domingo, 18 de enero de 2009

ISABEL MELLADO

.....
.....
"El perro que comía silencio"
....
Hubo un tiempo en que me llamé croqueta. Así me llamaba mi amo. Mentecato lo llamaba yo a él, pero eso nunca lo supo.
Ahora me gritan chucho. A mí me gusta titularme Zorba, el perro.
Y sí, soy un perro free lance de pueblo. Tardé en darme cuenta de que esta vez solo sería eso. No ponía huevos, tampoco tenía cuernos y ni hablar de hacer patinaje sobre hielo.
A los pocos meses de nacer fui abandonado en un vertedero, donde me recogió don Mentecato y me apadrinó prometiendo cuidarme toda mi perra y su aún más perra vida, pero como era de esperar no cumplió su palabra y no se lo reprocho. Viene a mi mente el dicho “errar es humano, perdonar es perruno”. A lo largo de mi vida he comprendido que casi ningún hombre tiene palabra, pero todos tienen silencios y eso es lo esencial.
Es muy difícil mentir con el silencio. Para mí es un recurso natural, como el agua. Hay días en que sólo me alimento de eso, y claro así estoy también flaco como perro; o como bromearía mi compadre pastor alemán: no es que sea flaco, es que tengo los huesos bien afuera. Además parezco de gamuza con la tiña que agarré al revolcarme con una perrita choca de los suburbios y que me da un look bohemio.
Mis silencios preferidos son el silencio del hueso y el silencio de los enamorados que huele a bistec y anhelo. En cambio, el silencio de los cónyuges suele ser turbio y estrecho y no es sólo uno compartido, sino al menos dos, por lo general antagónicos. A mí personalmente me ponen la carne de gallina y eso bien se sabe que para un can no es nada bueno.
Soy zurdo convencido. Meneo la cola con oficio de izquierda a derecha, me despierto de izquierda a derecha y si el tiempo me permite elegir, planto preferentemente el mordiscón en el muslo izquierdo del masticable contrincante.
¿Que por qué me fascinan los gatos? Porque son algo así como el resumen de la noche, sobre todo los negros. Pienso que si logro finalmente despedazar a alguno, liberaré todos los amaneceres que contiene. Soy re patiperro, creo en el espacio abierto y en la posibilidad de las esquinas…
.....
....
* Isabel Mellado Bravo nació en Santiago de Chile y es violinista. En 1990 obtuvo la beca Karajan para estudiar durante dos años con el concertino de la Filarmónica de Berlín. Una vez finalizados sus estudios permaneció en Alemania trabajando en diversas orquestas. Desde hace tres años vive y trabaja entre Granada y Berlín. Como escritora tiene un libro inédito, del que este microrrelato forma parte.
....
* El cuadro es de Francis Bacon.
.....

12 comentarios:

Pat Rizia dijo...

pues que me ha gustado mucho, gracias por subirlo. Patro.

Ginés dijo...

De nuevo una selección exquisita.
Isabel es una de las escritoras más prometedoras que existen en la actualidad y si no se ha dado a conocer todavía es por ese respeto máximo que tiene sobre la literatura que le lleva a creer que tiene que esperar.
Quienes la conocemos, sabemos que además de gran violinista, gran cocinera y mejor persona, tiene una gran cantidad de inéditos que harían la delicia de cualquier editor.
Un abrazo para Fernando y mil besos para Isabel.

Pedro Herrero dijo...

Me ha dado la impresión de ser una especie de “Informe para una Academia” adaptado al reino canino, en el que la autora dosifica las opiniones del personaje sobre sí mismo y los que le rodean. Está lleno de sinestesias interesantes y dotado de una gran agilidad expositiva. La consideración de los gatos como “el resumen de la noche” la encuentro sencillamente genial. Me ha encantado.

Mauricio D. Aguilera Linde dijo...

La literatura isabelina es un caldo hecho de los más dispares ingredientes: a un laconismo zahiriente se le suma un candor que sonroja. A sus mordaces epigramas -¡ay, si te leyera Oscar Wilde!- le siguen los ecos de una prosa lírica, y los juegos retóricos más grandilocuentes se agarran del brazo de los chilenismos más descarados. Y todo esto lo leemos con una sonrisa irónica en los labios que ahoga un aullido perruno de lamento sin tregua. ¿O era un violín barroco lo que sonaba? Te quiero, Isabelilla.

Josué Ramón Ascencio dijo...

Pues seria bueno tener el nombre del libro porue yo lo he buscado pro autor y no he encontrado nada, y con lo que me encanta leer. me ha gustado mucho

Pedro Herrero dijo...

Fernando, ya lo debes saber por otros conductos: ayer domingo, el programa "Pagina 2" de la segunda cadena de Televisión Española (dedicado a novedades literarias) citó "La Nave de los Locos" como la web de la semana. ¡Enhorabuena!

Fernando Valls dijo...

Gracias, Pedro. No sabía nada, tú me das la noticia. Pero acabo de verlo y dan la dirección mal, la confunden con la de un blog de tema más o menos esotérico que se llama lo mismo que el mío, pero que lleva el subtítulo de "Bitácora de exploración de la conciencia". En fin.

Revangel dijo...

Fantástico. Ese ..."todos tienen silencios..." y los gatos como "resumen de la noche". Poético y original. Además me ha tocado en la vena perruna sensible.
También me gustaría conocer el nombre de ese libro inédito.
Salud.

Juan Carlos Márquez dijo...

¡Ay!, el rigor periodístico, debe de estar envuelto en una manta, tumbado junto a un cartón de vino bajo un puente cualquiera. ¿Tan difícil es comprobar antes de hacerla pública que una dirección web es la correcta? ¿Por qué en la televisión se encarga la redacción de subtítulos y la inclusión de grafismos a analfabetos funcionales? ¡Pasa corriendo cada barbaridad mal escrita por la pantalla!

Fernando Valls dijo...

Tampoco habría que descartar que la web recomendada fuera la esotérica y no la mía, aunque el programa fuera de libros, en su mayor parte de literatura.

Juan Carlos Márquez dijo...

No, no habría de que descartarlo, Fernando, porque Página 2 a veces hace recomendaciones impenetrables y de difícil acceso para la mente.

Victoria dijo...

isabel es tan buena escritoria en la vigilia como en los sueños, si quiere que nos cuente alguno...
cuando salga tu libro, abandonaré todo lo demás, tus palabras son como beber comer amar...
viva tú!!!!!