viernes, 5 de septiembre de 2008

Olimpiada, y 6. Adiós a China

.......
.....
¡Socorro, hasta El Roto tiene que remedar el desafortunado microrrelato de Monterroso!
...
Lo único que pretendía comentar con todas estas entradas sobre los Juegos, es que lo más difícil sigue siendo saber ganar. No en vano, muchos deportistas no lo consiguen nunca..
....

4 comentarios:

Herman dijo...

Aquí entre nosotros, Fernando, tampoco me ha gustado nunca el celebérrimo microrrelato del dinosaurio. Monterroso escribió piezas muy superiores que nadie cita y nadie lee. Como bien dice José María Merino, un buen microrrelato debe poseer tensión narrativa. Y en el del dinosaurio, a mi juicio, la tensión narrativa brilla por su ausencia. Ni siquiera me parece especialmente evocador o sugestivo. Ojalá los febriles defensores de este microrrelato pudieran indicarme dónde reside exactamente su calidad literaria.
Un saludo afectuoso.

Juan Carlos Márquez dijo...

Mi versión favorita del micro del dinosaurio es la de Hipólito G. Navarro: "El dinosaurio estaba ya hasta las narices", si no me falla la memoria.

Fernando Valls dijo...

En efecto, Juan Carlos, el micro de Hipólito Navarro es como recuerdas.
Existe un libro de Lauro Zavala, que apenas ha circulado en España, en el que se recogen algunas de las variantes más conocidas, `El dinosaurio anotado´ (Alfaguara, México, 2002), aunque su título puede producir equívocos.

miguel ángel zapata dijo...

Si El Roto necesita muletas es que la huelga de guionistas y la crisis de ideas extiende sus brazos más lejos de donde creíamos.
PD: "Ni el dinosaurio ni el que soñaba despertaron jamás"