lunes, 10 de marzo de 2008

Para ANA MUÑOZ y SERGI BELLVER

.
A pesar de la corta vida de está bitácora, nada me ha alegrado más que darle la bienvenida a un amigo que ha abierto un nuevo blog, otro espacio para la opinión, otro lugar para visitar. Por contra, siempre resulta triste anunciar, como hace Miguel Ángel Muñoz en su imprescindible blog, El síndrome Chejov, la desaparición de dos sitios a los que acudía y de los que solía salir satisfecho. Me refiero a las bitácoras de Sergi Bellver y Ana Muñoz de la Torre, la de esta última denominada La orgía perpetua. Mantengamos la esperanza de que sea una despedida provisional, el deseo de que regresen lo antes posible con renovadas fuerzas y nuevas ideas para que podamos seguir disfrutando de los textos y las atractivas imágenes que solíamos encontrar en sus entradas.

* Stromboli, Arco Iris, erupción de lava en el mar.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Fernando. Enhorabuena por este tu blog, en el que acabo de amerizar procedente de El síndrome Chejov. Una razón más para dejar el bourbon de media tarde. Y un abrazo a Sergi Bellver, contramaestre letraherido y nunca alicorto, que abandona su bitácora dejándonos a todos regusto salino; se le añora y se espera que vuelva. Enhorabuena a todos por la labor nunca bien pagá de dar voz a los que perpetramos ficción breve, castigando a nuestros editores con magníficos infraventas; vuestra labor de difusión es magna. Un saludo afectuoso a todos. ¡Adelante!
P.D.: aunque firme anónimo, es sólo un fallo logístico de mi equipo, que me impide alardes; soy Miguel Ángel Zapata, para que quede constancia.

Camilo dijo...

Fernando, te dejo un gran saludo en el lanzamiento de tu blog!
Yo también llegué aquí procedente del Síndrome de Chejov, mientras navegaba la casualidad.
Es triste ver que buenos cuadernos dejan de crecer, sobre todo cuando el talento es tan evidente.
Esperemos ver pronto el retorno de los amigos perdidos...
Pronto pasaré con más tiempo a dejar mi huella.
Hasta pronto!

alba alpha dijo...

Apenas empezaba a conocer "La orgía perpetua", además llegué ahí por otro lado, sin saber que era de Ana Muñoz,esperemos regrese. Un abrazo
Alba

alba alpha dijo...

Ya me dí cuenta de mi error, no es la misma Ana que conozco, lo cual agradezco a Armando por la aclaración, supongo que no tardaría en darme cuenta por mí misma, de cualquier forma esperemos regrese. Un abrazo

Sergi Bellver dijo...

No supe a tiempo de esta nave, o hubiera venido a agradecerte el pañuelo en el muelle, una vez zarpaba la mía (lo sé, a veces me pongo insoportable).

No regreso en realidad, sigo a la deriva, esperando un naufragio apropiado.

De todos modos, GRACIAS por la mención. Una vez leído tu espacio, me parece todo un halago siquiera estar en una entrada.