sábado, 22 de agosto de 2009

En favor de ACERCANZA

.....
El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define escuetamente acercanza como "proximidad, relación". Leo en una entrevista con José María Merino, en quien estoy trabajando ahora, que en una de sus comisiones, los académicos habían decidido desecharla porque había dejado de utilizarse. Pero, al darse cuenta de que era una palabra hermosa, varios de ellos se juramentaron para emplearla en sus ficciones y artículos, a ver si conseguían volverla a poner en circulación.
....
La palabra, en efecto, es hermosa, y recuerda a la catalana recança, que indica arrepentimiento por no haber hecho algo que -en su momento- se habría deseado hacer. A ver si conseguimos entre todos volver a darle vida. Por ejemplo, incluyéndola en poemas, aforismos, microrrelatos y poemas visuales. Abriré una nueva sección para publicar los mejores que me lleguen.
.....
....
..... "Acercanza"
....
Aquella tarde, al volver a verla junto al faro, sentí una rara acercanza, como si no hubieran transcurrido los años y sólo quedara memoria de aquellos momentos que compartimos durante un lejano veraneo en Santander.
....
* El cuadro es de Eduardo Sanz.
....

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de tanta acercanza, hace un año que Alejandra se aleja cada tanto un poco más de mí, tanto que hoy he decidido que se llamará Alejanza.

Bel dijo...

Me encanta la palabra, me encanta la idea y me encanta el texto donde la utilizas.
(A ver si me inspiro y colaboro).
Abrazos.

Amaia dijo...

Recança,una hermosa palabra idónea como para sentir cierta añoranza.Se utiliza mucho en los haikus.Acercanza,a mí personalmente las palabras con z me gustan,quizá constituya uno de los legados más perpetuados de los reinos de Taifas.
Un saludo!

JMGL dijo...

Me apunto a la idea de evitar la desaparición de la palabra con un humilde microcuento:

Hasta que murió mantuvimos una prolongada acercanza de la que nos nutrimos mutuamente. Ya enfermo, experimenté un inicio de vaciedad que aumentaría conforme él fue consumiéndose. Su fallecimiento causó mi nada. Busco desde entonces a quien poder arrimarme. Pero no hay lugar propincuo donde ubicarse. Son sombras que no dan solaz y que huelen a podredumbre. Me condeno, pues, a no moverme. Existo sin más.

Ana R. dijo...

Me gusta mucho la palabra y la idea. De hecho, estaría bien que los académicos se aventuraran a hacer más campañas como ésa. Seguro que hay muchas más palabras que merece la pena rescatar.

¿Pero quién firma el texto literario? La verdad es que es muy malo. Malo hasta el sonrojo.

Dillinger dijo...

Qué buena idea. Una oficina de palabras perdidas. Un taller para reinsertar en la sociedad a hermosas palabras olvidadas como Acercanza.

Me gusta tu propuesta.
Me gusta tu blog.

Dillinger.

Isabel González dijo...

¡Adelante con la nueva sección! Será divertido y merecerá la pena. Seguro.

Fernando Valls dijo...

Hombre, anónima Ana R., autor, autor, es mucho decir, se trataba de poner un modesto ejemplo, sonrojado, y está escrito en un minuto.
Gracias a todos por la buena acogida.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Sencillamente genial Fernando.

Julia dijo...

Me gustaría saber en qué texto se utilizó por última vez para luego dejar que se escondiera. Cuervo la cita, pero no está muy claro desde dónde.
Acercanza, esperanza, bonanza... palabra extendida, como una nube. Lenta, sin prisas.
Es curiosa la vida de las palabras.Algunas mueren para siempre y otras resucitan. Todas son necesarias porque sin ellas no podemos nombrar la realidad ni, lo que es peor, sus matices.

Anónimo dijo...

En clave de humor:

-Shavá, acércame esos ladrillos.
-Quillo, que no, que me paza que hace musha caló, yo pazo de tó hoy, hoy no quiero "acé ná", que "acer canza".

Julia dijo...

Anónimo, no sé en qué territorio estás, pero a mí me suena mejor así: lo que me paza es que jace munsha caló. Yo pazo de tó hoy... hoy no quiero jacé ná, que jacé canza.
Si se oye, no se entiende.
Así hablaría un viejo campesino de determinados pueblos. Y hace mucho tiempo: la TV ha "culturizado" a todos.
Creo, con perdón, que has saltado de un verbo a otro.

Blanca Andreu dijo...

Fernando, he llegado hasta aquí desde el blog de Bel, que te recomienda. Me ha hecho gracia saber que te habías convertido en un loco navegante de la red, con lo cuerdo que parecías a coté de Pacolete ( como ves, no digo nombres que podrían comprometernos)

Me gusta eso de rescatar arcaísmos.

Y como me gustan asimismo los neologismos y los juegos de palabras- vg. el del anónimo del primer comentario- no sólo incorporaré a mi vocabulario la antigüa y noble palabra "acercanza". Me llevo también en mi coleto la bella palabra "alejanza", recién nacida.

Fernando Valls dijo...

Hola, Blanca, cuánto tiempo ha pasado desde aquellos días con el inolvidable don Juan y con el latoso Pacolete... Enlazo tu blog. Me alegra saber de ti, con besos.
Gracias a todos por vuestros comentarios.

María José Ouréns dijo...

¡Hola Fernando!: Me ha gustado mucho la idea de rescatar del olvido esta palabra tan hermosa. Así que deseo cooperar en el rescate con uno de mis poemas:


ARMONÍA

Cobra sentido
oír tu voz
en la distancia.
Mi escucha
se vuelve transparente
la acercanza.

Es armonía perfecta
quererte.


¡Feliz fin de semana! Un abrazo

http://mariajoseourens.blogspot.com/

June dijo...

En mi blog hay una entrada con la palabra "acercanza". Intenté enviártela por correo pero no es posible...me lo devuelve. Un saludo.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Adoptaré acercanza y le abriré una habitación en mi blog de palabras. Allí encontrará amigas que tal vez estén en desuso o no pero tan hermosas como ella.
http://palabrapalabra.blogspot.com/

gomuka dijo...

Real Academia Española, lo de la Lengua suena a coña mariñeira.

Fernando Valls dijo...

Gomoka, ya me explicarás por qué. Te recuerdo que existe la Real Academia de la Historia, etc.