lunes, 2 de junio de 2008

ELOY SÁNCHEZ ROSILLO

...... .... .
"Agua fresca"
.
El pozo aquel de todos los veranos,
el pozo de mi infancia,
bajo la sombra del nogal enorme,
con su brocal tallado en piedra viva.
Daba miedo mirar
en su interior oscuro: era muy hondo,
tenía resonancias misteriosas,
ecos que golpeaban inquietantes
el circular abismo.
Casi exhaustos llegábamos allí,
sin apenas resuello
tras nuestras correrías por el campo,
y tirando con fuerza de la soga
sacábamos un cubo de agua fresca.
La luz del día le arrancaba súbita
mágicos centelleos de oro limpio,
esquirlas de diamante.
Zumbaba el sol con furia,
zumbaban las frenéticas avispas
a nuestro alrededor mientras saciábamos
hasta el fin y sin prisa tanta sed.
Siempre el agua es un don maravilloso.
Pero nunca la vida ha vuelto a darme
un agua como aquella.
......



"Un canto"
.
Y eso al cabo qué importa.
Tira de ti hacia arriba, sal de ti.
Alza los ojos, sin pensar en nada.
Ábrelos bien y mira
toda esta luz que viene del cielo como música.
Respírala con ganas, que hasta el fondo
de tu pulmón sombrío se abra paso.
Si la recibes sin temor y dejas
pasivamente que en tu ser se adentre,
se encenderá tu barro y te irás convirtiendo
tú mismo en luminosa criatura.
La luz de un solo instante, tan poderosa y dulce,
sabe saldar del todo cualquier cuenta
que un ser humano tenga con la vida,
y aún sobraría oro para aquellos
que incrédulos y tristes a mirar se acercaran.
Todo lo puede este fulgor dorado:
borra los daños de mayor alcance,
y hasta los más pequeños
(que son a veces los que más se obstinan).
¿No lo ves? Ya estás limpio. Ha sido fácil.
No hay en tu piel heridas ni turbias cicatrices.
Y eres alguien, al fin, inocente, invencible,
un hombre que está vivo como nunca
y del que brota sin esfuerzo un canto.
......

.
.

* Eloy Sánchez Rosillo (Murcia, 1948) obtuvo el Premio Adonais de 1977 con su libro Maneras de estar solo (Rialp, Madrid, 1978), que lo dio a conocer como poeta. Ha publicado posteriormente otros cinco libros de poemas: Páginas de un diario (El Bardo, Barcelona, 1981), Elegías (Trieste, Madrid, 1984), Autorretratos (Península/Edicions 62, Barcelona, 1989), La vida (Tusquets, Barcelona, 1996) y La certeza (Tusquets, 2005), al que se le concedió el Premio de la Crítica. Las cosas como fueron (Poesía completa, 1974-2003), recoge todos los títulos anteriores, excepto el último, con correcciones y algunos poemas inéditos (Tusquets, 2004). Existe también una antología de su obra, Confidencias, con prólogo y selección de Andrés Trapiello (Renacimiento, Sevilla, 2006), editada posteriormente en México con variaciones y bajo el título de El manantial del tiempo (Universidad de las Américas, Puebla, 2007). Ha publicado asimismo el ensayo La fuerza del destino (Universidad de Murcia, 1992) y ha traducido una Antología poética de Giacomo Leopardi (Pre-textos, Valencia, 1998). Sus poemas figuran en las antologías más representativas de la poesía actual y han sido traducidos a diversos idiomas. Es profesor de Literatura Española en la Universidad de Murcia.
.
.
.
* Las fotos son de Francisco Uceda.
.
* Estos poemas inéditos forman parte del libro Oír la luz, que publicará Tusquets en septiembre. En la última foto aparece el autor.

1 comentario:

alba alpha dijo...

El pozo de la infancia nos da un agua incomparable.
...................................

La luz que todo renueva. Lo que pasa es que luego nos empeñamos en no salir y necesitamos que poetas como Eloy Sánchez Rosillo nos lo recuerden.

Abrazos