viernes, 19 de noviembre de 2010

Castellet, premio de las Letras Españolas

......
Josep Maria Castellet es el primer crítico literario que obtiene el Premio Nacional de las Letras Españolas, dotado con 40.000 euros, que concede el Ministerio de Cultura. Los críticos no suelen recibir este tipo de reconocimientos, ni tampoco ningún otro. Es más, ni siquiera se cuenta con ellos para los frecuentes debates que hoy se organizan aquí y allá. Por eso me parece una buena noticia para los que seguimos creyendo en la utilidad de la crítica que un galardón tan prestigioso haya reconocido su labor, aunque la nota oficial del jurado lo haya disfrazado de mediador entre culturas y bla, bla, bla… Castellet ha sido también un importante editor, en Edicions 62 y en Península, y ensayista.
Nacido en Barcelona, en 1926, se licenció en Derecho en la Universidad de la ciudad, formando parte del llamado grupo del 50, junto a Carlos Barral, Gil de Biedma, Gabriel Ferrater y los Goytisolo, por sólo citar a sus interlocutores más cercanos. Y es autor de libros tan influyentes, aunque no siempre acertados, como La hora del lector (1957), así como de las antologías Veinte años de poesía española (1959), pronto reeditada ampliada, y Nueve novísimos poetas españoles (1970), con la que introdujo la cultura pop en la literatura española.
......
......
Pero a partir de finales de los sesenta, primero por razones laborales y luego, además, por convicción, casi sólo se ha ocupado de la literatura catalana, convirtiéndose en el principal teórico y defensor, junto a Joaquim Molas, del denominado realismo histórico, de lo que resulta buena prueba la antología Poesia catalana del segle XX (1963), en colaboración con el citado profesor. En las décadas siguientes publicó tres influyentes ensayos, Lectura de Marcuse (1969), Iniciación a la poesía de Salvador Espriu (1971) y Josep Pla o la raó narrativa (1978), y fue el primer presidente de la Asociación de Escritores en Lengua Catalana (1978-1983). Se ha comentado a menudo que de haber formado gobierno los socialistas catalanes en las primeras elecciones autonómicas, hubiera sido el conseller de Cultura.
Pero tenemos que esperar hasta finales de los ochenta para que vuelva a publicar dos libros de sumo interés, a caballo entre el memorialismo y el retrato literario, como son Memòries poc formals d'un director literari (1987), de escasísima difusión, y Los escenarios de la memoria (1988), al que ahora hay que sumar el recientísimo Seductores, ilustrados y visionarios. Seis personajes en tiempos adversos (2010), del que pienso ocuparme aquí mismo con más detenimiento.
.......
.......
El jurado, presidido por Rogelio Blanco, ha estado compuesto por Xosé Ramón Barreiro, Joseba Lakarra, Carles Miralles, Evangelina Rodríguez Cuadros, Margarita Salas, Antonio Hernández, Javier Goñi, María Luisa Ciriza y Ana María Moix. Faltaron a la cita, como era previsible, Rafael Sánchez Ferlosio y Juan Goytisolo.
Con motivo de la concesión de este premio él mismo ha definido a la perfección el rasgo más significativo de su personalidad, de su trayectoria profesional: “yo me he hecho con los demás, no me he hecho solo, primero con los escritores de la generación de los 50, luego con escritores catalanes decisivos para mí como Pla y Rodoreda”. Y, en efecto, para componer las dos antologías dedicadas a la poesía española contó con el asesoramiento y consejo de Barral, Gil de Biedma y José Agustín Goytisolo.
......
........
Castellet fue el crítico más influyente en la narrativa y en la poesía en castellano durante más de dos décadas (aunque no sé si el mejor, pensando en Antonio Vilanova), entre los cincuenta y los primeros setenta, pero a partir de los últimos años del franquismo su incidencia se ha producido, sobre todo, sobre la cultura y la literatura catalana, con la que se ha sentido identificado. Si la memoria no me falla, el último crítico literario que había tenido un reconocimiento importante (Premio Príncipe de Asturias, miembro de la Academia), había sido Ricardo Gullón. Tal y como están las cosas, el que se reconozca la trayectoria de un crítico, quien ha destacado por sus aciertos, pero no menos por sus errores, es una grata noticia.
......
.......
* En la segunda foto aparece con Gil de Biedama, José Agustín Goytisolo y Carlos Barral; y en la tercera, con Juan García Hortelano, Barral, García Márquez, Vargas Llosa y Salvador Clotas.
.......

9 comentarios:

Betlem Aguiló dijo...

Veo que has vuelto al orden!

Fernando Valls dijo...

Sí, querida Belén, hemos vuelto casi al orden académico. Te echaba de menos. Besos.

bosqueUmbroso dijo...

Gracias por compartir y documentar esta BUENÍSIMA NOTICIA.

Ya está bien de ningunear la figura del crítico, de que no se valore su formación, su criterio... más allá de ciertas "críticas mediatas" en determinados medios.

Me encantará compartir nuestras ideas DE GRANDES CRÍTICOS DEL SIGLO XX... porque, como sabes, JOSE LUIS CANO*** me trae de cabeza, en el mejor sentido del término.

Recibió la Medalla de Oro de las Bellas Artes y alguna otra condecoración de las letras CATALANAS, precisamente. Él hubiera ratificado la afirmación de "hacer con otros, contar con la sabiduría de grandes poetas para las antologías"

Ya hablaremos...

*ah, disculpa el "lapsus" de la fiesta... el vinito tras la compartir lecturas en "VALTI" lo pago yo, jejejej

bs

bosqueUmbroso dijo...

Disculpa,fERNANDO, el último párrafo... está dirigido a jesús ortega (confusión de blog, ya ves como tengo la cabeza)

No me reconocerás, soy amiga de aRCVAS, GINÉS... EN gRANADA. tE COMENTÉ QUE ESTABA HACIENDO el doctorado en TEORÍA de la literatura. He utilizado tus ediciones en el curso sobre "relato".


selecciona partes del comentario anterior, lo último no, claro...

¿Conociste A jOSE lUIS CANO? voy a hacer la tesis sobre él, estoy emocionada. Me parece una figura ejemplar que necesita ser bien estudiada. Yo lo intentaré

Fernando Valls dijo...

BS, sí que te recuerdo de Granada, claro, y siento decirte que no conocí personalmente a José Luis Cano, pero me parece buena idea que le dediques la tesis. La historia de la crítica española en el siglo, está casi toda ella por hacer, aunque Cano, más que un gran crítico, me parece que fue un excelente mediador y promotor literario, desde la edfitorial y la revista Ínsula.

Julia dijo...

Bien por la tesis sobre José Luis Cano y su difícil trabajo (por lo peligrosos que fueron aquellos años)en Ínsula.
Habría que recoger los pliegos de descargo que envió al ministerio correspondiente sobre libros censurados.Una leyenda.
Suerte.

Anónimo dijo...

¿De verdad crees que podría solicitarlos? Gracia por la sugerencia.

Si tienes alguna otra propuesta o idea, escríbeme por favor
selva.silvia@gmail.com

GRACIAS

Fernando Valls dijo...

Silvia (me gusta más que BS), deben estar en el Archivo de la censura, en Alcalá de Henares, si no me equivoco. Saludos.

bosqueUmbroso dijo...

MUCHAS GRACIAS, LO BUSCARÉ.

¡QUÉ BUENA IDEA! puede ser un filón.

Te iré contando.

GRACIAS POR TU BLOG