lunes, 20 de julio de 2009

Valente en el recuerdo

...... ....
El 18 de julio se cumplió el noveno aniversario de la muerte de José Ángel Valente. La foto de Luis Matilla está tomada en Los Genoveses (Almería), a comienzos del 2000, cuando las amapolas ya estaban crecidas y a José Ángel le dio por tumbarse en el suelo. Ese viaje, en el que lo acompañaba el fotógrafo y Julio Rego, otro gallego instalado en Almería, sería su despedida del Cabo de Gata, en un recorrido que los llevó por Rodalquilar, el Cortijo del Fraile, Los Albaricoques y los Genoveses.
....

:::
:::

5 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Valente único. Pocos poetas como éste me han hecho amar más la poesía. Un abrazo.

Toni Quero dijo...

Nada descubro si digo que Valente es uno de los mejores poetas en lengua castellana del siglo XX. A principios del año 2000 traté de entrevistarme con él. Fechada el 17 de febrero de 2000 me envío una pequeña nota invitándome a visitarle, cosa que pensaba hacer en verano de ese mismo año. El encuentro nunca se produjo. Hoy ese escueto billete es uno de mis tesoros más preciados.

Por destacar una de sus obras me sorprende, pues apenas si lo he visto reseñado, el poco caso que la crítica ha hecho de su "Paisaje con pájaros amarillos" una de las dos secciones en que se divide "No amanece el cantor" y que considero uno de los más grandes poemas elegíacos de la literatura castellana.

Antonio Tello dijo...

Valente es de uno de los pocos poetas españoles, junto a A. Machado y J.R.Jiménez, V. Alexandre, etc., que ha mantenido el nexo con la tradición mística y existencial inaugurada por Juan de la Cruz y Teresa de Ávila. Su obra ha sobrevivido y sobrevivirá a tanta mal llamada "poesía de la experiencia".
Por si a alguno le interesa dejo aquí la dirección del Diario de Poesía de la Universidad de México, donde publiqué una reseña sobre J.A.V. http://www.periodicodepoesia.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=986

siempreconhistorias dijo...

Imprescindible, Valente. Gracias por traerlo Fernando, el documental que no conocía me emocionó. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Valente me deslumbra y acongoja, porque la poesía es una vía de conocimiento. Y me atrevería a decir que un documento moral. A veces difícil y exigente, su poesía es plegaria, extrañeza y celebración, como un lenguaje sagrado. A mí me transmite una suerte de paz y de compasión por todo cuanto existe. Altísima poesía.
Juan Gracia Armendáriz