lunes, 29 de septiembre de 2008

Autorretrato de ELOY TIZÓN

.... ....
Infancia en Madrid. Tres colegios. Dos hermanas. Dotes para el dibujo artístico. Instituto. Miopía. Gafas graduadas. Selectividad. Las chicas. Primeros poemas. Academias de pintura. Universidad. Paro. Amigos. Servicio militar. Noviazgo. Precariedad laboral. Primera casa. Vida en pareja. Viajes por aquí y por allá. Primer libro. Segunda casa. Mudanza. Tragedia familiar. Una hermana menos. Segundo libro. Artículos en prensa. Tercera casa. Mudanza. Tercer libro. Se quema un poco la casa. Mudanza. Vida en la sierra. Cuarto libro. Separación. Vuelta a la ciudad, solo. Cuarta casa. Mudanza. Quinto libro. Dos endodoncias. Mucho cine. Profesor de narrativa. Problemas de insomnio.
.....
* Eloy Tizón (Madrid, 1964) es autor de dos libros de cuentos: Velocidad de los jardines (1992), ya casi mítico, y Parpadeos (2006); y de tres novelas: Seda salvaje (1995), Labia (2001) y La voz cantante (2004), todos ellos editados en Anagrama. Sus relatos están presentes en numerosas antologías, como Páginas Amarillas (1997), Cien años de cuentos (1998), Los cuentos que cuentan (1998), Pequeñas resistencias (2002), y Relato español actual (2003), entre otras, pues no en vano su obra se ha convertido en una referencia imprescindible entre los narradores más jóvenes. En la actualidad, es profesor de narrativa en el centro cultural Hotel Kafka de Madrid.
...

.....
* Con esta entrada inicio una sección de AUTORRETRATOS de escritores, cuyo texto aparecerá siempre acompañado por el también autorretrato de un pintor. En este caso, se trata de Miquel Barceló, 1995.
....

12 comentarios:

Pepe Cervera dijo...

Simpática iniciativa, Fernando, y curiosa esa manera telegráfica con que Tizón se describe.

Juan Carlos Márquez dijo...

Qué bueno ver (desenfocado) y leer (enfocado) a Eloy aquí. Seguiré con mucho interés la serie, Fernando.

Sergi Bellver dijo...

Qué gran idea, Fernando. Un aguijonazo en el globo del solapismo: en primera persona sabe(*) mejor.

(* doble acepción).

Grande Eloy.

la luz tenue dijo...

Una vida reflejada en ese texto. A simple vista parece que la palabra que más se repite es "mudanza".
Es genial.

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Fantástica idea. Seguiremos con atención los primeros planos o planos generales que cada autor dará de sí mismo.

Isabel dijo...

Un autorretrato interesante pero a la vez inquietante. Me ha impulsado a buscar más datos sobre este autor y en las entrevistas del síndrome he encontrado su voz. Ahora lo próximo será leerlo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Genial iniciativa que seguiré con interés. Este con el que se inaugura la serie me ha parecido genial. Toda una vida en un párrafo.

Ada dijo...

Precisamente allí, en el hotel Kafka es donde una tarde conocía a Eloy, un poco distante y serio, muy serio, aunque creo que estaba tomando contacto.
Me identifico con los rasgos de su persona: soledad e insomnio.
Buen proyecto.
Seguiré la saga.
Besos

Fernando Valls dijo...

El caso, José Manuel, vistos los resultados literarios, es que el mudante ha evolucionado mucho mejor que los autoproclamados mutantes, con Juan Goytisolo a la cabeza, y todo ello sin necesidad de hacerse tanto el cibermodelno...

hombredebarro dijo...

Me resulta curiosísimo que alguien de mi año (1964) como Eloy Tizón hiciese el servicio militar.

Juan Carlos Márquez dijo...

¿Extraño? Yo soy de 1967 y también me tocó hacerla en 1991 (en el último reemplazo que hizo doce meses, luego pasaron a ser nueve. Cagüen...). Si no recuerdo mal, entonces la prestación social sustitutoria duraba más que la propia mili y era un engorro, y la insumisión se pagaba con la cárcel.

Sergi Bellver dijo...

Agudo. Mudar es algo consciente, incluso si es obligado. Mutar es cosa del ADN, que se vuelve loco. Aunque sobre esto, según leo en un ensayo de Arsuaga sobre la evolución, también hay tela que cortar. Si la cosa es ortogenética o ambiental. Es decir, si esta gente crea la moda, o se adapta a una corriente en ciernes. Yo creo que la selección natural del negocio-libro tal vez los ensalce a corto plazo, pero cuando el biotopo literario cambie, serán otra rama evolutiva en vía muerta.

O lo seremos los demás.

¿Y qué?

Neanderthales y Cromagnones no se mezclaban, dicen. Lástima, de los híbridos, desestimando aberraciones, a veces salen los mejores especímenes.

(en voz baja: Hombredebarro, al habla un tipo del 71 que se cascó 16 meses de mili, voluntario, en Barcelona, en la sección de transmisiones, cambio y corto).