miércoles, 7 de agosto de 2013

El México profundo de CARMEN PEIRE

.....
Los méxicos que pueblan México
......
México es un país de sabores fuertes, aromas suaves y colores vivos. México es ante todo un país joven, formado en su mayoría por chamacos, niños y madres jóvenes. Joven es la naturaleza desbordante en contraste con las zonas desérticas, jóvenes las extensiones inmensas de tierra sin explotar, de naturaleza virgen, de bosques frondosos en los que no se ve una casa, un caballo, una hacienda. Kilómetros y kilómetros de tierras inexploradas. Jóvenes son sus recursos, aún sin explotar del todo, en contraste con la vieja Europa, todo programado, consabido, cuadriculado, explotado, agotado, urbanizado. México no es país para viejos.
.......
Real del Monte visto desde la mina de Pachuca
y el río de la Antigua
México es Rulfo y la realidad de Pedro Páramo, desierto, miseria. Pero México también es color, fuegos artificiales, música y alegría. México es realismo mágico, surrealismo, abono natural para artistas como Frida Kahlo, Remedios Varo, Leonora Carrington o Buñuel. Me paso el día diciendo: esto sería de Buñuel, esto seguro que lo pintaría la Varo, esto parece de un cuento de Max Aub... México es tierra de escritores y pintores, como Granada lo es de poetas y Aragón de surrealistas. México es tierra de rechazo (la maldición de Malinche), pero también de acogida y si no, que se lo digan a los exiliados españoles.
..........
Placas conmemorativas en recuerdo de los exiliados españoles
....
México es tierra de muertos, pero también de vivos muy vivos, que hacen negocios a costa de otros y que tiene a los ricos más ricos de América latina y de Europa, donde el 60 por ciento de la economía es sumergida, apenas se pagan impuestos, la gente trabaja sin contrato y las riquezas naturales como el petróleo, según se sacan, van a manos del tío Sam. México es violencia y narcotráfico, casi todas las familias tienen como lo más normal un arma en su casa.
.......
Campaña de desarme
Pero México también es la calma y tranquilidad de un pueblo que observa esperando su momento, un pueblo paciente e ingenuo, de risa fácil y contagiosa, hospitalario: lo que nosotros llamamos, en nuestra ignorancia y superioridad, el pueblo indígena, aunque deberíamos decir pueblos indígenas, la mayoría de la población, cientos de culturas ancestrales que siguen estando presentes: olmecas, totonecas, huastecas en el litoral del Golfo; zapotecas y mixtecas en el suroeste del país; mayas en el sureste; teotihuacanos, toltecas y aztecas en el altiplano. Siguen conservando su idioma, sobre todo en el sur de México, en estados como Guerrero, Puebla, Oaxaca o Chiapas.
.......
Códice maya y león de museo
México es el orgullo de un pueblo joven que hizo la revolución, la primera revolución filmada, con imágenes que todos ven, con un corolario folclórico que recoge sus gestas en los corridos y rancheras, una revolución aun cercana, de murales y recordatorios, de esculturas y homenajes, por la que paseas a diario a través de la avda. Insurgentes, el metro Zapata o Pancho Villa, la avda. de la revolución. Un pueblo con memoria.

En los primeros días me acordaba de una frase sobre México: tan lejos de Dios, tan cerca de Estados Unidos. Si yo fuera creyente me parecería que México está más cerca del paraíso que de otra cosa, por su clima, sus paisajes, sus colores, su naturaleza agreste, volcanes, animales, su gente… si no fuera por estar tan cerca de Estados Unidos. La segunda parte de la frase sí me parece verídica y auténtica, su infierno y amenaza, con una ampliación del muro que al final tendrá unos 6.000 Km. (mucho más que el muro de Berlín) y militarizado por ambas partes. Es la zona del narcotráfico, la violencia, el feminicidio y las mujeres fuertes. Es el país de algo más terrible de lo que no se habla apenas, el robo de niños para tráfico de órganos. Hace apenas unos días corrieron imágenes por la red de un inspector requisando a un niño su mercancía de chicles y tabaco de venta ambulante. Pero eso es la punta de un iceberg profundo que esconde otra realidad. Todos los días, varias veces al día, salen anuncios en la televisión: atentos, se requiere ayuda para buscar a estas personas. Acto seguido, aparece una ficha, siempre de niños, la mayoría de 3 y 4 años, desaparecidos indígenas, con indicaciones de la ropa que llevaban, el nombre, las características físicas y un teléfono de ayuda. Solo uno de ellos ha aparecido en otro Estado para ser devuelto a sus familiares. Cuando ves eso en la televisión, sin voz en off, solo música, se te quiebra el almasita. Si la violencia contra las mujeres es terrible, al menos tiene repercusión internacional. La de los niños ni siquiera eso.

