martes, 21 de julio de 2009

Castellet, premiado

....
Siempre es noticia que se reconozca la labor de un crítico literario, dado lo poco frecuente, aunque en este caso nuestro hombre aparezca desdoblado en importante editor. Josep Maria Castellet (Barcelona, 1926) ha obtenido el Premio Nacional a su trayectoria profesional y artística que concede el gobierno autónomo catalán. Formaban parte del jurado, entre otros, hasta un total de 24 miembros nada menos, Víctor-M. Amela, Lluís Bonet Mojica, Àlex Broch, Miguel Gallardo, Anna Lizaran, Àngels Margarit, Jordi Pablo, Marta Ramoneda, Carme Riera, Jorge Wagensberg y Anatxu Zabalbeascoa. Castellet ha sido un hombre apreciado, tanto por su labor ensayística y editorial, como por su afabilidad y capacidad de encaje, pero también ha sido criticado por sus arbitrarias antologías de poesía o su sorprendente deriva catalanista y su capacidad para mimetizarse en otro medio cultural.
.......
.....
Castellet fue un crítico literario de referencia durante la década de los años cincuenta y sesenta, primero en novela y luego en poesía en castellano. Asimismo, estuvo estrechamente vinculado al grupo catalán de la generación del cincuenta, en especial a Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma, Gabriel Ferrater y José Agustín Goytisolo, durante los años míticos de la editorial Seix Barral. Destacan sus libros y antologías, desde Notas sobre literatura española contemporánea (1955) y La hora del lector (1957), hasta las muy exitosas Veinte años de poesía española (1960), referencia obligada en la defensa de la poética realista, y Nueve novísimos poetas españoles (1970), que pregonaba precisamente lo contrario, la ruptura con la antedicha poética. Hoy me parece que les concedemos un valor más bien sociológico que literario, puesto que generaron más confusión que otra cosa.
....
A mediados de los sesenta empezó a relacionarse cada vez más estrechamente con la literatura catalana, dirigiendo Edicions 62, a través de la cual difundió en catalán la mejor literatura europea y norteamericana del momento, prestándole apoyo a jóvenes narradores, tales como Baltasar Porcel, Montserrat Roig y Terenci Moix. Pero también se encargó de la excelente Península, dedicada al ensayo en castellano. En total, editó unos 3.500 libros, a lo largo de unos cuarenta años. ¿Hay quién de más? A la vez, estudió sobre todo la obra de Espriu (Iniciació a la poesia de Salvador Espriu, 1971) y Pla (Josep Pla o la raó narrativa, 1978). Además, resultan imprescindibles sus antologías de la poesía catalana, compuestas en colaboración con Joaquim Molas.
....
....
Pero quizá la gran noticia sea que veinte años después, tras haberlo anunciado en numerosas ocasiones, aparecerá en otoño la segunda entrega de Los escenarios de la memoria (1988), para mí su mejor libro, en la que se ocupa de seis personajes, todos muertos y "grandes amigos" del autor: Manuel Sacristán, Carlos Barral, Gabriel Ferrater, Joan Fuster, Alfonso Carlos Comín y Terenci Moix. Felicidades, pues, y por partida doble, al tachado de mestre, y espero que en esta ocasión no vuelva a dejarnos con la miel en los labios...
.....
* En la segunda foto, Castellet anuncia que el Premio Biblioteca Breve de 1970 había quedado desierto. Lo acompañan Juan García Hortelano, Carlos Barral, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Isabel Mirete (esposa de Castellet) y un jovencísimo Salvador Clotas.
....

2 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Felicidades Castellet.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Excelente nota biográfica, Fernando, y muy bien puestos los incisos sobre los aspectos más criticados del personaje y el valor real de sus antologías.