lunes, 2 de noviembre de 2009

Homenaje a Juan Antonio Masoliver Ródenas

.....
Esta tarde, la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña le dedica un homenaje al escritor y crítico literario Tono Masoliver, que es como lo conocemos los amigos. El acto se celebrará en el Colegio de Periodistas y contará con la participación de Rosa Lentini, Enrique Vila-Matas, Salvador Giner, Sergio Vila-Sanjuán y el hermano del homenajeado, Bartolomé Masoliver Ródenas. En el mes de febrero pasado, en Mexico D.F., ya se le rindió homenaje, en el que participaron, entre otros, Margo Glantz, Carmen Boullosa, Juan Villoro, Daniel Sada, Eduardo Milán y Sealtiel Alatriste. Hace unos días, contestando a un correo suyo, le decía que seguramente hay otros escritores y críticos que también merecen un Homenaje, pero no se me ocurre ninguno que tenga en su haber la creación y la crítica, ser poeta, narrador y traductor, el conocimiento profundo de la literatura española y hispanoamericana.
......
Juan Antonio Masoliver Ródenas (Barcelona, 1939) ha sido catedrático de Literatura Española y Latinoamericana en la Universidad de Westminster, Londres. Es autor del ensayo sobre literatura mexicana Libertades enlazadas (2000) y de las antologías del cuento español contemporáneo The Origins of Desire (1993) y, en colaboración con Fernando Valls, de Los cuentos que cuentan (Anagrama, 1998). También ha publicado Voces contemporáneas (Acantilado, 2004), un panorama de los últimos treinta años sobre narrativa española en castellano. Además, nos ha dado libros de relatos, como La sombra del triángulo (Anagrama, 1996) y La noche de la conspiración de la pólvora (Acantilado, 2006), así como las novelas Retiro lo escrito (Anagrama, 1988), Beatriz Miami (Anagrama, 1991) y La puerta del inglés (Acantilado, 2001). Por lo que respecta a su faceta como poeta, en 1999 publicó, con prólogo de Andrés Sánchez Robayna, Poesía reunida, que incluye sus libros hasta esa fecha. Con posterioridad, han aparecido La memoria sin tregua (2002) y Sònia (2008). Entre otros autores, ha traducido a Cesare Pavese, Carson McCullers, Djuna Barnes, Vladimir Nabokov y Robert Coover.

Pero Tono, además de escritor singular, es uno de los grandes críticos literarios de estas cuatro últimas décadas, labor que ha ejercido, semana tras semana, en el diario La Vanguardia, periódico al que llegó de la mano de su tío, el gran periodista, traductor y crítico literario Juan Ramón Masoliver. Junto a Robert Saladrigas y Julià Guillamón, lleva años componiendo un trío de críticos literarios de calidad de los que casi ningún otro diario español puede presumir.....

Respecto a la relación con su tío, le confiesa a Anna Caballé, en una entrevista reciente: "Viví muchos años con él y de él aprendí la independencia, el interés por otras culturas y lenguas, el afán viajero, las lecciones de los clásicos renovadores y la generosidad. Pero debo mucho a otros maestros como Guillermo Díaz-Plaja, Isidro Gomá, Ángel Latorre, Joan Petit, Martín de Riquer, José Manuel Blecua, Edgard Riley o Jean Franco. Y por lo que se refiere a la crítica literaria, apunta lo siguiente: "la crítica es excesivamente universitaria, dogmáticamente canónica y teórica o puramente intuitiva, casi nunca las tres cosas a la vez. Nuestro escaso conocimiento de otras culturas nos impide ser eclécticos. Nuestro escepticismo nos impide ser apasionados".
....
Conozco a Tono desde hace treinta años. Compartí con él, en La Vanguardia, a lo largo de cinco o seis años, la crítica de narrativa española, hemos armado juntos una antología del cuento español reciente, y coincidido en el jurado de varios premios. Pero, sobre todo, hemos hablado y discutido de literatura hasta la saciedad, en Barcelona, en Londres, Valladolid y Montcada, por citar cuatro sitios perfectamente dispares. Y, desde luego, no siempre estábamos de acuerdo, ni mucho menos. Si alguien me ha servido, alguna vez, de modelo para hacer crítica literaria en la prensa, ha sido él: analizando y valorando un libro en su propia tradición linguística y en la universal, haciendo del texto una pieza escrita con una cierta pasión, y que debe leerse con gusto, incitándonos, preferiblemente, a leer la obra. No sé, por tanto, si es necesario insisistir en que, para mí, ha sido siempre una referencia indiscutible, al tiempo que sus opiniones sobre narrativa española actual me merecían mucho respeto. Los visitantes de La nave de los locos lo conocen de sobra, aquí ha viajado su poesía, y hace muy poco su autorretrato.
.....
Hoy es uno de esos pocos días en que me hubiera gustado estar en Barcelona, para poder jalearlo y darle un abrazo fuerte, como amigo querido que es. Desde aquí se lo mando, confiado en que le llegue todavía cálido.
....

