viernes, 19 de noviembre de 2010

¡Arde la nave de los locos!

......
Para los curiosos y para los amantes de las estadísticas, diré que el martes pasado este blog tuvo 1.176 descargas; el miércoles llegó a 1.328; y ayer, jueves, se puso en 1.634, que si no me equivoco es el récord. Pero como el contador andaba un poco loco, hasta su definitiva desaparición, sin que nos dieran explicación alguna, a lo mejor resulta que todo es virtual, pura fantasía y todos los comentarios de estos últimos días me los he inventado yo, remedando voces de visitantes y amigos habituales, con lo que yo me llevaría todos los palos, pero también toda la gloria. Nada más, ni nada menos.
......
........

8 comentarios:

Araceli Esteves dijo...

La nave tendrá que ampliar los metros de eslora. O eso o procurarse más navíos ¿la flota de los locos?
Porque a bajar a tierra no creo que nadie se apunte.
"Más madera" Fernando.

Abol dijo...

Mi blog también ha tenido una increíble alza de visitas estos últimos días. Me pareció raro. Revisé las estadísticas y el país que más sobresale es EEUU, donde quien entra al sitio no es una persona, sino una spider o robot: Google Instant Preview, puesto en marcha el 10 de noviembre.

Te recomiendo leer este artículo:
http://www.mkeficaz.com/google-instant-preview-y-analytics-el-horror

Abrazos,
Lilian.

Fernando Valls dijo...

Lilian, la verdad es que siempre sospeché que todos mis visitantes podrían ser robots contratados por mi psiquiatra alemán para animarme. Voy a confesar por primera vez que me lo recomendó Woody Allen, como sabes gran admirador de Uma Thurman. Besos

Miguel A. Zapata dijo...

Fernando, llevo una hora intentando enviar un (extenso, ¡ay!) comentario a la última entrada, la de ayer o anteayer, creo, pero mi pc debe estar bajo los efectos de ese psiquiatra alemán que dices, porque me da error todo el rato. En fin, espero que no se pierda en el ciberespacio; total, he llegado a perder por un virus un libro entero, o sea que ya tengo callo con esto de lo silíceo.
Abrazos.

Fernando Valls dijo...

Miguel Ángel, tu comentario está publicado en la entrada anterior. Saludos.

Bel M. dijo...

Estoy segura de que funcionaba. ¡Felicidades, Fernando! Tu nave merece eso y más. Yo estoy encantada de ser una loca.

Hiperbreves S.A. dijo...

Con el nivel de apasionamiento y análisis profundo del debate generado por esos dogmas, no me extraña que esos miles de visitantes sean realmente señores y señoras con gafas que viven rodeados de libros. Qué bueno todo este incendio literario, Fernando.

Mariano Zurdo dijo...

¡Que arda si es para enriquecernos!
No he participado en el debate por falta de tiempo, no por falta de ganas, aunque reconozco que me da cierta pereza entrar en ciertas discusiones en las que no sé si todos estamos por la labor de escuchar/aprender/asimilar/compartir. Utilizo la primera persona del plural, que conste.
Mi aproximación a la literatura, como lector, escritor y editor, cada vez tiene una vertiente más disfrutona (perdón por el palabro), y pienso que a veces olvidamos el disfrute en la creación y la lectura en aras de otros objetivos no menos loables.
El otro día, el presentador del último libro de nuestra editorial, dijo que una de las mejores cosas del libro que presentaba era que le había entretenido mucho, cosa, añadía, poco común en los últimos tiempos. Luego entró en un análisis técnico sesudo e interesante.
Talento y disfrute. Me quedo con eso por encima de realismo sí, realismo no o realismo según cómo.
Aunque comentaré poco, os seguiré leyendo a todos y a todas siempre que pueda, porque donde hay pasión se aprende.
Un abrazo zurdo.