jueves, 16 de julio de 2009

Homenaje a JAVIER CABELLO CAMPOS

......

.....
Cuando tu energía fluye, la paz me acoge…
Tu día es mi día…
.....
Hay una pared
un descanso
y una puerta.
Tu corazón
que templa estrellas
que borda risas
.....
Un gran árbol
verde y amarillo
surge en la oscuridad
Mil lamentos se han necesitado
Mil dolores…
te quiero
Sinceramente a Pilar
....
....
"Azahar n° 1"
.....
Como una fuente que emanara silencios es la vida…
...................................y por ellos buscarte
...................................y entre ellos nombrarte
...................................P I L I
.....
....
YO he visto avivarse el único fuego de la esperanza,
que de verdad espera.
Y he sentido una muerte flaca y acabada a través de la cual
mirar todo género de cosas
y las cosas se nombraban
y los nombres daban risa…
CON TERNURA ACUDÍ A LOS BRAZOS DEL LLANTO…
.....
.....
Ana María llueve blancura
.......está llena de dulce sabor en sus ojos
............está entera prendida de encanto, con la sonrisa al aire
................y los ojos de verde encendidos
....................y las manos al buen calor de su hermosura
....
....
Ana María llueve blancura y es la niña suave
....que va emergiendo una sangre rosada, perfecta y discreta…
......…prendida de encanto.

....
......
* Retrato de Javier Cabello Campos (Vélez-Málaga, 1969-1999), por ANA CABELLO
....
Javier fue un niño pecoso de inteligencia inusual y con una claridad asombrosa para percibir la realidad. Con catorce años, la muerte de su madre lo empujó sin previo aviso al desierto de la soledad del ser, a la duda de la existencia. Creció y se convirtió con extrema facilidad en un hombre carismático, alegre, ingenioso, líder, impulsivo, impaciente, desbordado… Su vida estuvo marcada por la velocidad y la energía, porque Javi era, sobre todo, velocidad y energía: jugó al ajedrez, practicó atletismo, hizo teatro, pintó, escribió, ganó premios, y todo lo hizo bien, en todo destacó con resultados sobresalientes, pero nada llenaba su sed, su vacío interior, y siguió corriendo hacia alguna meta. Javi era generoso hasta la extenuación, regalaba incluso cuando no tenía y te entregaba su amistad –e incluso su alma- en el mismo momento de conocerte. ¿Por qué? Porque era tanto el sufrimiento en su interior que no le quedaba sitio para guardar su amor, por ello era, al mismo tiempo, generoso y egoísta, pura contradicción: luz-oscuridad, euforia-depresión, lucha-agonía, genio-locura, palabra-silencio…, la dualidad era otra constante en su vida. Javi era emoción, puro sentimiento y fuerza pero sin control. Un licenciado vidriera, inteligente, listo, pícaro, audaz, capaz de ver el mundo a través de un cristal diferente (con mil colores), pero a la vez frágil, muy frágil… Su energía desbordó la materialidad de su cuerpo, y con la habilidad especial que tenía para salirse siempre con la suya, un día logró convencer a Cloto, Laquesis y Átropos para que le permitieran cortar el hilo de su propia vida.
Hace ya diez años, pero por suerte hoy podemos seguir disfrutando de su caleidoscópica mirada del mundo, que he querido compartir con vosotros, seguidores de La nave de los locos.
.....

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Bellísimos poemas, bellísimos cuadros. Un momento de sensibilidad en mitad de esta calurosa tarde de julio.

Isabel dijo...

Creo que no me resigno a que la vida sea tan corta para muchos.

Saludos

bambu222 dijo...

Un retrato maravilloso,como los poemas.Abrazos.

nury dijo...

INCREIBLE Y MARAVILLOSO,un ser especial,sin duda.os kiero chikitinas

sa carneiro dijo...

Fui amigo de javi: lo sigo siendo. Esta tarde, una vez más, se ha adelantado, y de alguna forma ha provocado el encuentro mental que yo deseaba desde hacía semanas en previsión del décimo aniverario de su muerte. Tenía pensado que algunos amigos nos reunieramos esta noche y conmemoraramos su figura, pero él que conoce mi abulia y apatia me ha ayudado un poquito y se ha presntado de improviso y por casualidad en internet. Su bella imagen, sus "brutales" poemas: retorcimiento, amasamiento vibrante de palabras; su plástica pintura me han recordado que no iba esta noche a conmemorarlo, pero nos hemos saludado y lo he recordado ( como casi toso los días) y he sentido que me visitaba una vez más.
javi, nos vemos, amigo. Contigo se fue un poco de mi risa.

