martes, 22 de julio de 2008

José López Rubio: aforismos, 1

.........
“Los tres médicos se encogieron de hombros, tanto que las americanas se les quedaron como colgadas en sus perchas”.

“Morirse es ver unos puntitos luminosos en el aire, es hundirse más y más en la cama, como si el truco fuera a salir por debajo”.

Hasta en los bancos públicos, las mujeres se sientan como si fueran a sacarlas a bailar.

“Todos los pueblos están lejos, hasta los que están cerca, porque su misma esencia los aísla”.

El tren es un gusano de luz vertiginoso.

“El mar está lleno de salivilla por todos lados, hasta el horizonte, que es adonde van a escupir los marineros”.

"Los peces tienen tantas espinas dentro, de comerse unos a otros".

“La felicidad es una cosa muy parecida a estrenar ropa todos los días”.

“En la playa, se extendía el mar, lleno de pliegues, como un mantel mal puesto”.

“Los balandros eran como servilletas de restaurantes y también como intentos de pajaritas de papel”.
...............

...........
“Todos llevamos dentro un rollo de fotografías sin revelar”.

“El hambre de un señorito da más lástima a la gente que el hambre de un pobre. Hasta a los mismos pobres les da lástima”.

El pan de nuestra infancia fue el ladrillo de nuestro crecimiento.

Todos los cuartos de fonda son iguales, pero nunca se parecen.

“Crecemos de tanto tirar de los pies para sacarnos los zapatos por las noches".

“A esa bombilla que se comba sobre nuestra cama y tiene una tulipa de cristal rizado dan ganas de besarle la mano”.

“Todos somos un poco diablo, cuando, a medio vestirnos, cuelgan los tirantes desde los botones de atrás del pantalón”.

“Los que se lavan las manos antes de acostarse, saben muy bien la de gente que tiene uno que saludar en sueños”.

“¿Por qué no tienen los termómetros, en lo alto, un paraguas rojo que se abra cuando suba la fiebre hasta arriba?”.

“La convalecencia es una infancia nueva y blanducha”.


Ese ¡tac!, ese beso que dan los corchos de las botellas cuando se van.

“En la Eternidad no hay más que una mediodía interminable”.

“El tren es un señor con sombrero de copa y luces encendidas”.

El corazón es ese pez gordo que salta dentro del pecho.

“El primer diente nos hace demasiado viejos”.

“Esa edad del pavo, en que los niños parecen estarse mirando en el reflejo de un lago”.

Esa pelusa negra es el bigote del bolsillo.

“Una mañana abre cien caminos, cien vidas, y hay que pensar con pies de plomo, contar los minutos como se cuenta el dinero, pieza a pieza, y recordar bien si la línea recta es o no es, por fin, la distancia más corta entre dos puntos”.

“El camino de Santiago es una buena barba postiza para un disfraz de peregrino”.
...........
* José López Rubio (1903-1996) destacó como narrador, dramaturgo, periodista y traductor. Entre sus obras narrativas destacan los Cuentos inverosímiles (1924, reeditados por Menoscuarto en el 2007) y la novela Roque Six (1928). Pero quizá fue conocido, sobre todo, como dramaturgo, por piezas como Celos del aire (1950) y La otra orilla (1954). Colaboró en las míticas revistas Buen humor, Gutiérrez y La codorniz, así como en el diario ABC. Y como traductor teatral y cinematográfico (en los años treinta trabajó en Hollywood para la Metro y la Fox) le debemos versiones de obras de Lilian Helman, Arthur Miller (La muerte de un viajante y Panorama desde el puente) y Henry de Montherlant, así como de películas de Stanley Kubrick (La naranja mecánica) y Francis Ford Coppola (El padrino, 1972). Fue elegido miembro de la Real Academia de la Lengua en 1982 .
..........
Estos textos no fueron concebidos como aforismos, ni publicados nunca de forma independiente, sino que están sacados de la novela citada. He utilizado la ed. de Temas de Hoy, s.l., 1999. Cuando aparecen entre comillas es que se cita textualmente.

* La caricaura es de Bon.
......

6 comentarios:

Paseante dijo...

Aforismos o no, son textos llenos de ingenio y sabiduría. Desconocía a este autor, aunque las películas que citas figuran entre mis favoritas. Leerlo a fondo es ahora una asignatura pendiente.

Fernando Valls dijo...

Te aconsejo -si me lo permites- que empieces por su curiosa novela `Roque Six´, te sorprenderá por divertida e ingeniosa.

Ferrer Lerín dijo...

Sí, yo también saludo a mucha gente en sueños. Por eso también me lavo las manos... pero al levantarme.

Juan Carlos Márquez dijo...

Yo conocía a José López Rubio muy de pasadilla, pero ahora no voy a tener más remedio que profundizar. Parece que 'Roque Six' es buena manera de hacerlo. Tienen algunos de estos aforismos música y fino humor de greguería, esa inteligencia sutil, sin aspavientos, que nos revela los misterios de lo cotidiano.

Fernando Valls dijo...

Muy buena réplica, Paco.
Juan Carlos, esa idea de trufar las novelas de aforismos, que compartió con Jardiel Poncela, la heredaron de Oscar Wilde y de Ramón Gómez de la Serna.

Farrah dijo...

Me ha encantado el del primer diente. Y el de los pobres, porque he sentido lástima. Es curioso.

Un saludo.