viernes, 6 de junio de 2008

Una entrevista insólita con CRZ

......
La entrevista que hace unos días publicaba el diario El País con el hiératico CRZ, sólo la esfinge de Gizeh es menos expresiva, pasará a la historia local del disparate. Entrevistador y entrevistado competían por ver cuál de los dos andaba más corto de remos y con menos cintura... Por no hablar de la foto que la ilustraba, con un decorado de cartón piedra, en la que era difícil saber quién ponía más cara de asco, si el narrador u Olga Viza. Al periodista del diario globalizado le debemos perlas como la siguiente: "Nadie diría, viéndole picotear con parsimonia unos frutos secos, que ahí está uno de los autores españoles más vendidos...".
.....
Que un escritor que vende tropecientos millones de ejemplares (10 millones de La sombra del viento y 1 millón, en 43 días, de su nueva novela, según las cifras que circulan en los medios), traducido a treinta idiomas, y que goza de la incondicional admiración de un reconocido experto en la literatura actual, como es Sergio Vila-Sanjuán, se muestre tan cabreado y reticente con el mundo en general (afirma que hay gente que lo `odia a muerte´; pero quiénes son, por Dios...), y con el mundillo literario en particular, sin que falten los críticos literarios, es en verdad sorprendente. Creo que ni un niño malcriado, tan abundantes en estos tiempos posmodernos, daría semejante pataleta...
.
.. .
.

Lo que más me ha impresionado es la defensa que hace, por los términos que emplea, de los guionistas de cine y televisión: "El 99% de la mejor narrativa que se hace hoy, de la literatura de calidad, de la gente profesional sin pretensiones, ni pedantería, ni pose, de la que de verdad sabe construir personajes e historias; o sea, de los que de verdad saben escribir, está en la televisión o en el cine, pero sobre todo en la primera. Gente con ambición, oficio y talento ya prácticamente no está trabajando en literatura. Ésta se ha convertido en un gueto de mediocridad, de aburrimiento, de pretensión y de pose". Pero, entonces, CRZ, cómo andas tú todavía en tan modestas compañías, alma de cántaro, por qué sigues perdiendo el tiempo con los libros... Tu público fiel te seguirá donde lo lleves, como si te haces letrista del Dr. Chinarro.
.
A ver si al final va a resultar que CRZ es un doble de Vicente Verdú; a ver si es que a lo que aspira realmente es a ser guionista de una serie de la tele. Pero, por favor, para eso no hace falta que te pongas así, pero haberlo dicho antes... Seguro que no te faltan ofertas.
.
¿Qué pretende CRZ, que lo reconozcan como un gran artista? ¿No se conforma, acaso, con ser un buen artesano, un buen profesional de la escritura, con forrarse? ¿No se siente satisfecho de ser el sucesor de José María Gironella, de Alberto Vázquez Figueroa, de Antonio Gala, de ¡Pérez Reverte!? En su situación, tendría incluso que soportar impasible que alguien le dijera, por ejemplo, que tiene cara de chubeski, que parece un chino malvado, de esos de pega, de película americana de serie B, tipo Fu-Manchú; o que es el Maestro Palmero de la novela... ¡Pero qué más te da! En fin, que no me atrevo a pensar qué hubiera sido de este hombre de no haberse hecho multimillonario con sus novelas... Visto lo visto, tendremos que acabar creyendo que los ricos y famosos también lloran y que incluso padecen penalidades. ¡Perro mundo!
....
* Daniel Gascón le ha dedicado al tema, en su blog, una entrada interesante, que os recomiendo.

* Hokusai, Busto de Daruma, 1804.

12 comentarios:

Mery dijo...

No he leído la entrevista pero, por lo que apuntas, suena penosa.

A lo mejor su pataleta es porque, en el fondo de su ser, sabe que nunca llegará a ser algo mas que un gran vendedor de best-sellers.
Malos tiempos para la lírica.

Abol dijo...

Hola Fernando, gracias por los datos de los libros de Luisa Valenzuela. Te respondí al comentario que hiciste en Por la matria, pero no sé si lo viste.

Un abrazo, Lilian.

Pepe Cervera dijo...

Puede que lo que al Sr. Fumanchú le duele precisamente es que no se le considera aburrido, pretencioso y "posador"... aunque bien mirado, a él debe importarle lo mismo 8 que 88, ya que lo que a él le gusta es ver la tele y películas de boboliwood, pero sobre todo la tele.

Herman dijo...

Bravo, Fernando.
A juzgar por todas las referencias que recibo, CRZ debe ser un sujeto ciertamente inefable (y empleo la diplomacia). Tomaré la precaución de no leer ni una sola de las novelas que perpetre.
Un abrazo

Fernando Valls dijo...

Lilian, ya te he respondido en tu blog. Te llevaré los libros a Santiago.

Ricardo Menéndez Salmón dijo...

Querido Fernando, recuerdo que cuando nos conocimos personalmente en Verines, el pasado año, tras expresar un exabrupto contra CRZ me dijiste algo así como: "Ricardo, no merece la pena que te enfades por fenómenos como éste; esa -y la de tantos otros escritores- no es tu pelea".

