domingo, 8 de marzo de 2009

La mató porque no era suya

..
En mi barrio, casi en mi misma calle, han asesinado a una camarera. Había trabajado en el bar que hay en los bajos de mi casa. El local se llama El ángel azul y ella Elena. Se había separado de un marido que la maltrataba, por lo que el caballero tenía una orden de alejamiento. Apenas la conocía, pero cuando entraba en el edificio, a veces me la encontraba limpiando las mesas de la terraza o sirviendo a un cliente. Siempre me saludaba con una media sonrisa discreta. En los últimos tiempos había cambiado de establecimiento y trabajaba en un bar gallego cercano, situado a unos cincuenta metros del anterior. Una noche, mientras bajaba la puerta metálica para cerrar el local, un hombre la apuñaló en repetidas ocasiones. La prensa dio la noticia, se hicieron los funerales de Elena, pero no sé si la policía ha logrado dar con el asesino.
.....
.....
"Un hombre estrangula a su mujer y después se arroja por el balcón", leo en el titular de una noticia que trae el ABC de ayer sábado. Recordando a Elena, pero también a Max Aub, no he podido dejar de pensar que hubiera sido mucho mejor para todos, incluido él mismo, que primero se hubiera arrojado por el balcón y después...
..
¿Por qué no tiene el hombre el orden certero de sus actos?
.....
* La obra es de Esther Ferrer.
....

6 comentarios:

Ada dijo...

Cierto tipo de personas, casi siempre hombres, no se resignan a no ser protagonistas, a desparecer de la vida de alguien ocupando un segundo plano. Y en busca de ese protagonismo perdido escogen a una victima, persona a la que 'siguen amando', para llevar a cabo su acto estrella en la actuación. Una forma pública de demostrar cuanto la querían.
A veces pienso si sufriran algún tipo de trastorno bipolar padeciendo subidas y bajadas en los hábitos de conducta. Luego ya no pienso y sólo siento y entiendo que son seres egoístas, mentirosos, malos y que jamás quisieron.

Lola Mariné dijo...

Siempe que oígo este tipo de noticias me pregunto eso mismo:¿por qué no se matan ellos primero? porque no quieren hacerlo, porque ese acto no es más que otro signo de su cobardía despues de asesinar a una mujer.

A Ada me gustaría decirle que esos hombres no sufren más transtorno que el de su machismo y no ser personas.

sigma dijo...

Buen relato y buen homenaje a todas las mujeres, el título da la clave del problema, y la pregunta con la que lo cierras es la que todos nos hacemos cuando dan estas noticias.Besos.

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

Bravo, Fernando. Buena entrada justo en el día en que la publicas. Algo anda errático, definitvamente extraviado, sin remedio, en quienes hacen cosas como esas. Es horrible y sobre todo cuando has tenido, aunque haya sido tan tangencial, un contacto con la víctima. Lo he dicho por muy otras razones, pero conviene repetirlo ahora: no vamos ni por buen camino, ni por la dirección correcta. Un abrazo, Javier.

bambu222 dijo...

Es posible que influya mucho el tipo de educación;queda aún mucho camino; un amigo mio dice que hay hombres con problemas mentales cuya
forma de pensar, tan antigua, les hace cometer barbaridades como éstas.Nunca se irán ellos solos, se llevarán lo que consideran "suyo":mujer, hijos, o cualquier ser que se les rebele.Abrazo.

Loc@ dijo...

La pregunta de ¿porqué no se mataron primero? nos la hacemos muchos, la mayoría de las veces, después viene el tema hormonal, ¡será la testosterona! lo cierto es que los hombres suelen solucionar sus conflictos de esa manera. Las mujeres en conflicto semejante se suicidan primero y después...
Educación o biología tenenmos problema para rato. Saludos PAQUITA