sábado, 17 de enero de 2009

Los fogonazos de ÓSCAR SIPÁN, 10

....
......

MANUSCRITO ENCONTRADO EN UNA BOTELLA
.....
.....
Me aburro
.....
......
MUERTE EN TRES ACTOS
.....
.....
......
1.) Desnudos venimos al mundo y desnudos deberíamos abandonarlo, pensó el suicida en la cornisa. Pero antes de saltar, quiso regalarse unos segundos de vida.

2.) El policía subía las escaleras cuando una risa de mujer feliz activó los mecanismos de su paranoia: Es ella, está con su amante. Encontró a su mujer en la cama, el pelo suelto, los ojos muy abiertos, ocultando su desnudez con la sábana.

3.) El suicida levantó las manos hacia Dios, aspiró profundamente y se giró ante la voz ronca de un hombre que le disparó en el pecho, a quemarropa, desde la ventana contigua.
......
......
LA FÓRMULA DE LA INFANCIA
.....
..... .....
La infancia se compone de exilio y mentiras: ni mis padres se querían tanto ni los lobos de Félix Rodríguez de la Fuente vivían en libertad.
.....

5 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Muy bueno este "Muerte en tres actos". El personaje, desde luego,
es triple: suicida, amante y víctima. Saludos desde Cádiz, que no es Berlín pero flota en el mar (a veces al pairo).

Fernando Valls dijo...

Antonio, Cádiz es mucho Cádiz. Hace unos días leí que un arquitecto de prestigio, no recuerdo ahora quién, la consideraba una de las ciudades mejor hechas del mundo y más agradables para vivir.

Txell Sales dijo...

Es brutal la fotografía que acompaña a "Muerte en tres actos". Me ha recordado a la ventana de la película "Arrebato" de Iván Zulueta.

sergio astorga dijo...

La formula de la infancia es tan exacta que prologa la muerte en tres actos.
Un abrazo sin aburrimiento.
Sergio Astorga

miguel ángel zapata dijo...

Sipán es imaginativo y filoso en sus fogonazos, pero en "Avisos de derrota" (la presentación madrileña fue deliciosa) alcanza una madurez narrativa y expresiva enorme. Enhorabuena.