Llore mucho, reí más dijo...

Diez carreras de fondo,diez partidas de ajedrez, diez poesías, diez pinturas,diez esculturas, diez obras de teatro, diez amores maduros,diez chistes ingeniosos, diez cármenes calurosos...diez años
de sentimientos compartidos.

Fernando Valls dijo...

¿Por qué la mayoría de estas muestras de aprecio, por alguien que murió hace diez años, son anónimas? ¿Tanto cuesta decir me llamo fulano de tal y recuerdo con cariño a esta persona? En fin, algo raro pasa, y como dicen los catalanes, tendríamos que mirárnoslo.

Anónimo dijo...

Derroche de inteligencia, energía y sensibilidad.

De tu amigo Valentín.

Jose Luis Sarmiento dijo...

Hola, no se quienes sois, me he quedado muy impactado con la foto de Javi, sólo deciros que era/es mi primer amigo, era/es mi hermano y ahora era/es parte de mi y ya para siempre.
Gracias a todos los que habeis escrito por ser tan especiales.
Cuesta trabajo no acordarse de el, ¿verdad?...
José Luis Sarmiento.

José Antonio Cabello Campos dijo...

Precisamente hoy, casualmente, me entero que vas a formar parte de una colectiva denominada: "AUSENTES". Me lo ha comentado muy emocionado tu amigo Angel Espartero. Me he enorgullecido y comprueblo que tu ciudad no te olvida.
Tu dentista, espontánemente, me dijo que las pinturas que entregabas en especie, hoy, para él, son verdaderas joyas.
Tu amigo Antonio Castillo, pura coincidencia, me leyó una carta tuya que el guarda como un tesoro. La emoción nubló nuestros ojos.
Poco antes de tu partida, me preguntabas: ¿Para qué quiere la gente tantas casas? Hoy, ya ves qué ha pasado. Eras un visionario.
Mis clientes se sorprenden y admiran tu pintura del 92: "Se vende, "rason" aquí". Interpreta una realidad, en la que aún estamos inmersos.
Nuestro día a día está lleno de tus colores, tus poesías, tus olores, tu ingenio superlativo...
Además todos nuestros sobrinos sienten por ti una profunda veneración.
Yo también. Tu hermano Pepe Cabello

Antonio J. Reyes dijo...

Ya hace 14 años que se quitó la vida mi primo Javi Cabello Campos. Compañero de locuras en la adolescencia y maestro también en muchas cosas. Un artista en todo lo que se tuviera en mano pero sin duda, su vida no pertenecía al mundo que nos tienen preparado los mayores. Era tan veloz para todo que su paso al final quedó fugaz entre nosotros. Aún me lamento muchas veces de no haber estado con él cuando más le hacíamos falta, aunque nunca le faltaron sus hermanos.
Pero eso sí, disfruté de su compañía, toda energía, en un momento importante de mi vida. Anhelo las "pechás de reir" con él, sus tonterías, aquellas partidas de ajedrez que tenían vencedor seguro, sus locuras en nuestro equipo de baloncesto, los ratos de footing aunque recoriera mi camino tres veces, porque siempre iba a una velocidad inusual, el pasar también ratos tranquilos en su habitación oyendo esa música que nos gustaba y escuchando sus historias inverosímiles pero ciertas, su grito introductorio lo conservo en el inicio de una canción de Simple Minds que me grabó en cassette. Como me dijo, "Antonio, es que le pega". Sus cosas... También entonces aquellos primeros cuadros con lo que tuviera en mano y un estilo muy propio,... Siempre con el vacío de la muerte prematura de mi tía María Campos, su madre, y que plasmó en aquella primera gran exposición en solitario con un lienzo en blanco, con todo por pintar. A mi madre, decía.
Un día del Carmen amaneció gris y no dábamos crédito. Primo, sigues vivio en mucha gente que te queremos.
En este blog, se comparte mucho de lo que sigue siendo Javi hoy en día. Te quiero, Javi.
Tu primo Antonio Jesús

Anónimo dijo...

Hoy hemos vuelto a disfrutar de tu alma de artista. Una jugosa simbiosis de poesía y teatro se ha representado en Vélez. Tu poesía ha vuelto a recitarse bajo los focos y danzas de actores y actrices en clara alusión a los contenidos de cada poema. Emocionante escuchar tu nombre entre fuertes aplausos. Te queremos. Pepe Cabello.