viernes, 24 de julio de 2009

Los fogonazos de Óscar Sipán, 17

..

DESTRUCCIÓN
..


Lo nuestro se desmoronó como las Torres Gemelas; no por el impacto de terceras personas, sino por la metástasis en las vigas maestras de la relación.
..
Así caímos.
De forma traumática.
Sobre nosotros mismos.
..
..
..FOTOGRAFÍA AÉREA
..
..
Un hombre llamó a mi puerta y me ofreció una fotografía aérea de mi pueblo. Colgada en la pared del comedor, me siento orgulloso de las murallas romanas, de los palacios exóticos y de ese mar que nunca tuvimos. Me preocupa el avance de las tropas enemigas.
..
..

CABEZA DE VACA
..
.. ..
TIENE CABEZA DE VACA para rumiar el pasado y cuerpo de mujer para escapar del tedio: ella busca la diversión donde otros buscan la muerte. Manos de hilandera y corazón de puta. Se cansó de vivir drenando las ideas arriesgadas, de esperar el príncipe azul con una taza de té entre las manos. Su lengua es fría, tacto de alga y pila voltaica. Tiene un lunar allí donde nacen las dudas, ríe en los funerales y llora en los bautizos, y siempre termina susurrándote al oído: Dios es un locutor de radio llenando la programación con temas intrascendentes.
..

6 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

¡Joder! Pero mira que es bueno este niño. De verdad que no sé elegir uno. Magníficos los tres.
Gracias por traerlos, Fernando.
Un saludo a los dos.

Antonio Tello dijo...

Óscar Sipán es un joven talentoso que dentro de muy poco, si todo sale como debería salir, es decir, según la disposición astral de las medusas, mucho que hablar. Las tropas enemigas no le quitarán ni el pan de su apellido. Y si se lo quitan siempre le quedará su afirmación.

Pedro Herrero dijo...

Me gusta especialmente el segundo texto. Me recuerda la fascinación que ejercen los mapas de cualquier tipo, la facilidad con la que dejan de ser meras descripciones físicas de un territorio para mostrar también los posibles itinerarios de la memoria.

Hiperbreves S.A. dijo...

Genial, como siempre.

Argénida Romero dijo...

Interesante. Sigo con las visitas.

Algo: la primera ilustración corresponde a una pintura que se llama Desnudos en la playa, de José de Togores (1922)

MGJuárez dijo...

He descubierto aquí a Óscar Sipán; ahora "le persigo" por la red. Muchas gracias.

No sé quién escoge las imágenes, pero el texto "sale" de ellas.

¡Genial este verano de fogonazos!

Saludos,
Montse.