jueves, 9 de abril de 2009

Autorretrato de MARÍA ZAMBRANO

.....
.....
Me vine aquí, a esta soledad. Roma es para mí un claustro, a veces, y otra una especie de desierto, donde, claro, he encontrado algunas personas. Y tampoco yo no tengo ya aquella delgadez esquelética, y tengo muchos más años, bastantes más que usted. Más por dentro... No, no le voy a decir que soy joven; eso pasó. Me he transformado a fuerza de sufrir y sufrir, sin tregua casi. Y así, en lugar de ser ingenua, como era cuando usted me conoció, soy cándida; en lugar de no ser lista, soy tonta, casi idiota, créamelo. Al escribir "El Idiota" que usted albergó en su revista, tuve presente dos que he conocido de cerca y El niño de Vallecas. Pero el `adentro´, los adentros, no podían ser sino sacados de mí. Así que ya tiene un poco mi retrato. Añadiré que vivo con apuros y muy modestamente, en una casa chiquita con mi hermana y con muchos, demasiados gatos.
.....
.....
* Carta de María Zambrano a Camilo José Cela, desde Roma, del 28 de noviembre de 1962. Procede del libro de Camilo José Cela, Correspondencia con el exilio, Destino, Barcelona, 2009, pp. 50 y 51. Prólogo de Eduardo Chamorro. Nota sobre la ed. de Jordi Amat.
Cela conoció a María Zambrano en su despacho del Ministerio de Estado, en 1935, pero luego frecuentó su casa familiar, situada en la plaza del Conde de Barajas. La revista a la que se refiere es Papeles de Son Armadans.
.....
* El autorretrato es de Leonora Carrigton.
....

6 comentarios:

Magnolio dijo...

¿Cómo es posible que una de las mentes privilegiadas de la filosofía española, una escritora capaz de general tanta belleza se autodenominara "idiota"?. Y me respondo:las consecuencias del sufrimiento son insondables.

Fernando, aún de forma tan triste, gracias por traerla aquí.

Bel dijo...

Conmovedor... y triste. Si se piensa bien, rabia y amargura, pero imprescindibles recordar y recordar estos testimonios.
Gracias, Fernando.

Ada dijo...

Este testimonio me hace pensar, una vez más, que la humildad nunca se aparta de las personas grandes, muy grandes.
Bellas confesiones.
Saludos.

Julia dijo...

Ella tenía que saber que idiota significa persona preocupada sólo de lo suyo. Ahora es un insulto.
La frase en que Zambrano emplea esa palabra parece confusa y es probable que tenga otra interpretación y no la del pasado: idiota el que no se ocupaba de asuntos políticos.
Pero estaban los asuntos espirituales de los que ella sí se ocupaba. Idries Shah, en La sabiduría de los idiotas, ha recogido hermosos textos de la tradición sufí.
Puede que Zambrano esté aludiendo a este significado.
Hay palabras a las que no se sabe por dónde cogerlas.

siempreconhistorias dijo...

Interesante interpretación la de Julia, referida a aquella mujer que tantas alusiones hizo a la carencia de mística en la tradición de este país y tan gran conocimiento de lo interior tenía.
Gracias por el post. Juntar a María Zambrano con Eleanora Carrington pasando por Cela me deja embobada.
Saludos.

Isabel dijo...

Este autorretrato me gusta y me gusta más su autora, es todo naturalidad y el saber de las personas sabias.