Bien. La reciente entrevista de "El País" me refuerza en la convicción de que esa sí es mi pelea (una de ellas, quiero decir). A mí no me incomoda que CRZ venda lo que vende, allá cada lector con su bolsillo; lo que me ofende es que semejante joya tenga los escaparates que tiene para opinar y, por extensión, para generar un discurso, por pobre -aunque a la vez peligroso- que sea. Que los medios de comunicación (prensa, radio, televisión) dediquen el espacio que dedican a este hombre y a su obra, al margen de pleitesías comerciales, es un atentado ya no contra el sentido común (pues, como se colige de sus opiniones y gustos, CRZ es un bobo ni siquiera ilustrado), sino contra la posibilidad de que la literatura desempeñe en nuestro país un papel de relevancia, ética y estética.

¿Qué sucedería si, por ejemplo, a Rafael Chirbes (a quien traigo a colación porque con pocas dudas ha sido el autor del 2007 en España) le regalaran sesenta portadas para que hablara de "Crematorio", de su concepción de la literatura, de su linaje como creador y como lector y de cómo ve el panorama cultural de nuestro país?

Adjetivas de "insólita" la entrevista a CRZ. Creo que eres tremendamente generoso con el calificativo.

Un abrazo,
Ricardo

Fernando Valls dijo...

Sí, Ricardo, tienes razón, hoy me he levantado generoso. ¿Qué más añadir a tus comentarios? Estoy totalmente de acuerdo y me alegra mucho que escritores jovenes y ambiciosos, Pepe Cervera, Javier Puche, Daniel Gascón, o tú mismo le plantéis cara a fenómenos de feria como el que representa CRZ, y a quienes los apoyan, no sé sabe muy bien por qué.

Abol dijo...

Muchas gracias, Fernando. Eres un cielo.
Un abrazo, Lilian.

Joaquim dijo...

Yo no perdería el tiempo comentando las perlas de CRZ. Por mucho que venda nunca figurará en una historia de la literatura. Otros que, en su tiempo, vendían en proporción lo mismo que él ¡y sin maquinaria publicitaria! (v.gr. Corín Tellado o Marcial Lafuente Estefanía) tuvieron la decencia de no teorizar.
Sinceramente creo que lo que CRZ pretende es que algún escritor de verdad, como Ricardo u otros, se enzarze con él en una polémica mediática. Fue lo que hizo Pérez Reverte y mirad dónde ha llegado. A estos autores se les puede, incluso, leer, pero no hay que hablar de ellos en público.
Un abrazo,
Joaquín

alba alpha dijo...

Suena increíble pero no lo conozco, jamás lo había oído mencionar. Si se entera se enfada seguro. Gracias por la información.

abrazos

Sergi Bellver dijo...

Esta tarde he estado en la Feria del Libro de Madrid. Tumultos, sudor y codos de rancho presidiario en las casetas donde firmaban Zafón, Grandes o Izaguirre ("mira, ese es el moña que sale en la tele", decía un "lector" huído del neolítico).

En la última entrada de mi bitácora repartía estopa a los modernos y pedantes, predicaba entre las dunas y me lamentaba de las cosas, en definitiva. Hablaba de los que poco a poco anhelan hacerle sombra al viento, y me ganaba algún que otro enemgo, pero no se me ocurría hablar de literatura y meter a los zafios en el saco.

Pero hoy he tenido una revelación. Hoy he visto a escribelibros y firmasolapas conscientes de en qué liga juegan y por lo menos con la decencia de no sentar cátedra de lo que ignoran, como sí ha hecho Zafón. Demasiadas tribunas para tan lerdo discurso. No hay nada malo en los best seller, son otra cosa, otro mercado, que se mezcla con las otras aceras del libro (como la que me toca, yo soy de la acera de enfrente, muy "moña" para estas lides, a mí me pone la literatura y para decir eso ya salí del armario hace mucho). Pero también he visto esta tarde a escritores, a poetas, a artistas de verdad entre el tumulto, en las esquinas menos iluminadas de la feria de vanidades.

Incluso he estrechado la mano (firme, sincera, de hombre honesto) de Ricardo, entre otros.

Y no me lo he dicho con esas palabras, pero lo he sentido, cuando ya me marchaba del parque, lo he notado como una oleada que se ha llevado todos los restos del naufragio y ha dejado la playa libre de quincalla y basura: ESTA NO ES MI GUERRA.

A partir de ahora prefiero hablar de quien sí vale la pena y se dedica a crear algo de forma honesta. No más cuartelillo a los que no se lo merecen, ni a los zafiones ni a los curillas y demás meapilas venidos a más, con sotana de diseño y gafas de firma.

Un abrazo, Fernando, llevo tiempo leyéndote pero no me he decidido a comentar/desbarrar en tu nave (tan cuerda) hasta hoy. Enhorabuena por tu trabajo con el reloj de arena y, si te parece, me pondré pronto en contacto contigo.

Juan Carlos Márquez dijo...

Pobre CRZ, con su egofagia, ahora quiere prestigio, trascendencia, un hueco en la literatura universal entre la R y la Z. Leí la entrevista, sí, y después me arrepentí de haberlo hecho.