domingo, 21 de septiembre de 2008

Boquitas pintadas, 22

.....
"No hay persona que no gane considerada de lejos ni nación que no pierda considerada de cerca...".
ANDRÉS TRAPIELLO
....
En la Tate Modern "tenemos el doble de visitantes que el MOMA, que sólo alcanzaba los dos millones. Pero eso no quiere decir que sea mejor ni peor. Si lo que pretende un museo es tener más gente, mejor nos dedicamos a la televisión".
VICENT TODOLÍ
....
"Me alarmo cuando alguien dice de una novela que `está pensada como una película´, mala señal. El autor sólo aspira a que una adaptación cinematográfica le redima de sus miserias, creativas y económicas".
ENRIC GONZÁLEZ
.....
"La emoción está en las cosas mal acabadas".
CHRISTIAN BOLTANSKI
...
"A veces, las mejores ideas (...) parten del silencio, que es donde mejor brotan los pensamientos eficaces. En el barullo, es más complicado".
EL ROTO
.....

.....
"Se había leído desde siempre a [Juan] Goytisolo, el único de los tres hermanos que le parecía un escritor de verdad", nos dice J.J. ARMAS MARCELO de "un viejo editor".
Desde luego, como que Juan Goytisolo es el autor de Las afueras y Antagonía.

"Yo cocino poco pero una de las pocas cosas que cocino es perro. Acostumbro a coger uno pequeño. Si es demasiado grande, congelo la mitad para otro día. Un basset, un brabantino, un yorkshire terrier, un cocker spaniel (mejor el inglés que el americano)... Para mí, el más sabroso es el beagle. La carne es tierna y de sabor suave. Para empezar preparo el adobo: medio litro de vino blanco seco, ajo, aceite, cebolla picada, laurel, perejil, tomillo, sal y pimienta. Limpio el perro, lo corto a trozos (no muy grandes) y lo pongo en el adobo durante nueve o diez horas. Luego lo escurro, lo paso por harina -en una cazuela de barro, con el aceite muy caliente- lo pongo a freír. Le añado jamón (200 gramos en dados), tres zanahorias troceadas, tres hojas de laurel, y un par de cebollas y dos puerros, bien picaditos. Cuando está a medio freír, le echo por encima docena y media de cebolletas (también picadas), una taza de caldo y azafrán. Entonces meto la cazuela en el horno, y, para que el perro no quede seco, lo voy regando con el caldo. Antes de servirlo lo espolvoreo con perejil picado".
QUIM MONZÓ
.....

4 comentarios:

Pedro Herrero dijo...

Me quedo con la imagen de la modelo, que, en mi opinión, no necesita una indumentaria explícita para dar a entender que su belleza es del todo inasequible. Tener un físico afortunado debería ser motivo de gozo y no de enfado. Por eso, yo no suelo vestir a la moda. Cuando una prenda me sienta bien, me pongo de mal humor.

siempreconhistorias dijo...

Yo me quedo con El Roto, siempre, o con OPS si es necesario volver. Se incrustó una hache en Monzó cuando sazona el guiso y le echa no sé qué (perdón por la osadía, es vicio de maestrita).
Gracias por su blog que visito con frecuencia y se me hace imprescindible para saber.
Un saludo,
Izaskun

Fernando Valls dijo...

Gracias Izaskun, por las visitas y por corregirme el error.

Isabel dijo...

Mi preferido: El Roto, siempre sugiere verdades como puños.
Y después el genial Quim Monzó.