jueves, 1 de julio de 2010

Autorretrato de RILKE

.......
.....
"Autorretrato del año 1906"
.....
La antigua y noble estirpe,
firmemente asentada en los arcos de los ojos.
En la mirada, aún el miedo y lo azul de la niñez,
y algo de humildad, no de criado,
sino de servidor o quizá de mujer.
La boca es lo que es, grande y exacta,
sin hablar en exceso; de expresión
ajustada. La frente sin maldad,
y la mirada baja, con gusto entre las sombras.
.....
....
Y todo ello en esbozo, en intuición primera,
no reunido aun por el dolor o el éxito,
para quedar fijado de modo duradero.
Tal como si, hecho de elementos dispersos,
se preparase de lejos a ser algo verdadero y serio.
......
.....
* El autorretrato final es de Rodin. La traducción del poema es de Antonio Pau.
......

3 comentarios:

Mita dijo...

La tristeza...que también es una ola...:)
Gracias

Uceda U. dijo...

La frente sin maldad,
y la mirada baja, con gusto entre las sombras.
.....
....
Y todo ello en esbozo, en intuición primera,
no reunido aun por el dolor o el éxito,
para quedar fijado de modo duradero.
Tal como si, hecho de elementos dispersos,
se preparase de lejos a ser algo verdadero y serio.

Magnífico retrato de lo que es sin ser todavía. Magnífico tiempo verbal que no existe. El movimiento de la evolución de un rostro y un alma.

Anónimo dijo...

Querido Fernando:

Trea acaba de publicar "Worpswede", un texto de Rilke, inédito hasta ahora en castellano, sobre su estancia en la colonia de pintores del mismo nombre allá a principios del siglo veinte. El texto, un encargo de la editorial Insel, es interesante, sobre todo porque Rilke hace milagros con la obra de unos pintores que no son gran cosa y que hoy son más recordados por lo que el poeta escribió sobre ellos que por su propia pintura. La edición, además, es muy bella.

Un abrazo,
Ricardo MS