jueves, 17 de noviembre de 2011

Todos contentos con Neymar

...
Picoteando en la presa, me encuentro con la noticia de que el futbolista brasileño Neymar (en realidad, Neymar da Silva Santos Júnior), codiciado por el Madrid, y parece ser que también por el Barcelona, ha renovado su contrato con el Santos, su actual club, donde se formó Pelé, como saben los aficionados al fútbol. La noticia ha supuesto para mí un alivio, aunque me hubiera gustado que lo fichara el Madrid. A quien le habrá robado la tranquilidad es a mi buen amigo Luis Landero, pues sospecha -hombre de poca fe- que se trata de una operación para encarecer el fichaje. Hace unas semanas, paseando por la orilla del lago Neuchâtel, en la suiza profunda, comentábamos que no lo queríamos ni en el Madrid ni el el Barça, tanto por la manera de conducirse como por su aspecto entre ridículo y hortera; penoso, en suma. De la misma manera que ni a Landero parece gustarle Mourinho, en eso comparte gusto con Javier Marías, ni a mí me gustaba Laporta, para nuestros respectivos equipos. Creo que Neymar, el hombre de las mil muecas, de haber venido a España hubiera hecho mejor pareja con algunos jugadores del Madrid, tipo Sergio Ramos; mientras que en el Barcelona, sólo se hubiera encontrado cómodo con la minicrestilla de Villa, y eso poco es. Aunque, en honor a la verdad, parece que una de las razones, según la prensa, por las que Neymar no se ha decidido a fichar por el Madrid es que Mourinho había amenazado con pelarlo, aunque la noticia no aclara si la delicada operación iba a llevarla a cabo el mismo entrenador portugués, o pensaba encargárselo a un peluquero de confianza. No me cabe la menor duda, además, de que Mourinho se habrá preguntado si Neymar podrá meter goles de cabeza con semejante peinado, si no se le quedará el balón pegado a la brillantina. En fin, todo son preguntas, y todo resulta confuso en torno a este complejo asunto.
....
..
....
El caso es que las cosas han llegado a tal punto que no solo queremos que nuestro equipo gane, sino también que sus directivos y entrenadores sean discretos y se comporten con prudencia y dignidad. Mi modelo, al respecto, no es Guardiola, sino Del Bosque. El catalán es prudente y respetuoso, pero demasiado montserratino para mi gusto, aunque no sé si el calificativo se entenderá fuera de Cataluña. 
Y por lo que respecta a los futbolistas, tampoco me gustan los pelados estrambóticos, ni las celebraciones de gol infantiloides y ridículas, tipo homenaje a mi niño recién nacido, ni los bailes africanos o caribeños tras el gol. En fin, que uno, como Landero, es partidario en todos los órdenes de la vida de aquello que escribió Cervantes: "Llaneza, muchacho, no te encumbres, que toda afectación es mala". Claro que, me consta, que con estos peregrinos principios pocos títulos se acaban ganando...
 ....

10 comentarios:

Araceli Esteves dijo...

Otras, me pensaba que Neymar era otro autor que desconocía y he estado a punto de empezar a bucear en Google para averiguar a quién me estaba perdiendo esta vez.
Luego he recordado que también eres un hombre.
Sonrisa y besos.

AGUS dijo...

Fernando, a mí me hubiera gustado que viniera. Al Madrid, digo. Y ver la entrevista en el programa deportivo Punto Pelota de Intereconomía. Incluso podrían echar mano de Juan Manuel de Prada, si la cosa se tercia, claro. Creo que harían una buena pareja televisiva. Sólo de saber que tan bella estampa nunca podrá ser, se me encoge algo. No sé el qué, pero se me encoge.

Abrazos.

Fernando Valls dijo...

Araceli, no solo de literatura vive el hombre...
Agus, a mi también me hubiera gustado que lo fichara el Madrid; pero Landero, en cambio, era partidario de que estuviera en el Barcelona.
A JMdeP dejémoslo por hoy que es el día de otro impresionante escritor, CRZ.
Besos y abrazos, respectivamente.

LPO dijo...

A estas agudas y punzantes observaciones, bien jocosas, podríamos añadir que junto a la capital (o capilar) importancia adquirida por la peluquería en lo futbolístico, no es menor la de los cursillos de arte dramático que sin duda imparten a los jugadores en las 'concentraciones': cómo fingir con verosimilitud horrorosas fracturas, mediante aspavientos aparatosos, muecas perturbadoras, esparavanes y sanvitos, que alertan a ambulancias y a hospitales de guardia, y cesan de golpe en cuanto la representación deja de ser necesaria para confundir al árbitro. Sin olvidar el repertorio de gestos enfáticos con que indicarle lo que en cada lance debe pitar...
En los partidos de fútbol espectáculo no falta hoy, aunque con frecuencia se escore más a la farsa que al deporte.
¡Esa escuela del aullido que siguen los locutores!

César Romero dijo...

Yo creo que haría mejor pareja con CR9 (¿familia de ese escritor CRZ?) que con Sergio Ramos. Eso sí, mientras este juegue con mangas largas, a ser posible tipo Molowny.
Molowny, el maestro de Del Bosque.
Pues estas entradas nada literarias, de cuando en vez, se agradecen.
Y si no lo queréis ni en el Madrid ni en el Barça, para el Sevilla, que aquí sabremos darle en la cresta...
Un saludo

Francis Black dijo...

Guardiola es super útil pero a mi me gusta más Frank Rijkaard, un tio más normal con menos vueltas que Guardiola.

Neymar me recuerda a aquel Denilson del Betis de los 90,no le veo mucho futuro en Europa.

Esther Andradi dijo...

Qué divertida esta entrada Fernando... no me la esperaba. Quiero decir, que pensé, como Araceli, que se venía un microrrelato sobre el tema. Y no. Nada más una superfoto. Y aunque jamás he visto a Neymar la pregunta me la haría también yo, cómo hará goles con esa cresta. De veras, da para un buen micro, un abrazo!

Fernando Valls dijo...

César, la diferencia es que CR9, aunque es bastante hortera, a pesar de que él se cree el hombre más guapo del mundo, se dedica a jugar y lo hace muy bien. Ramos no es menos hortera y también es buen futbolista, pero gran parte de su energía la dedica a buscar pendencias y a preocuparse por como anda su pelo. Saludos.

Primitivo Algaba dijo...

Buenas noches Fernando, el fútbol no hay quien lo entienda, y a Neymar tampoco, pero el niño hace cada cosa con el balón que deslumbra, ojalá le veamos pronto en el Madrid. Un abrazo
Primitivo

César Romero dijo...

Ramos no me parece tan pendenciero. Sí demasiado vehemente, pero no creo que eso le quite energía (es muy del tipo Puyol).
Y por supuesto que CR9 es un grandísimo jugador.
Creía que la ironía y el espíritu ligero se notaba en mi comentario. O no, como diría Rajoy.
Un saludo