Michoacán y Tamaulipas son ahora los Estados más conflictivos, donde hay milicias ciudadanas armadas se supone que por el narcotráfico, a tiro limpio contra el Ejército y la Marina.
........
Hay países que te pueden gustar más o menos y otros de los que te enamoras, pese a sus defectos. México es uno de ellos.
Pero México es ahora, sobre todo, encrucijada. Con un crecimiento del 3,5% del PIB, tiene una bolsa de extrema pobreza, en una población de 110 millones de habitantes, 53 millones viven en ella (la mitad de la población) y 11 millones son emigrantes en USA. Tiene ante sí varios retos, de lo que más se habla en estos momentos:
Acabar con la violencia pasa por acabar con el narcotráfico, con las voces que se levantan para legalizar la marihuana. Es curioso que mentes conservadoras como Vargas Llosa o Vicente Fox, antiguo presidente de México, hagan bandera de ello. Incluso Fox, terrateniente de oficio, o sea rico, ha decidido cambiar el cultivo de extensas zonas de su propiedad al muy lucrativo cultivo de la marihuana. Desde la cucaracha revolucionaria que no tenía marihuana que fumar hasta el conservador terrateniente que la cultiva.
 
El pacto por México. La base está en la reforma energética y fiscal. Inicialmente aprobado por los partidos más importantes (PAN; PRI; PRD; con reticencias también el PT), se convierte en arma arrojadiza entre ellos. Abarca acabar con la economía sumergida y el dinero negro del narcotráfico (ahora cuesta un mojón de papeleo cambiar dólares por pesos) y que se empiecen a pagar impuestos para que el Estado pueda cubrir ciertas cotas relacionadas con la educación y la sanidad. La otra cuestión importante de debate es la reforma del sector energético, desde las eléctricas, el gas (México tiene muchísimo) y la privatización o no de PEMEX (la perla de la corona). Privatizar el petróleo supone cambiar ciertos artículos de la constitución mexicana. Es el punto más enconado y el que puede llevar a romper el pacto por México.

Manifestación en contra de la privatización de Pemex
Pacto contra la corrupción. Dentro del pacto por México está también una serie de leyes cuando menos interesantes para el futuro, una de las que más me llama la atención es la de acabar con la inmunidad parlamentaria. Político pillado, político empresado. Al menos en el suficiente grado como para que la maquinaria funcione. Ahora no lo hace.
Con los datos de 53 millones de pobres, México debería crecer un 5% para que el Estado pudiera abordar la educación y sanidad. Según los datos, el 60% de la población no tiene ninguna cobertura sanitaria. Hay que tener en cuenta que es un país joven con muchísima población infantil y hay que cubrir necesidades. Tienen buenas campañas al respecto: gratuidad de libros de texto y material escolar, así como reparto de millones de computadoras portátiles para las las escuelas. Pero no es suficiente. Parece ser que uno de los sindicatos más mafiosos que hay es el de enseñantes y en estos momentos andan enfrentados con el gobierno.
........

