viernes, 26 de septiembre de 2008

CÉSAR GAVELA

....
"Lágrimas"
....
Le pregunté a mi madre por qué ya no hablaba del tío Marcos, del que mataron en el norte, y ella me contó que era porque se le habían terminado las lágrimas. Que cada persona cuando muere tiene un montón de lágrimas para los demás, como si los muertos se las dieran, y cuanto más triste la muerte, más lágrimas; pero que también se acaban terminando, y un día no salen más. Y eso le pasó a mi madre, que cuando aparecía mi tío Marcos en la conversación, ya no lloraba, no podía aunque quisiera y de ahí pasó a pedirme que nunca le hablara de él, que era muy triste ya no poder llorarle, y de este modo mi tío poco a poco fue quedando medio desaparecido, como si fuera una penumbra; y ya ni siquiera eso.
.....
....
"Rescoldo"
...
Soñé que yo era Elena, y me gustó saber lo que ella pensaba de mí. Porque no era tan malo como me imaginaba, tan cruel. Y con eso casi me curé de haberla perdido; de que ella me dejara.
.....

Con Antonio Pereira

"Salir"

Yo entonces creía que era eterno. Como una estatua que podría pensar siempre. Hasta que salí del mármol.
....

"Presente"

Empecé a perder el pasado poco a poco, pero ahora es el presente el que se me escapa; ya hay agujeros en mi vida. Veo los redondeles negros entre las casas y el campo. Crecen, se unen unos a otros; solo me quedan unos recortes. Trato de mirar por ellos.

Con Antonio Gamoneda
.....

* César Gavela nació en 1953 en Ponferrada (León); se licenció en Derecho en Madrid, y vive y trabaja en Valencia desde 1976. Ha publicado dos colecciones de cuentos: Pobres del Sil (1989) y Cuentos de amor y del norte (2005, premio Vargas Llosa NH); y cinco novelas: La raya seca (1996, premio Ciudad de Irún), El puente de hierro (1998, premio José María de Pereda), El obispo de Cuando (2002, premio Torrente Ballester), La sagrada familia (2004, premio Ciudad de Valencia, y del que es coautor Alberto Gimeno), y De Ricardo Muñoz Suay (2007, premio Ciudad de Valencia). En 1993 apareció su ensayo Ramón Carnicer, y en 2006 una colección de artículos literarios: Un hombre y un gato de Valencia. Estos microrrelatos forman parte de un libro inédito.

5 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Muy bueno "Presente", muy cinematográfico. No conocía a este autor. Gracias, Fernando, por ilustrarnos.

Pedro Herrero dijo...

“Lágrimas” me da un poco la sensación de ser un relato que el autor ha ido estirando y estirando, a partir de una historia mínima, como hacen los panaderos con la masa, una historia que podía resumirse en un par o tres de frases, pero que (ahí está la labor del artesano) se estira para que coja consistencia y sabor. Hasta que uno queda convencido de que tiene el volumen adecuado, y de que no le sobra ni una coma.

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias, profesor Valls, por acercarnos a Gavela. Tampoco yo lo conocía y me ha gustado mucho, ya empiezo a ver agujeros negros y querer volver a los mármoles.
Gracias y, por cierto, quería solicitarle permiso para enlazarlo en mi blog.
Un saludo,
Izaskun

Fernando Valls dijo...

Muchas gracias, Izaskun, por enlazarme en tu blog, pero apéame del tratamiento, por favor. Aquí soy otro particular.

M dijo...

A mí "Lágrimas"me ha gustado mucho, aunque en general no me agradan los relatos que son sentimentales per se o que utilizan recursos tan traídos como las lágrimas "reales" (no creo que este sea el caso).

Tendré que echarle un vistazo al librito que Gavela tiene editado a raiz del premio NH, debo tenerlo por ahí de cuando me mandaron el que contenía el mío. A buscar que voy ya mismo.

Un saludo antes de la siesta, Fernando.

M.