viernes, 1 de julio de 2011

El refrán de julio


......


Al juliol, ni dona ni cargol.
En julio, ni mujer ni caracol.
Esta es una prueba evidente de todo lo que puede perderse en una traducción; en este caso, a cambio de nada.

2 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Fernando, te envío otro (de un refranero del s. XVI): "Junio, julio y agosto, señora, yo no soy vostro". Es consejo para que se evite el sexo en los meses estivales, porque la suma de las dos calenturas no es buena para la salud. Un abrazo.

Sudeste dijo...

En este caso la traducción es irrelevante, como algunos nombres importantes...