Los maestros defienden la cultura en las bibliotecas
En relación con la cultura, hay diferencias entre Estados. Los más importantes, Jalisco, México y Puebla. Son ellos los que mueven los hilos culturales, vanguardias o élites vinculadas a las Universidades, proyectos, documentales, exposiciones, fotografía, cine, literatura, pintura. Cada una de estas facetas daría para una entrada sola en el blog. Las librerías más importantes, las Porrúa y las del Fondo de Cultura Económica. Pero con poco fondo editorial y una gran colonización de nuestras editoriales, Alfaguara, Lumen, De bolsillo, Anagrama, Aguilar, Plaza… Y best seller. No he conseguido lo que estaba buscando: los libros de Fernand Braudel sobre el Mediterráneo en la época de Felipe II, editado por última vez en el 2010 por Fondo de Cultura Económica y ya descatalogado, y nada de José de la Colina, salvo una antología que realizó sobre los mejores cuentos mexicanos. Y las he recorrido todas, todas, incluso las de libro usado, un universo en sí.
........ 
En la librería y, al fondo, el rincón infantil
La otra cultura, la mayoritaria, ha sido encontrada en la calle, de nuevo en los indígenas, en su artesanía, en su sabiduría ancestral, en su forma de ver la vida y amar la naturaleza que les rodea. Sé que suena un poco cliché, pero es así. El amor por su tierra y también por sus calles y ciudades, cuidadas en su pasado colonial, remozadas las fachadas de forma constante, cambiando la combinación de colores, este año rojo, al siguiente azul, más allá el albero y de cuando en cuando el blanco.
.......
Torre de la catedral de Veracruz
La riqueza del idioma, cómo lo usan, cuando lo pasan padre o cuando te seducen para que compres por unos pesos no más, ándele, güerita, cuando te ponchan llantas gratis para que no aparques, cuando las meras palabras se convierten en verbos (para combatir el calor hay que agüitear), cuando hablan de balaceras, o a los accidentes aéreos los llaman tremendo avionetazo. Y en su comida. México tiene ahora el índice de mayor número de obesos del mundo, por encima de Estados Unidos. Y según los expertos, se debe a haber abandonado la comida tradicional en favor de la comida basura, aquí llamada comida chatarra.

Quizá, al ser cante de ida y vuelta, al haber sido tratada en la infancia como hija del imperio cuando era hija del exilio y ser tratada a veces como sudaca en España, me ha llevado a enfocar mi visita desde otra óptica. Lo interesante, para mí, está en esa población zapoteca, tolteca, mexica, maya, azteca y demás. Y cuando compro en el mercado, las que me van conociendo me dicen: ¿qué va a ser hoy, güerita? Y dejo que me timen unos pesos en el precio, porque tienen que cumplir con su sabiduría que la expresan en un dicho de estas tierras: no es indio quien no se venga. Y en ello les va la vida. Y creo que también el futuro de la nación. México no podrá ser mientras siga de espaldas a ellos.
.......
....
** ESPERO QUE ME MANDÉIS CRÓNICAS DE VIAJES O COMENTARIOS SOBRE UNA CIUDAD QUE OS GUSTARÍA VISITAR.
....

11 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Magnífico retrato poliédrico de esa tierra tan linda y tan fácil de querer.

Tengo buenos amigos mexicanos que conocí al norte del Río Grande y otros a los que aún no he conocido en persona. Nunca he estado en México, pero no me perdonaría morirme sin haber sentido buena parte de lo que Carmen nos cuenta.

Gracias por el viaje.

Ha sido un placer conocerte, Carmen. Gracias por traérnosla, Fernando.

Un abrazo a ambos.

Gemma dijo...

Qué ganas de ir a México me están entrando tras leerte.
Besos

Carmen Peire dijo...

Ándele, Gemma, que ahora tienes casa dispuesta a acogerte, y además enfrente del Popo. México, en verdad, merece la pena, aunque la añoranza siga dentro de una

Alena. Collar dijo...

Los reportajes de Carmen Peire sobre México merecerían libro en papel.
Digo.

Antonio Sarabia dijo...

Quiero más! No dejes de escribirnos Peire! desde el Pachumba, en tierra, mientras pintamos el casco y miramos al cielo para ver qué tiempo nos va a hacer, hablamos de cruceros que ya veremos si podremos hacer contigo el próximo verano cuando tu te enroles. Ayer llovió. Besos

Xesc dijo...

Maravilloso retrato, Carmen.Quién no va a querer un poco mucho más a ese México y sus gentes después de este viaje (porque me he dejado llevar y casi puedo decir que ya he estado).
Gracias Carmen,gracias Fernando.

Ximens dijo...

Gracias, Carmen.

Beatriz AA dijo...

Qué crónica tan buena, gracias Carmen.

Isabel Cienfuegos dijo...

Peire poética, nos ilustra al mismo tiempo. ¿Se puede pedír más? Sí, el resto, todo lo que no le ha cabido hoy en la Nave de los Locos, y que seguro tiene.
Gracias Carmen, y gracias a esa Nave tan llena de tesoros

sergio astorga dijo...

Los contrastes siempre los contrastes. Una pecera de ojos despiertos es la mirada de Carmen. Espero que vivir cerca de Don Goyo te deje el sabor del tamal de dulce.

Gracias por regresarme a mi tezontle.

Carmen Peire dijo...

Gracias a todos por leer la crónica. Me hace estar un poco más cerca de vosotros y la nostalgia encuentra bálsamo.