jueves, 18 de septiembre de 2008

JOSÉ GREGORIO BELLO PORRAS

....
MÁQUINAS DEL TIEMPO

"Máquina I"
En el primer viaje se desplazó hasta la época de los dinosaurios. Observó su enorme tamaño, sus desplazamientos pesados, pero no lentos y las enormes fauces del tiranosaurio rex. Regresó al presente, después de algunos procesos fisicoquímicos, hecho gasolina sin plomo.
.....

....
"Máquina II"
En la fantástica máquina que había inventado su antepasado repitió la triste idea de retornar a la época de los dinosaurios. Completó su viaje de ida y vuelta sin percance alguno. Tomó fotos y recopiló material de esa Tierra aún joven y deshabitada de gentes. Nadie creyó su historia. Ya no había seres humanos tampoco en el enorme erial vacío a donde regresó.
....

"Máquina III"
Retomó los planes de sus parientes. Extraviados en el tiempo, según su creencia, y perdidos en la bebida, con mujeres o en la locura, según la mayoría de sus allegados. Quiso viajar al principio de la existencia misma. Su travesía fue un éxito. Trajo evidencias, grabadas en video, de la construcción del mundo y su evolución. Durante seis días continuos e hiperacelerados prosiguió su periplo hasta el presente. Agobiado, descansó el séptimo día. Cuando despertó había olvidado su sueño....

* José Gregorio Bello Porras (Caracas, 1953) es psicólogo, materia en la que tiene bastantes publicaciones. Entre los diversos premios literarios que ha obtenido destacan el Concurso de Cuentos de la Universidad de Carabobo (1976), la IV Bienal estudiantil de la U.C.V. con el libro Un largo olor a muerto, y el Concurso de Cuentos del diario El Nacional de Caracas (1989) con Monseñor en fotos. Ha publicado diversos libros de narrativa, entre ellos: Andamiaje (1977), Un largo olor a muerto (1980), Salvajes y domésticos (2007) y Un gato bastante distraído (2007). Estos microrrelatos son inéditos.

* Arnold Reiner, Arco voltante, 1971-72.

3 comentarios:

Pedro Herrero dijo...

Un primer viaje, técnicamente fracasado. Un segundo intento, satisfactorio pero estéril. Y una última tentativa, de la que ni el mismo protagonista sabe sacar provecho porque, al parecer, abarcar el universo puede provocar amnesia (y crearlo también, a lo mejor). Si ése es el mensaje, Déu n’hi do!!! (en catalán, es una expresión de admiración que significa algo así como: “Vaya por Dios”). En cualquier caso, en mi opinión, un excelente microrrelato.

Cristina Monteoliva dijo...

Para viajar al futuro:
LAS PUERTAS DE LO POSIBLE, de José María Merino. Algo más sobre este libro en www.labibliotecaimaginaria.es (es que me da pereza haceros un resumen)

Pedro Herrero dijo...

Fernando, intento conseguir el número 741 de la revista ÍNSULA, pero de momento no he tenido éxito. ¿Es posible que en Barcelona no haya un solo punto de venta para esta publicación?