miércoles, 29 de julio de 2009

El futuro de los libros

.........
Este guapo caballerete que se muestra tan cómodo entre los ejemplares del libro de Nahir Gutiérrez se llama Pau y es hijo de Laia Salvat. Cifremos en él, y en otros muchos como él, el futuro de la lectura.
.....

7 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

De la lectura sí, pero ¿a qué libro te refieres, al convencional o al electrónico? Porque este niño mira con más asombro la máquina de fotos que el cuento que tiene entre manos. En cualquier caso, lectura será.

Fernando Valls dijo...

Hombre, me gustaría pensar que al libro convencional, pero...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Yo opino como Fernando, y siempre.

Raúl dijo...

Mucha responsabilidad en espaldas tan pequeñitas.

Fernando Valls dijo...

Raúl, tienes razón, pero viene de buena casta.

Pedro Herrero dijo...

Me gustaría pensar que la incorporación del libro electrónico no se va a convertir en una guerra, en la que tiene que haber un vencedor y un vencido. No sé si la comparación es adecuada, pero en el terreno musical, a pesar de que los formatos para almacenar música cada vez son más sofisticados, nunca han dejado de convocarse conciertos, y la música en directo sigue teniendo legiones de seguidores.

Yo espero no renunciar nunca al placer de pasar páginas y apreciar la textura de un libro bien encuadernado. Pero pienso que ello no desmerece las ventajas del formato virtual. Tú mismo, Fernando, si tienes que dar una conferencia, para la cual debías desplazarte con una montaña de libros de consulta, piensa en lo cómodo que resultaría tener a mano todos los datos necesarios.

En mi opinión, ambos formatos pueden ser complementarios. Creo que puede y debe persistir el formato tradicional, junto con la comodidad de llevar contigo una biblioteca ambulante, tan práctica en situaciones concretas. Claro que eso es lo que opino como consumidor. No entro en el tema de costos, donde la guerra siempre es endémica.

Ah, se me olvidaba: el chavalín de la foto es una preciosidad.

Fernando Valls dijo...

Pedro, de acuerdo en todo, menos en eso de que voy cargado de libros a dar una conferencia. Con unos folios basta, los libros se quedan en casa, donde se salen por las ventanas...