sábado, 8 de junio de 2013

`Imaginarium´, los microrrelatos de Ricardo Álamo, 1

........
........
Kamikazes
......
El prodigio ocurría diariamente al caer el sol. Como una lluvia oscurescente, acerada y oscilante aquellos ángeles sobrevolaban el skyline de la ciudad en rápidos y majestuosos planeos. Desde que se desencadenó el milagroso fenómeno, toda la metrópolis se hallaba al borde del colapso: autobuses, tranvías y carros eran sistemáticamente abandonados en medio de calles y avenidas. El hormiguero humano iba y venía en tropel, con un runrún de asombro, abriéndose paso a empujones. Todos querían estar lo más cerca posible de aquel suceso ultraterreno. En la radio menudeaban las tertulias de expertos que debatían acaloradamente el sentido misterioso de semejante hito. En la calle, sobre las aceras y el asfalto, grupos espontáneos de hombres y mujeres de todas las razas y credos salmodiaban alegremente sus plegarias.
Pero entonces, inopinadamente, ocurrió lo peor: sin previo aviso los ángeles se precipitaron, veloces, sobre la muchedumbre, huérfanos de piedad, como expertos o siniestros kamikazes.
..........
........
* Los microrrelatos de Ricardo Álamo (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 1965), que es profesor de Filosofía, han aparecido en este blog y en la antología Mar de pirañas (Menoscuarto, 2012). Acaba de publicar su primer libro con piezas del género, titulado Imaginarium (Editorial Los Papeles del Sitio, Sevilla, 2013), del que forman parte las dos entradas que le vamos a dedicar. Escribe en el blog http://odadrek.blogspot.com.es/. La foto es de Elena Leiva.
......

4 comentarios:

checha dijo...

A TODOS NOS FALTAN CARTAS. NINGUNA VIDA LAS CONTIENE TODAS.
Y EN OCASIONES, EL IMPLACABLE AZAR O LA ABSOLUTA NECESIDAD, SE IMPONEN, CARCAJEÁNDOSE DE NUESTRA INGENUIDAD

Iván Teruel dijo...

En primer lugar, enhorabuena a Ricardo por la publicación de su libro.

Con respecto al micro que funciona como muestra: creo que se trata de una gran imagen que trabaja muy bien los contrastes, la plasticidad y lo inesperado. A esas cualidades hay que añadir la solvencia en la prosa de Ricardo: rica, matizada, mesuradamente lírica, cadenciosa.

He leído poco a Ricardo, pero por lo poco que he leído de él, creo que esta pieza es muy representativa de sus cualidades como escritor. De hecho, este microrrelato es el segundo (si no recuerdo mal) que aparece en la antología recién editada por Talentura. Ya entonces lo marqué como uno de mis favoritos.

Así que suerte, desde aquí, en la andadura del libro.

Abrazos a capitán y tripulante.

Miguelángel Pegarz dijo...

Genial, si es una muestra significativa de su obra (que sin duda lo será seleccionándolo quien lo hace) es un autor a tener en cuenta.

Elysa dijo...

Enhorabuena a Ricardo por la publicación de su libro. Me alegra volver a leer este micro tan inquietante.


Besitos