miércoles, 10 de noviembre de 2010

DIEGO MUÑOZ VALENZUELA, 1

......
"El entomólogo torturador 1"
......
Se quedó mirando fijo los ojos de la mariposa. Después la abofeteó con rudeza antes de preguntarle por última vez:
-Contesta, si aprecias tu vida. No sigas protegiéndolo. ¿Dónde está el maldito Chuang Tzu?
......
..........
"El entomólogo torturador 2"
......
Clavó nuevamente la cachiporra electrónica en los genitales del vencido escarabajo. Sin dejar de aplicársela, preguntó por última vez.
-No repetiré la pregunta, monstruoso insecto. ¿Qué le hiciste a Gregorio Samsa?
.......
"El entomólogo torturador 3"
.......
Observó con desprecio al díptero a través de la enorme lupa, a sabiendas que estaba condenado irremisiblemente. Disparó con precisión el láser sobre uno de sus ojuelitos, desintegrándolo. El insecto vibró de dolor.
-¿Cuántos pares son tres moscas? –aulló el interrogador.
Utilizó el rayo para seccionar una de sus piernas traseras. Una mínima voluta de humo emanó del exoesqueleto y los élitros temblaron.
-Un mosquito mata un león. No te hagas el inocente y contesta. Antes he matado a siete de un golpe –le quemó una docena de ojuelitos.
-En boca cerrada no entran moscas –replicó el díptero, sellando su suerte.
.........
.......
* Diego Muñoz Valenzuela (Constitución, Chile, 1956) ha publicado los volúmenes de cuentos Nada ha terminado, Lugares secretos, Ángeles y verdugos, Déjalo ser y De monstruos y bellezas; y las novelas Todo el amor en sus ojos, Flores para un cyborg (Eda, Málaga, 2008) y Las criaturas del cyborg. Ha sido incluido en diversas antologías, como Velas al viento. Los microrrelatos de La nave de los locos (Cuadernos del Vigía, Granada, 2010). Sus cuentos han sido traducidos al croata, francés, italiano, inglés y mapudungun. Y ha obtenido el Premio Consejo Nacional del Libro en 1994 y 1996. Más detalles en: h
ttp://diegomunozvalenzuela.blogspot.com/. Todos estos microrrelatos son inéditos.
.......
* En la primera ilustración aparece Chuang Tzu. La foto de Diego Muñoz Valenzuela se la hizo Gemma Pellicer en Bogotá.

5 comentarios:

Alfredo J. Ramos dijo...

Interesantes micros temáticos los de esta tríade de Diego Muñoz; aprecio los homenajes de los dos primeros (bofetones y coleogenitales incluidos) y me quedó con la boca un tanto abierta en el tercero. Saludos

Jesus Esnaola dijo...

Si es que lo de la mariposa de las narices, lo del escarabajo maldito, no podía acabar de otro modo. Por ponerme puntilloso, me habría gustado que Diego le hubiera torturado al dinosaurio de los güevos, pero vaya, seré paciente, que esta entrada lleva el número 1 y todo sea que me esté adelantando.

Un placer, Diego; gracias, Fernando.

Julia U dijo...

Chuang Tzu... Creo que se ha escondido.

Esteban Dublín dijo...

Estos microrrelatos de Diego Muñoz son un regalazo. ¿Publicarás más, Fernando?

Fernando Valls dijo...

Pues, sí, Esteban, habrá más entregas. Saludos.