8 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Desde otro lugar alejado, Lovaina, le mando mi más sincera felicitación. Lo conocí en Montcada y me hubiera gustado hablar más con él de lo que lo hice. Enhorabuena, Juan Antonio. Un abrazo.

Francis Black dijo...

Me gusto mucho vuestra Antología y su "Retiro lo escrito". La semana pasada Villoro le dedico un buen articulo en el Cultura/s.

Pedro Herrero dijo...

Tengo en casa un ejemplar de “Azotando a la doncella”, de Robert Coover, prologado y traducido por Juan Antonio Masoliver Ródenas, con portada del inefable Helmut Newton. También guardo en mi memoria una breve conversación telefónica con Tono, muy entrañable, a propósito del microrrelato que presenté a concurso en Montcada el año pasado. Celebro que le otorguen este merecido homenaje, pero celebro aún más seguir leyendo sus críticas literarias.

Fernando Valls dijo...

Pedro, te hará gracia saber que Tono, en Londres, iba con Coover al fútbol.

Luis dijo...

Tal vez no sea este el lugar más adecuado para dejar mi comentario, o tal vez sí, precisamente para separar churras y merinas. Frente a la labor coherente y profesional, alejada de los abalorios de la fama de Masoliver, otros se las siguen dando de modernos y de íntegros, de mártires del sistema, pero no dudan en dejar pasar un tiempo para recuperar (en papel, eso sí) una tribuna desde la que acometer empresas heroicas como la frivolización de la campaña “pro acercanza” ¿Soy yo un malpensado, Fernando, o a I. Echevarría le ha ofendido la iniciativa y su seguimiento en tu blog? La verdad es que no acabo de comprender muy bien su columna http://www.elcultural.es/articulo.aspx?id=26079
Enhorabuena a J. A. Masoliver

Fernando Valls dijo...

Luis, a Echeverría le gusta ponerse estupendo y mezclar churras con merinas... Por cierto, entre los que han rescatado la palabra acercanza está Javier Marías, que ya la ha utilizado en sus artículos, y de quien curiosamente se olvida, quizá porque con él no le salen las cuentas, por otra parte, tan mal echadas.

Pablo Alonso dijo...

Pues sí es verdad lo que dice Luis. Da la impresión de que Echevarría mira con cierto desdén aristocrático (nada coherente con lo de Adorno) esa supuesta teoría del "escribir bonito" que adjudica a la campaña pro acercanza. Será que para él la buena literatura tiene hablar sobre la plusvalía. No me parece mal, allá cada cual, pero es sospechoso que eso implique el rechazo de cualquier iniciativa lúdica, sentimental si se quiere, pero que desde luego para mí sintoniza con cierta faceta intrascendente que el arte siempre ha tenido y, por fortuna, seguirá teniendo.

Por cieto, ya sé que aquí no se admiten anónimos, pero es que no tengo todavía cuenta de blogger. Mi nombre verdadero es éste, en serio.

Fernando Valls dijo...

Pablo, me parece que has captado muy bien la cuestión. Así, en efecto, Echevarría no ha entendido ni el propósito, ni sus consecuencias, siempre tuvo escasas entendederas y el colmillo demasiado retorcido.