gustó sobre todo el final.

NUMA MILLÁN dijo...

HOLA LUIS. GRACIAS POR TU CUENTO: LOGRÓ E-MOCIONARME, VALE, "MOVER MI ESPÍRITU".TODO A BASE DE ESE "JALÓN DE ALFOMBRA" QUE SIGNIFICÓ PARA MÍ DARME CUENTA QUE SE TRATABA DE DOS MUJERES. ENTIENDO QUE UNA CON UN CARÁCTER PASIVO(LA TRAGONA), Y LA OTRA ACTIVA. QUÉ BUENO TU CUENTO CORTO!!
NUMA MILLÁN, AMIGO DE TUS PADRES

Anónimo dijo...

Muy bueno. En mi opinión hasta sincero. Me deja con ganas de leer màs y eso es muy dificil. Felicidades. Luisa A.

Aida dijo...

Luís Carlos, que bueno saber de ti, saber lo que haces y que en mi opinión lo hagas tan bien! FELICITACIONES! Sin embargo, me quedé con ganas de que no fuera un cuento tan corto y de conocer más acerca de la tragona con sonrisita pendeja entre los dientes...
Cariños, Dios te bendiga, cuídate mucho.
Aída.

Anónimo dijo...

Buenisimo Luis Carlos, felicidades... Jesús Ramirez.

Anónimo dijo...

guau luiscar me encanto saber que la venezolanura se lee en tus lineas, bravo, laila

Rosa María dijo...

Impactante el cuento, muy expresivo, simplemente genial. Me sentí confundida cuando se muestra la narradora... juraba que era un hombre... un poco fuera de lo clásico... en realidad muy fuera de lo clásico... ;) felicidades Luis C. Azuaje H.^^

Anónimo dijo...

Excelente!!! Cada frase una imágen. Delicioso redescubrir y recordar ese lenguaje crudo de mi querida Venezuela que casi había olvidado. Gracias Fernando, todo un regalazo.

apichuai dijo...

esun delicado y atrevido placer conocer austed, deseo que la vida le obsequie los bastos horizontes para deshojar el devenir y esculpir con palabras de poeta la risueña y alterada historia.
Que las musas te acompañen y no dejen de inquietarte.
Que el PIA origen de la vida del mundo PEMON sean para ti la más alta bendición desde el Mundo indígena.
atte.
APICHUA

apichuai dijo...

desde el más cercano mundo te felicito

Pedro C. dijo...

pagina sin ninguna dificultad!! aun pienso en continuar con escribir cuentos (transcribir los ya existentes) y componer nuevos en base a los anteriores. espero que sigamos en contacto!!

Mia Miralles dijo...

Excelente Azuaje, la armonía de la historia es cautivadora. Mi respeto al autor.

Leonardo Yoris dijo...

MIRA FINO TU CUENTO!!!METETE ACA : http://leoyoris.blogspot.com

LuisBeltrán Beltrán dijo...

veo la alta y magica frecuencia con que estas al pendiente de tu hija la poesia. amigo.. upetoi a escribir para publicar.
luis beltran medina osio

Gabriela dijo...

Cada vez que lo leo o te escucho leerlo me encanta mas... para mi es fresco y alocado, coherente y desmesurado... interesante mezcla... a tu salud mi flaco... muak
Gaby