sábado, 14 de abril de 2012

Herman Munster habla con Dios

.....
En la excelente entrevista que el escritor Eduardo Lago le hizo a Tom Waits, en El País Semanal, y la tacho de memorable porque dudo que nadie le haya llegado a sacar más sustancia al cantante y actor, quien no debe ser precisamente un tipo fácil de entrevistar, en un momento dado recuerda su amistad con Fred Gwynn, para entendernos Herman Munster, uno de los ídolos de mi infancia, en dura competencia con el abuelo de la serie, el gran Al Lewis, y lo que éste le comentó en una ocasión: 
"Cuando me muera y vea a Dios le voy a decir: `No pierdas el tiempo viendo episodios de La familia Monster, ni ninguna de las otras películas que he hecho. Con que veas la escena de La luna que hice para Bertolucci, basta´". La verdad es que no recuerdo ahora esa escena de La luna, pero cuesta trabajo creer que sea mejor que algunos episodios de los Monster.
.....
 .....
Por cierto, hace muchos años, se me ocurrió citar en una de mis clases a Tom Waits, vaya usted a saber a santo de qué, cuando todavía era un cantante poco conocido, pero como a mí me gustaba hacerme el antiguo para escandalizar a mis alumnas, diciéndoles que lo más moderno que había oído jamás eran canciones de Antonio Machín, se quedaron patidifusas... Es más, todavía hoy no han debido de recuperarse de la impresión, como tampoco yo de la risa, de la cara que pusieron. En fin, hablo de una época lejana, cuando aún la salsa boloñesa no había empezado a pudrir la Universidad.
.....     

7 comentarios:

Freia dijo...

¡¡¡Fred Gwyn!!! Uno de los héroes de mi infancia... aunque no supe su nombre hasta muchos años después.
No conocía sus palabras, pero ese actor formaba parte de las horas más felices de mi infancia (tebeos, cuentos, Julio Verne, los Monster...)
Y creo recordar que también era el actor de una serie anterior que sea llamaba Patrulla 54, allá por 1965, que fue cuando entró la tele en mi casa.
¡Qué atracón de nostalgia me acabo de dar! Gracias,

Un abrazo.

Manuel Rebollar Barro dijo...

¡Tom Waits! Creo que no ha habido un músico que más me haya impactado. Su voz, su música, sus letras, su puesta en escena, su evolución, su participación en múltiples proyectos de distinta índole creativa... Creo, como tú, que Eduardo Lago supo sacarle mucho jugo en esa entrevista. Tres enlaces para disfrutar:
-Su participación en esa joya llamada "Smoke" http://www.youtube.com/watch?v=61pp51kxvVM
-La presentación de la gira del disco "Glitter and doom"
http://www.youtube.com/watch?v=EOrG1r3S6ZA&feature=relmfu
-Y un disco curioso del 2005 que hizo junto a Nick Cave, Pj, Harvey, Elvis Costello...
http://www.youtube.com/watch?v=F0EOKtCG4c0

Sobre Herman Monster, me lleva a "La bola de cristal" y aquellas mañanas de sábado ochenteras con mis 13 /14 años y con cómo me reía con ellos (auqnue mi favorito era el abuelo).

Recuerdos que traen sonrisas

Abrazotes

manuespada dijo...

La familia monster marcó mi infancia, qué recuerdos, qué sintonía, qué grandes momentos dio La bola de cristal. No parecía un programa infantil, ya no se hacen programas infantiles, por otra parte, una pena. Por otro lado, me imagino la cara de tus alumnos. Háblales algún día de Iron Maiden, ya verás como se quedan. Un abrazo.

Miguel A. Zapata dijo...

Muchas gracias por la nostalgia, Fernando.
Estoy de acuerdo con Manu: los Munster son parte de nuestra educación sentimental. No se trataba a los niños como lerdos, ni se les mostraba un mundo maniqueo, sino la posibilidad de verse reflejados en esos monstruos entrañables.
Por cierto, el gran Al Lewis, el abuelo, desgrana de forma magistral su vida en en el documental "Good bye, America", de Sergio Oksman, hablando de su pasado como activista de izquierdas en el convulso EEUU de los años 60 y de cómo se presentó a las elecciones a gobernador por el estado de NY.
¿Alguien se imagina el duelo de gobernadores Grandpa Munster-Arnie Schwarzenegger? Daría para un film de intriga política delirante de serie Z.

PD: ¡Yvonne de Carlo, ah, Yvonne de Carlo...! ¡Cuánto te deben "vamps" góticas contemporáneas como Elvira o la propia Alaska!

Pedro Herrero dijo...

Aquí, o nos ponemos todos nostálgicos o rompemos la baraja. Venga, yo también disfruté de lo lindo con Fred Gwynne, en la época de la televisión en blanco y negro. De aquella maravillosa serie me gustaba todo, absolutamente todo. Desde su banda sonora hasta la hilarante escenografía, pasando por el trabajo de todos los actores, en especial de la elegantísima Ivonne de Carlo y del inevitable Fred Gwynne, que convertía un personaje originalmente terrorífico en un clown de mímica portentosa, con unas muecas a la altura de Jerry Lewis.

También leí esa excelente entrevista a Tom Waits en El País. Me pareció tan coherente la sesión de fotos en un bar destartalado, como el hecho de que el cantante (que siempre ha vendido una imagen marginal) conduzca un Audi deportivo. Y tampoco caigo en esa escena de La Luna, de Bertolucci (eso me queda pendiente). Pero pienso que, al igual que muchos actores que deben su fama sobre todo a las series de televisión, Fred Gwynne fue un talento desaprovechado. Si lo veis haciendo de gánster en Cotton Club, junto a Bob Hoskins (allá, sin maquillaje, sí que daba miedo), tal vez estaréis de acuerdo conmigo.

Rosana Alonso dijo...

Yo disfruté esa serie, como Manu, gracias a La bola de cristal que era un programa estupendo (los sábados por la mañana) que además de recuperar los Monster (recuerdo hasta la sintonía) dio a conocer a Faemino y Cansado por ejemplo.

Me encanta recordar estas series en blanco y negro.

Abracci

Propílogo dijo...

Yo me volví impresionable tiempo después de ver La Familia Monster, así que mi recuerdo no es tan profundo. Con Tom Waits, sin embargo, es otra cosa. Es atemporal, si eso existe, y probablemente inmortal, y eso sí existe.
Saludos
Gabriel