domingo, 30 de junio de 2013

`Los soles por las noches esparcidos´, poemas de Santiago Montobbio

.......
LA VIDA TE SORPRENDE SIEMPRE AL FINAL
de un miedo o de un silencio. La vida
no regresa pero también vuelve
a su cauce, es arroyo secreto y misterioso,
lago subterráneo que de pronto aflora,
isla que otra vez nace, luz perdida
y que de nuevo restalla sobre el día.
La vida, la poesía, el amor, el mar,
la noche, la sombra, el frío, el dolor, la dicha.
Nada sorprende más que el cerrado sentido
que oculta a veces estar vivo.
Todos los caminos y todos los extravíos.
..........
........

2 comentarios:

Miguelángel Pegarz dijo...

Hermosísimo y una poesía relativamente blanca, comprensible. Como a mi, poco letrado, menos versado en poética y muy limitado para ver imágenes complicadas o críptica me gusta.

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

Es imagen similar a los ojos del Guadiana, a veces ven, otras quedan ciegos.
HAY QUE APRENDER A BUCEAR. YO HE TENIDO QUE APRENDERLO A FUERZA DE ESTAR EN EL MAR.
Y LLEGA UNO A AMAR TANTO LA BARCA COMO EL BUCEO, PUES, DE NO ESTAR SUMERGIDO, NO SERÍA UNO CAPAZ DE VALORAR UN BUEN BAÑO DE SOL.